Saltar al contenido

Motivación para un negocio -¿Cómo motivarse? – Razones y Más

¿Qué es la Motivación?

La Motivación es un proceso de desarrollo mental que ocurre generalmente desde el cerebro límbico, que impulsa al ser humano a la acción para el logro de metas y proyectos.

Conoce aquí toda la información acerca de negocios rentables.

Más de negocios rentables aquí

Importancia para las empresas

La motivación es un proceso que impulsa al ser humano a la acción para superar situaciones y conseguir metas en su vida, es importante porque proporciona el salto que las personas necesitan para el logro de sus metas, las incentiva a mantener sus responsabilidades y resolver problemas.

La motivación puede ser reconducida al observar las metas de cada quien, evaluando lo que está planteado para lograr esas metas y creando una ruta así como recompensas personales para obtener el progreso.

La motivación puede ser dificultosa para las personas que laboran en espacios de oficina profesionales donde pueden sentir que el trabajo complejo pasa desapercibido o que las constantes presiones del entorno competitivo agotan al personal. Por ello, la motivación es importante para mantener la fuerza de trabajo, especialmente porque es uno de los factores más importantes que impulsa el personal que es productivo y trabaja en conjunto de una manera dinámica.

Para mantener la motivación en el personal, se aconseja usualmente  a la dirección que intente indagar lo que mantiene a su personal productivo y comprometido con el trabajo. Sin embargo, la motivación no siempre es importante para perseverar en la productividad, porque también puede ser una razón por la cual las empresas buscan retener  a sus empleados.

Componentes más importantes

Para algunos autores el concepto de motivación tiene dos componentes el motivo y el incentivo, el motivo se refiere a la razón que impulsa a la persona a la acción, mientras que el incentivo está en el entorno. Es decir que, el incentivo de un empleado para hacer bien su trabajo puede ser que el guste y apasione lo que hace, el buen sueldo y el buen trato que le da la empresa.

La motivación involucra las fuerzas biológicas, emocionales, sociales y cognitivas que activan el comportamiento reflejado. En el uso diario, el término motivación se usa frecuentemente para describir a una persona que hace algo, que motoriza acciones.  Por ejemplo, se podría decir que un estudiante está tan motivado para ingresar a un programa de psicología, que pasa todas las noches estudiando.

Otros autores señalan que la motivación tiene tres componentes principales  que mas bien parecen momentos en la misma, como son: activación, persistencia e intensidad.

La activación implica la decisión de iniciar un comportamiento, como inscribirse en una clase de psicología. La persistencia es el esfuerzo continuo hacia la meta aunque existan obstáculos. Un ejemplo de la persistencia sería tomar más cursos de psicología para obtener un título, aunque requiera una inversión importante de tiempo, energía y recursos.

La intensidad se puede evidenciar en la concentración y el vigor que se pone en la búsqueda de una meta. Por ejemplo, un estudiante puede tal vez pasar una materia sin mucho esfuerzo, mientras que otro estudiante estudia regularmente, participa en discusiones y aprovecha las oportunidades de investigación fuera de la clase. Al primer estudiante le falta intensidad, mientras que el segundo persigue sus objetivos educativos con mayor vehemencia.

Motivación para un negocio

¿Cómo se logra la Motivación?

La motivación es la razón que respalda  las acciones humanas. La motivación no sólo se refiere a los factores que activan las conductas, sino también a los factores que dirigen y mantienen estas acciones apuntaladas hacia un objetivo. Tales motivos rara vez son directamente observables. Por el contrario, las razones de la motivación deben inferirse basándose en los comportamientos observables.

¿Cómo pueden las personas lograr motivarse?

Por lo general, somos expertos en establecer metas. No obstante, es mas fácil establecer las metas que hacerlas cumplir en la realidad. Porque, todo ello tiene que ver con la motivación, por ello, hay que ser honestos y saber que tenemos problemas para mantener la intensidad en el logro de las metas. Por lo tanto, hace falta organizarse mentalmente. seguidamente le decimos cómo puede lograrlo.

Averiguar Las Razones

Para mantener una clara visión se necesita  escribir algunas razones por las que se quiere llevar a cabo una meta. Aunque pueda parecer obvio, nombrar las cosas concretas que se desean hará más fácil seguir el progreso y mantenerse motivado/a, en lugar de buscar un objetivo abstracto que no conecte con la realidad del momento.

Es muy importante afianzar la actividad a algo que realmente vaya a incentivar el comportamiento a largo plazo. Es crucial que la gente se dé cuenta de si las razones por las que han estado tratando de hacer algo en el pasado,  en realidad los llevan al fracaso o al éxito.

Mantener una lista de lo que le hace sonreír y le causa satisfacción

Una de las mejores maneras de mantenerse motivado/a es mediante la instalación mental, de algo que le recuerde o ayude a estar motivado/a. Digamos que no sabe exactamente lo que se quiere. Si sólo se sabe qué se quiere como por ejemplo, empezar a vivir mejor, entonces hacer una lista de los momentos que le hacen sonreír, y le dan satisfacción. 

Escribiendo mientras descubre los momentos del día que realmente le dan alegría, lo que le entusiasma y que le han llevado a donde se encuentra en este momento. Si no está completamente seguro de cuál es el final, intente rastrear lo que le hace feliz en este momento.

Mirar las excusas a los ojos

Las excusas son el mejor amigo y el mayor enemigo del ser humano para no estar motivado y que le impiden el logro de las metas. Dejar de desear, empezar a hacer y tomar el mando de la vida es lo que hay que hacer.

El truco está en mirar y enfrentar las excusas directamente. Por ejemplo, estar realmente demasiado cansado para hacer ejercicio, ser muy honesto consigo mismo y seguir adelante.

Si la persona ve que está usando una excusa, corregirse. La próxima vez que  ocurra probablemente se hará algo de nuevo, pero después de unas cuantas veces, se deja de hacerlo.

Desarrollar la práctica de la gratitud

En el momento en que se abren los ojos, somos conscientes de todo lo que tenemos que hacer en el día. Para mantenerse motivado, se deben marcar algunas cosas por las que se está agradecido mientras aún se está levantandose para el día a día. 

Cuando nos despertamos a menudo estamos abrumados con lo que tenemos que hacer y lo que tenemos que arreglar, y nuestro enfoque se convierte en eso. Por ello, hay que cambiar ese enfoque de inmediato, sólo reconociendo lo que es bueno, lo pone en un mejor marco mental para enfrentar el día.

Evitar que el miedo  paralice

Es sólo lanzarse y no preocuparse por fallar y perder la cara totalmente. El miedo  paraliza porque la gente siente que tiene que ser bueno en todo antes de empezar lo cual es contrario a la intuición, pero se vive en un mundo de gratificación instantánea. Por lo tanto, si uno apunta al último peldaño, todavía está un paso por encima de no intentarlo en absoluto  y un paso más cerca del objetivo final.

Tomarse unos segundos

Sólo se necesitan unos segundos de coraje  para hacer algo. Sólo hay que ser audaz y hacerlo, y lo que sea que pase, pasará. El resultado puede no ser perfecto, pero al menos se dio ese paso y este es un paso más cerca de la meta.

Todo se trata de pasos, incluso se necesita cerrar los ojos y respirar profundamente para darlos como el que daría el niño antes de saltar a una piscina. De la misma manera, se necesita el coraje  para enviar un correo electrónico a un nuevo contacto de negocios por ejemplo, después de pulsar el send es probable que quiera hacerlo una y otra vez.

Tipos de motivación para los trabajos

Esta motivación se produce a lo interno del individuo porque es a partir de si mismo como se desarrollan actividades en las que la mayor parte del tiempo no se ejecutan pensando en una recompensa externa. 

Generalmente, las personas que tienen motivación intrínseca dedican tiempo y esfuerzo al desarrollo de proyectos que muchos otros puede que no le vean sentido. Por ejemplo,  con frecuencia los artístas, pintores, escultores, escritores, hacen sus obras no pensando en que recibirán una compensación externa por ellas, sino por la pasión y entrega que tienen por las artes. 

Conoce aquí sobre motivación intrínseca.

La motivación extrínseca se produce como un incentivo desde el entorno hacia el individuo. Puede estar representada en algún premio, compensación salarial o en otro tipo de recompensa no laboral. Puede ser también un reconocimiento por un logro, el derecho a entrar a un grupo social cerrado o fraternidad en el caso de algunas universidades extranjeras. 

Conoce aquí sobre motivación extrínseca.

Este tipo de motivación puede estar presente en las actividades comunitarias que se realizan para ayudar a víctimas de desastres, los religiosos y devotos de la iglesia que suelen organizar muchas acciones de tipo solidario y trascendente, que puede ser para recaudar fondos para una causa noble o la recolección de productos para ayudar a los más necesitados, son un ejemplo de lo que puede significar esta motivación.

Conoce aquí sobre motivación trascendente.

Casos de para motivar laboralmente

Planteando un caso de motivación intrínseca breve, se puede mencionar un niño frente a los video juego, varias generaciones saben que la motivación intrínseca  puede traer horas y horas de desarrollo de un juego de video, desde su temática hasta sus logros que, bien no traen ningún tipo de beneficio más que dentro del mismo video juego y la satisfacción del niño de conseguir los niveles del mismo. 

Un caso de motivación extrínseca puede estar más presente en el caso laboral, sin embargo, toda actividad que tenga un agente motivador externo puede ser susceptible de presentarse como un caso de motivación extrínseca, bien es el caso del deportista profesional que, además de recibir un pago por su desempeño en el deporte que ejecuta recibe reconocimiento y premios a la excelencia.

Sobre la motivación trascendental se puede plantear un caso simple de un buen samaritano, alguien que encuentre a una persona en problemas y quiera ayudarlo, sin ningún tipo de reconocimiento o paga.  Ahora bien, este tipo de motivación siempre tendrá presente un contexto intrínseco, que será la satisfacción de ayudar a otros pero el carácter trascendental de estos casos radica en luchar por un ambiente más sano donde exista la conciencia, 

Algunas personas culturalmente pueden tomarse este concepto de forma más seria que otros, todo dependerá de la cultura y los valores con los que fue criado, además del ejemplo psicosocial que el individuo haya tomado producto de su vida en sociedades específicas, nunca será igual la cultura de una persona criada en buenos valores y costumbres que, la de una cuya vida ha sido la violencia sin sentido y la inseguridad

Conoce aquí los casos de motivación laboral.

Técnicas para motivar

Existen varias técnicas sencillas para encontrar la motivación, en el contexto intrínseco simplemente la persona debe buscar la actividad que más le guste y ejecutarla, si el sujeto está en una actividad que no le motiva puede buscar agentes distractores después de esta labor, por ejemplo, cuando termine el trabajo que no gusta  ir a correr, a jugar o a reunirse con los amigos en rato de esparcimiento. 

Estos planteamientos pueden servir de agentes motivadores para trabajar más rápido y sentirse motivado, si se está en una actividad que tiene un horario específico y una demanda determinada de tareas.

A su vez como hacen muchos deportistas, el hablar consigo mismo puede servir de técnica motivacional efectiva, tomarse un momento para respirar y prepararse mentalmente puede servir incluso como técnica mas fuerte y efectiva a fin de encontrar fuerzas  en los momentos más críticos y tediosos donde se necesita la motivación para ejecutar una actividad. En este espacio podrá encontrar más información acerca de las técnicas de motivación.

Conoce aquí las técnicas de motivación laboral.

Estrategias de motivación laboral

Una estrategia de motivación puede ser entablar relaciones de amistad con personas que sean afines y con las que se pueda llevar una buena comunicación, porque  a veces el solo escuchar y dar palabras de aliento puede ayudar de buena manera a la persona más desmotivada.

Las estrategias de motivación pueden estar más presentes en el contexto laboral de la mano del jefe y directivo, quien estará a cargo y responsable de velar por que los empleados ejecuten la actividad laboral de forma completa y de calidad. Para  lograr este objetivo puede resultar en un reto si la naturaleza del trabajo es rutinaria y los empleados que la ejecutan no la ven con entusiasmo, por lo que está en manos del gerente buscar formas de motivar al personal.

Una estrategia puede ser la promesa de bonos de productividad, reuniones donde se separe la actividad laboral solo para construir la motivación del personal, la cual consiste de  talleres motivacionales, también el gerente puede elegir días donde los trabajadores se presenten con la vestimenta que deseen e incluso disfrazados, esto puede crear un ambiente agradable y dinámico en la zona de trabajo construyendo de manera creativa e integral la motivación que puede necesitar el personal para seguir adelante.

Conoce aquí las estrategias de motivación laboral.

Teorías de motivación 

Las teorías sobre la Motivación surgen posterior al conductismo cuando se comienza a estudiar al ser humano en su comportamiento no solo desde el proceso estímulo-respuesta, sino que se considera un ser pensante que responde con su potencial cerebral a los acontecimientos tanto internos como del entorno. 

En la segunda década del siglo XX, se dieron los cambios en el conductismo, con el surgimiento de la teoría del neoconductismo, en la que se plantea  el concepto de impulso, con el cual se mira al ser humano como un sujeto pasivo, en la que no se considera el consciente sino el inconsciente, sosteniendo que el humano no tiene capacidad de dirigir sus conductas. Lea más sobre motivación en este espacio.

Posterior a la Teoría de las Necesidades de  Abraham Maslow en 1940, en las que propone que el ser humano tiene diferentes necesidades que van desde las más esenciales como son las fisiológicas, hasta las de seguridad, de pertenencia, autoestima y auto-realización.

Más tarde, David McClelland toma como punto de referencia esta teoría de Maslow y en su libro sobre  “La sociedad de los logros”, Identificó tres motivadores que creía que todos los seres humanos tienen tales como  la necesidad de logro, la necesidad de afiliación y la de poder. Por ello, sostiene que la gente tendrá diferentes características dependiendo de su motivador dominante. Conozca más acerca de la Teoría de McClelland en este espacio.

Conoce aquí sobre la teoría de McClelland.

Esta teoría tiene su basamento en la tesis de que el comportamiento es una elección consciente de entre un acervo de posibles conductas alternativas. Por ello, de acuerdo con la teoría de la expectativa, el comportamiento que se elije es siempre el que maximiza el placer  del individuo, minimizando lo más posible el dolor.

Conoce aquí sobre la teoría de las expectativas de Vroom.

Maslow creó la pirámide de las necesidades en 1940, estableciendo en la misma una serie de necesidades que según este científico deben satisfacer las personas. En la base de la pirámide colocó las necesidades primarias y fisiológicas del ser humano, tales como la alimentación, el vestido, la vivienda, entre otras. En el medio de la misma colocó las necesidades de seguridad, amor y pertenencia, así como la necesidad de autoestima. Mientras que en el tope de la pirámide estableció la necesidad de autorrealización.

Conoce aquí sobre la piramide de Maslow.

Plan de motivación 

a realidad, cuando se habla de motivar a los empleados, es que ya casi siempre están motivados. Como gerente, el directivo está encargado de averiguar la mejor manera de aprovechar esta motivación para lograr los objetivos de trabajo. Afortunadamente, controla los factores ambientales clave que son necesarios para lograrlo.

El factor más significativo bajo control es la relación con cada empleado. El segundo factor más importante es un ambiente de trabajo y una cultura organizacional que fomente la motivación y el compromiso de los empleados.

Idealmente, la cultura de trabajo consiste en un ambiente en el que se confía en los empleados, se les trata con respeto y no se les microgestiona. A los empleados se les confían los valores, la visión, la misión y el marco estratégico dentro del cual se espera que hagan su trabajo.

Conoce aquí sobre el plan de motivación de empleado.

La motivación personal es una cualidad que toda persona que quiera progresar y emprender proyectos debe tener. La motivación personal no es  fácil como aparentemente pudiera ser. Este es un aspecto que es sensible a todas las personas, ya que es el componente que determina el impulso. La motivación personal es lo que determina lo que puede hacer una persona. 

En la mejora general de la vida y en el logro de objetivos, la motivación es la fuerza motriz para la acción. También se relaciona con el bienestar emocional de la persona que le permite a las personas a alcanzar y desarrollar sus metas. La auto-motivación o motivación personal es un aspecto muy importante en el transcurso de la vida de las personas.  Esto se debe a que mantiene el impulso personal e inspira la necesidad de logro. Se podrá conocer más de este plan a continuación.

Conoce aquí sobre el plan de motivación personal

Ejemplos de motivación

Existen tres tipos fundamentales de motivación, generalmente centrados a la actividad laboral, estos son la motivación intrínseca, extrínseca y trascendental.

La motivación intrínseca proviene principalmente de una actividad que brinde satisfacción personal, puede estar presente en el trabajo como en otros tipos de actividades, la lectura de novelas, entrenamiento fisico para competencias, como en otras actividades  que puede brindar el sentimiento de auto superación en la persona.

Esta motivación también se encuentra en los modelos de trabajo donde está presente el personal que siente pasión por su labor, como lo son los profesores en su vocación por enseñar, carpinteros en su satisfacción personal por trabajar con las manos y todos aquellos que sienten pasión por su trabajo.

En el caso de la motivación extrínseca, se presenta un factor generalmente externo, en la actividad laboral siempre basada en el sueldo percibido y las oportunidades presentadas en el puesto de trabajo, a su vez está ligada a las estrategias que puede usar el jefe o patrono para motivar a su personal. 

Mientras que, la motivación trascendental a diferencia de las dos anteriores, está basada en la satisfacción personal que se siente de hacer una actividad en beneficios de terceros. Llevando adelante proyectos que van más allá de sólo lo personal, para obtener grandes logros que beneficien a otros. 

Las ONG, son muy famosas por crear este tipo motivación con acciones desinteresadas en beneficios de terceros, bien sea víctimas de desastres naturales o en beneficio del medio ambiente, todo depende de los objetivos planteados o naturaleza de la ONG a la que se pertenece.

Conoce aquí los ejemplos de motivación.

Ejemplos de motivación