Saltar al contenido

Llamada a la acción: Qué es y cuáles son sus características

Conoce más del call to action

Sabemos que el mundo del emprendimiento de hoy es un constante probar nuevas estrategias e innovar en el mercado, razón por la que es posible identificar una gran variedad de técnicas de marketing que permiten que todos podamos encontrar, en nuestro sector del mercado, oportunidades para seguir creciendo.

Es por eso que hoy quiero contarte de una de estas técnicas, que de hecho ha sido una de las más valiosas para mi negocio y que me ha traído una gran cantidad de beneficios. Aunque no ha sido fácil, aquí te contaré todo lo que necesitas saber para usar la técnica de llamado a la acción o en inglés call to action, información que he identificado también en la práctica.

Quédate hasta el final para que conozcas más acerca de este elemento y cómo puedes aprovecharlo para aumentar el rendimiento de tu negocio o de tu sitio en el entorno digital, no te lo pierdas.

¿Qué es la llamada a la acción?

Para saber cómo usarla, lo primero que tenemos que reconocer es de qué se trata este elemento. Pues bien, lo primero es que el call to action (CTA) o la llamada a la acción es una sección que nos sirve de herramienta y que puede ser de carácter textual, gráfico, botón con texto u otro elemento que incite al público a contestar con una acción determinada, esto es haciendo clic sobre el elemento, ingresando a la publicación en redes sociales, haciendo una inscripción, realizando una compra, dejando un comentario, etc.

 call to action

Es así que se trata de una técnica a través de la cual, después de un contenido o no, damos una especie de indicación para generar una reacción específica en el usuario. Este elemento, de hecho, tiene mucho más poder del que creemos y tiene grandes beneficios, pues logra aumentar la viralización de lo que estemos gestionando, aumento de las visitas, de compras, interacciones y más.

Características del call to action CTA

Veamos a continuación una serie de aspectos clave que nos van a permitir conocer más acerca de este tipo de elementos y qué incluyen para funcionar, así podrás ver cómo pueden ayudarte en tu negocio:

Objetivo

El fin al que se dirigen este tipo de elementos, como su nombre indica, es generar una acción en el usuario, lector o cliente. Esta acción corresponde al objetivo principal por el que se plantee usar el elemento. Por ejemplo, si queremos aumentar las ventas, podemos añadir un botón que dirija al usuario al sitio web directamente de la tienda, al producto en específico o bien, a añadir el artículo al carrito de compras.

En general, hablamos de un enlace o un botón que nos permite atraer a clientes potenciales que se conviertan posteriormente en clientes de nuestro negocio.

Combinación de contenido y venta

Es importante tener en cuenta que este llamado a la acción es también un elemento que usamos cuando previamente hemos añadido un texto o contenido a través del cual ya logramos llamar la atención del cliente o el interés del usuario. Esto se puede desarrollar en el contenido regular al que ingresa la audiencia, una página web, una oferta, etc. Lo importante es que sea lo suficientemente relevante para poder ingresar el botón de llamado a la acción.

Texto del botón

Hoy ya no funciona solo poner un verbo como texto dentro del botón de llamada a la acción, sino que se debe generar una especie de invitación, como por ejemplo cambiar el típico “Comprar curso”, a “Empieza a aprender sobre marketing”, este mensaje es mucho más claro, amable y permite crear una indicación mucho más directa como si en efecto le estuviéramos hablando al usuario.

Aquí es necesario que incorporemos varios elementos. Lo ideal es que la llamada a la acción tenga un verbo que indique la acción, también declarar una especie de exclusividad sobre lo que se ofrece y sobre todo, generar una sensación de urgencia, que es finalmente el detonante que logra que el usuario haga clic sobre el botón.

Contenido

Una de las grandes ventajas es que el tipo de contenido puede ser muy variado, aunque todo dependerá del objetivo que quieras alcanzar con la ubicación del llamado a la acción. Puedes dar una indicación con texto y combinarlo con números, pues las cifras funcionan muy bien para ofrecer al usuario información exacta de lo que presentamos ante ellos. Además, también debe contar con un diseño atractivo, un color distinto o la ubicación, pueden ser determinantes. En general, también esta sección puede tener video, imagen, texto o un botón en específico.

Variedad de sitios de uso

Otro de los aspectos más importantes de este elemento, es que podemos usarlo en una gran variedad de sitios, hablando precisamente de plataformas en línea. De esta manera, siguiendo también el objetivo del botón, podemos incorporarlo en tiendas en línea o ecommerce, redes sociales, páginas web, blogs, entre otros. Así, se convierte en una herramienta que podemos incorporar para cualquier sector del mercado, incluso.

Ubicación del botón

En cuanto a la ubicación del botón dentro de la plataforma, no existe una zona determinada sobre la cual deba ir este elemento, de hecho, puede ser efectivo en distintas zonas dentro de la página. Aquí debemos tener en claro cuál es el objetivo y de acuerdo a ello, identificar la zona en la que podría ser más eficiente.

Por ejemplo, el botón de llamada a la acción puede ubicarse en la zona de la cabecera, invitando a la suscripción a una newsletter, también podemos ubicarlo en el costado derecho para facilitar el acceso a los canales de comunicación, en medio del contenido de acuerdo a lo que estemos tratando, etc.

¿Por qué deberías usar un call to action?

Ahora bien, ¿por qué deberíamos usarlo? Bueno, seguramente ya viste que es una de las mejores técnicas en marketing, pero veamos este punto más a fondo. Una de las razones por las que se convierte en una opción que no podemos dejar de lado en nuestras estrategias, es porque además puede reforzar precisamente la estrategia que estemos implementando.

Es importante pensar el llamado a la acción como un elemento crucial para lograr que el usuario realice una acción determinada, como por ejemplo ponerse en contacto con nosotros, seguirnos en nuestras redes sociales o generar una compra, entre otras opciones posibles.

Como vimos, el call to action es una herramienta mucho menos intrusiva que otras en el marco del mundo del marketing y que nos permite complementar algún contenido o paso previo para reforzar el camino y que el cliente potencial llegue a convertirse en un cliente real de nuestro negocio. Conoce más en nuestra sección de Marketing, donde te contamos sobre más estrategias que debes conocer.