Saltar al contenido

Los 6 errores que debes evitar al hacer ecommerce

Participa en el ecommerce y no falles en el intento

Hoy el comercio electrónico ocupa un puesto muy importante en el mercado, pues además de adaptarse a las necesidades del mercado actual, es una de las mejores formas para emprender. Y sin duda tienen razones para hacerlo, pues supone un montón de ventajas. Sin embargo, en el intento de hacer más, muchos hacen menos y por ello cometen errores fatales que los alejan de sus objetivos.

Para que esto no te pase a ti, sea que ya tengas tu negocio en marcha o estés por lanzarlo en el mercado, te traemos estos errores que debes evitar en el momento en el que participes en el ecommerce. De esta manera, alejas considerablemente las posibilidades de perder con tu negocio.

Errores que debes evitar en tu ecommerce

Es momento de pasar a ver cuáles son los errores más determinantes cuando hacemos ecommerce y que pueden resultar de gran impacto en nuestro negocio. Presta mucha atención y toma nota para no caer en ellos:

Usar imágenes con baja calidad

Tenemos que empezar por este error, dado que suele ser uno de los más frecuentes en el comercio electrónico, en especial por quienes llevan poco tiempo haciendo ecommerce. Si algo es cierto es que en este tipo de mercado, las fotografías se convierten en lo más cercano que estará el cliente ante el producto o servicio en el que está interesado, razón por la cual la legibilidad de la información de un producto, que se aprecien los colores y demás aspectos, es de suma importancia.

Una de tus prioridades debe ser usar fotografías de productos o servicios, según sea el caso, de la más alta calidad, profesionales. Ponte en la situación del cliente y evalúa si tu comprarías un producto cuya fotografía es poco visible o de plano se evidencia la falta de calidad en las imágenes, lo que llevaría el cliente a pensar que no es una preocupación de la empresa.

Desconocer el público objetivo

Como sucede también con los negocios en físico, los emprendedores omiten en muchos casos el conocer a quién se dirige lo que ofrecen, sea productos y servicios, lo que fácilmente puede generar pérdidas en el negocio. Entre las primeras actividades que debemos hacer a la hora de querer montar un negocio, está la identificación del público al que está enfocado nuestro producto o servicio.

En este sentido, conocer a nuestro público implica identificar información como ubicación demográfica, motivaciones, hábitos de consumo, edad, entre otros. Si sabemos a quiénes nos dirigimos, podemos plantear estrategias que nos permitan llegar a ellos y no tener la tienda abierta en un lugar al que nuestros clientes no llegarán.

Publicar ofertas con errores

Un error que a la vez, se presenta con frecuencia, tiene que ver con errores presentes en las ofertas y quizás uno de los más costosos para los negocios y empresas que caen en ellos. Se trata de introducir datos, cifras o información errónea en la publicación de productos en línea que aplican para ofertas.

Un ejemplo de un error como este ha pasado en precios de productos en oferta donde un número lo cambia todo. Las personas acceden a la oferta por un valor que parece increíble, teniendo en cuenta el error, y la empresa solo después se da cuenta de ello. Este error puede costar no solo la pérdida de la confianza de los clientes y los clientes mismos, sino también recursos económicos, ya que en muchos casos las empresas han tenido que validar la oferta.

Textos descriptivos poco funcionales

Aquí tenemos que decir varias cosas. Es un error excedernos con la información que ponemos a la hora de publicar los productos o servicios que ofrecemos, a menos que sea sumamente necesario, sin embargo, también es un error colocar información muy corta que no le permita al cliente conocerlo en su totalidad. Recordemos que esto es todo lo que tiene el cliente para decidir si lo compra o no.

Lo que se sugiere es que el texto descriptivo sea fácil de leer, de manera que si es extenso, pueda hacerse menos engorroso colocando títulos, separando información con viñetas, etc. O en otro caso si la información es concreta, entonces intentar que sea lo más simple y breve dentro de lo posible.

Sitios no responsive web

Cuando hablamos de un sitio responsive, nos estamos refiriendo a la facultad que tiene el sitio en su programación para adaptar la interfaz de acuerdo al dispositivo desde el que se esté accediendo. De esta manera, contará con una buena visibilidad si el cliente accede tanto desde un computador, como desde un dispositivo móvil o una Tablet. Además, se debe tener en cuenta que desde hace algún tiempo el uso de dispositivos móviles para hacer compras por Internet ha ido creciendo de forma importante.

No usar filtros para productos

Es una herramienta muy importante, en especial para empresas que se dediquen a la venta de productos, dado que los filtros les permiten a los clientes encontrar más fácilmente los productos que les interesan, ya sea por precio, nombre, tamaño, ubicación, etc. Aunque si bien no es una obligación en todos los casos, suele ser necesaria incluso si se quiere solo organizar productos por orden de precio. Sin duda es una herramienta que mejora la experiencia del usuario, una de las mejores características para fidelizar clientes

Si quieres conocer más acerca del mundo del ecommerce, no olvides entonces visitar nuestra sección de Ecommerce, además de otros espacios en los que encontrarás información de gran utilidad para ti si estás planeando iniciar tu propio negocio, invertir y/o convertirte en mejor emprendedor aprendiendo de experiencias de los mejores.