Saltar al contenido

Plan de Motivación para Empleados – Ejemplos, Estructura y Consejos

¿Qué es el Plan de Motivación para Empleados?

El desarrollo de  habilidades de motivación puede ser rentable para la carrera, los objetivos de su empresa y el éxito de su personal. El primer paso para un plan de motivación  es identificar buenos motivadores que se ajusten a las necesidades de su personal y a las capacidades de la organización.

Definición de un plan de Motivación para empleados

Un plan de motivación son una serie de pasos programados que se hacen cuando se quiere motivar al personal para que sean más productivos y aprovechen al máximo los recursos limitados. Motivar a los empleados no es algo natural para la mayoría. Afortunadamente, es una habilidad que puede aprenderse con paciencia, tiempo y persistencia. Todo comienza con el establecimiento de un sólido plan de motivación.

La capacidad de motivar se ha considerado durante mucho tiempo uno de los rasgos más deseables de un gerente de alto nivel. En algunos casos, esta aptitud hace o rompe una carrera. Incluso algunos autores expertos en la motivación empresarial, consideran que es una de las cuatro actividades que los gerentes deben hacer bien y explican que, cuando se trata de motivación, los gerentes deben pensar en sí mismos como catalizadores.

Importancia de el plan de Motivación 

El plan de motivación es importante porque es la herramienta que utiliza el gerente como catalizador. El termino proviene de la biología de los procesos enzimáticos, en los que la enzima actúa como catalizador para acelerar la reacción entre dos sustancias, creando así el producto final deseado, afirman los autores. El gerente crea rendimiento en cada empleado acelerando la reacción entre los talentos del empleado y los objetivos de la empresa, y entre los talentos del empleado y las necesidades de los clientes.

El resultado de una buena motivación puede ser excelente si se hace bien. Por ello, cuando los gerentes juegan bien este papel, la compañía se vuelve fuerte, haciendolo con un empleado a la vez. 

 

Estructura de este plan

Convertirse en un agente efectivo de cambio sin comprometer los resultados de la empresa requiere un pensamiento y una acción deliberados. Seguidamente se presentan algunos pasos para elaborar el plan de motivación para empleados.

La motivación no es manipulación

En primer lugar, es importante reafirmar lo que muchos gerentes ya saben instintivamente. La motivación no es manipulación por lo tanto, los buenos gerentes que valoran la motivación trabajan  para ayudar a la gente a encontrar razones positivas para hacer el trabajo lo mejor posible. Los manipuladores recurren a medidas punitivas que pueden parecer eficaces al principio, pero que rápidamente expulsan a las personas con talento.

Otra comprensión intuitiva es que un poco de sinceridad llega muy lejos y es crucial cuando se busca motivar a los demás. Los gerentes experimentados se dan cuenta de este hecho, especialmente si han recibido esfuerzos motivacionales poco sinceros.

Las motivaciones del personal

Para desarrollar un plan de motivación, se necesita averiguar las motivaciones reales, del personal y de sus colegas. Un buen primer paso es una sesión de lluvia de ideas en la que se les preguntan las motivaciones a los empleados y equipos de trabajo. También es valioso pedirles que recuerden incidentes en los que pudieron trabajar con un empleado para mejorar la productividad del mismo. El objetivo es indagar sobre las acciones específicas que los gerentes emprendieron y que les funcionaron bien.

El poder de Influencia del equipo

Otro aspecto importante para mantener a un equipo motivado es hacerles sentir que tienen un poder de influencia sobre el proyecto, y en realidad deben tener algo de ese poder.

Los autores sostienen que, los líderes de equipo deben tomar en serio cualquier aportación. Por ello, el líder debe trabajar con los miembros del equipo para que sus aportes se ajusten a la perspectiva del proyecto (metas, objetivos, resultados, entre otros). De esta manera, los miembros del equipo tendrán la oportunidad de proporcionar aportes útiles, para hacerlos realidad, y ver que el líder los respalda.

El dinero no es el principal motivador

Existen formas de motivar sin añadir más a los cheques de pago. Muchos gerentes y directivos asumen automáticamente que el dinero es el motivador más poderoso. No lo es. Los gerentes a veces olvidan que el aprecio sincero por el trabajo bien hecho, junto con las oportunidades de trabajo desafiantes, puede ser un mejor motivador que el dinero.

Las Diferencias Culturales

También hay algunos problemas culturales cuando se buscan buenas acciones motivadoras. Se debe tener en cuenta las diferencias culturales si se tienen empleados que nacieron y se criaron en otros países. Por ejemplo, en muchos otros países, la gente tiene más tiempo de vacaciones que el típico en América, así que quizás más tiempo de vacaciones o tiempo de compensación sería una poderosa recompensa o incentivo.  La seguridad en el empleo y las ventajas económicas que demuestran públicamente el aprecio, como una plaza de aparcamiento reservada, también podrían ser útiles.

Ponerle carne al plan

Sea lo que sea que se decida en el plan, asegúrarse de que se hacen metas medibles y recompensas públicas. Por lo que, hacer un seguimiento de los principales elementos de los proyectos y publicar internamente el estado de los proyectos, es  una forma de motivar al personal. 

También se puede publicar un gráfico que hace un seguimiento de los logros de la empresa en relación con la estrategia. El objetivo es la simplicidad junto con la exposición. Debido a que, el personal sabe que sus esfuerzos son vistos por los líderes empresariales y la realización de los elementos del proyecto, apoya el fortalecimiento de la infraestructura del negocio.

Plan de Motivación para Empleados

Tiempos difíciles con recursos limitados

En tiempos difíciles con recursos limitados, hay que tener en cuenta una forma de recompensar el esfuerzo, no sólo los resultados. A veces los esfuerzos del departamento pueden verse afectados por circunstancias externas, un mandato para impulsar la seguridad nacional por encima de otros esfuerzos en un momento es un buen ejemplo. En estos casos, es importante que los directores sepan que se valora su duro trabajo, incluso si los objetivos importantes no se han alcanzado a tiempo, debido a factores que están fuera de su control.

El objetivo final de motivación

El plan de motivación también debe incluir formas de ayudar a los gerentes a motivar al personal y equipos de trabajo. Después de todo, se quiere que los efectos motivadores se sientan en todo el departamento. Es posible que se tenga que organizar algún tipo de entrenamiento individual con los gerentes. También asegurarse de que entiendan que la alta dirección se toma en serio el papel de la motivación en el departamento.

Planificar para motivar

Planificar para motivar y trabajar activamente para construir un plan para los gerentes y el personal  que ayude a mantener la motivación en lo más alto de la lista de prioridades. Asegúrarse de que los incentivos se diseñen de acuerdo a las necesidades y deseos del personal. Mirando más allá del dinero como motivador e incluyendo a tantas personas como se pueda en el proceso de toma de decisiones. En general, se aconseja ser un agente de cambio para sus gerentes y su personal,  ayudando a transmitir dicho cambio.

Ejemplo de un plan de motivación para empleados

Para motivar los empleados,  las empresas deben establecer primero objetivos para la participación de los empleados y examinar los desafíos que enfrentan. 

Pero una palabra de precaución, el realismo es esencial. Los líderes de las PYMES necesitan entender cuán motivados están los empleados y cómo esto puede cambiar en el transcurso del año. Por supuesto, no todo el mundo puede estar motivado todo el tiempo.

En  general, la gente  cree en el propósito de la empresa, en su cultura y marca de empleador. Por ello, se necesita saber qué tan leales son los empleados. Si la respuesta es baja, entonces los procesos de compromiso de los empleados necesitan atención.

Seguidamente se presenta un plan de acción de cinco pasos para motivar a los empleados:

Visualización de los Empleados 

Las empresas deben ver a su personal no sólo como una caja de resonancia, sino más bien como el torrente y la verdadera referencia de carácter de una organización. 

Los líderes deben averiguar lo que hace que el equipo funcione. Podrían utilizar encuestas (preferiblemente anónimas) para establecer  lo que realmente les motiva y desmotiva, así como, los beneficios para los empleados que son más importantes para ellos.

Separación de la moral y la motivación

Los buenos líderes se apresuran a separar el concepto de moral, que es como se sienten los empleados, de la motivación, que es la capacidad de convertir el talento en productividad. Incluso los empleados con baja moral pueden seguir siendo altamente productivos y comprometidos. Por lo tanto, este es un principio importante.

el Plan de Motivación para Empleados

Explorar soluciones

El primer paso para los líderes empresariales es reconocer que no siempre pueden motivar a la gente. Pero pueden crear un ambiente en el que se sientan inspirados y seguros de que pueden dar lo mejor de sí mismos. 

Por lo tanto, deben centrarse en lo que funciona bien en la organización, los directivos deben dar regularmente una respuesta positiva a los empleados, poner las historias de éxito como primer punto del orden del día en todas las reuniones y pasar de discutir los problemas a explorar  con soluciones y crear iniciativas.

Eventos de formación de equipos, teniendo claros los objetivos

Una conferencia o evento dedicado puede hacer maravillas en términos de motivación de los empleados, la resolución de problemas específicos de negocios y el aumento de la moral. Sin embargo, estos eventos pueden ser costosos, por lo que las empresas deben tener claros sus objetivos y asegurarse de que el formato del evento cumpla con las metas. Sobre todo, asegurarse de que cualquier evento involucre realmente a todos, evitando la  palabrería para esto, porque será contraproducente.

Establecer un programa de recompensas y reconocimientos

Otra forma de motivar al personal a lo largo del año es poner en práctica un programa de recompensas bien planificado.  Esta idea puede ser muy positiva y rentable. Pero la investigación es esencial y las empresas deben asegurarse de que se ofrecen las recompensas correctas, porque la remuneración financiera no siempre es la respuesta. De hecho, en la mayoría de los casos se trata de además de la recompensa monetaria que siempre será bienvenida, un reconocimiento al que las personas responda con satisfacción.