Saltar al contenido

Investiga tu mercado: lo que debes saber

Conocer a tus clientes y otras necesidades de tu negocio

Uno de los errores más frecuentes y que cometí en mi camino en el emprendimiento, fue pensar en mi producto mucho más que en mis clientes y sin duda me salió muy caro. No sirve de nada tener el que consideres el mejor producto o servicio si no hay un mercado al cual ofrecerlo, si no lo conoces y mucho menos si no lo tienes definido, por ello es un error que consume muchos recursos.

Si queremos que nuestro negocio tenga éxito, es imprescindible que conozcamos el mercado y en este sentido, a los clientes a los que nos dirigimos. Lo cierto es que las ventajas de hacerlo son muchas, por lo que es información que no te puedes saltar. Quédate hasta el final para conocer todo los consejos que te brindaremos para investigar a tu mercado, pues de hecho es una acción que puedes realizar con herramientas que tienes a la mano.

¿Qué puedo usar para conocer mi mercado?

Los sistemas que utilices para investigar tu mercado pueden variar, pues de hecho existen empresas que se dedican a prestar este servicio a través de páginas web. Ellos te cobrarán una tarifa o cuota y te permitirán el acceso libre para realizar encuestas, análisis, entre otros procesos. Sin embargo, existen otras técnicas que podemos implementar.

Algunas de las técnicas que te mencionamos son las encuestas que revelan la disposición de compra de clientes potenciales, entrevistas a detalle a personas expertas que te permitan conocer los grandes rasgos de la industria en la que incursionas, y también puedes dirigirte a los grupos de enfoque o focus group, de manera que puedas identificar la percepción que tienen clientes potenciales en relación con el producto o servicio.

¿Cómo investigar el mercado?

Es momento de pasar a ver los pasos para que inicies con la investigación de tu mercado. Empecemos:

Define un objetivo

Aunque como verás más adelante son muchas las acciones y los usos que le podemos dar a la información que recolectamos, es fundamental que desde el inicio plantees cuál será el objetivo de la investigación que realizas, pues en este sentido podremos empezar a identificar cuál es la información que necesitamos del mercado.

Diseña las encuestas

Una vez tengas definido el objetivo de la investigación, sabrás cuál es la información que necesitas obtener para poder cumplirlo. En esta línea podremos empezar con el diseño y la redacción de las encuestas que usaremos para abordar a los consumidores. Puedes analizar varios sondeos prediseñados que encuentras en Internet, por ejemplo, así podrás darte una idea general.

Envía las encuestas

Son varios los canales que tenemos disponibles para el envío de las encuestas, pues tú eliges principalmente cómo quieres acercarte a tus consumidores para obtener la información que necesitas. Puedes enviar las encuestas a través de correo electrónico si es que ya tienes contactos en tu base de datos para llegar a ellos directamente, contactar con negocios de los que necesites la información y/o expertos, o bien salir directamente y hacerlo de manera presencial.

Analiza la información

Una vez finalices con las encuestas, que en lo posible si van dirigidas especialmente al público potencial recomendamos que sea una cantidad importante, es momento de reunir la información. Aquí vamos a analizar los datos que hemos obtenido en función del objetivo que nos hemos planteado. Puedes usar una herramienta para hacer encuestas en las que puedas registrar las respuestas y de esta manera, al ser cuantitativas, podrás ver los resultados en gráficas que te permitan identificar, como mencionamos, tendencias y grupos mayoritarios.

¿Qué hacer con la información que obtengas?

Ahora bien, has usado cualquiera de estas técnicas y cuentas ahora con información útil para tu negocio pero no sabes a ciencia cierta cómo puedes usarla para empezar a transformarla en beneficios para tu negocio. Veamos algunas salidas:

Innovar

Una de las acciones posteriores a la investigación del mercado que puedes realizar, es innovar en tu negocio. A partir de la información que obtengas, ya sea por las ideas o preferencias de los consumidores, conocimiento de nuevas herramientas que facilitan gestiones, etc., puedes innovar en tus productos o bien en el servicio que ofreces, planteando nuevos modelos, sistemas, apariencia, etc. Las posibilidades son muchas.

Nuevas encuestas

La información que tengas y en la que puedes identificar las características de tus clientes potenciales, te va a permitir empezar a profundizar en el sistema que estás utilizando. Esto es, generar nuevas encuestas en las que las preguntas vayan más en detalle acerca del producto o servicio, y en este sentido, las preferencias del público objetivo.

Revisar el producto

Cuando conocemos la opinión del público también estamos evaluando la percepción que tiene de nuestro producto o servicio. En este sentido, se convierte en una herramienta vital que te va a permitir empezar a evaluar en concreto el producto o servicio que estás ofreciendo, así como sus características y la forma en la que está funcionando para llegar al cliente final, en especial si ya lo has lanzado, pues en caso de que no, esta información también será de utilidad para identificar los hábitos de los clientes.

Otras opciones en las que puedes usar los resultados que ya tienes son en la interpretación de resultados de manera cuantitativa para distinguir en mayoría una tendencia de preferencias o de clientes potenciales, elaborar hipótesis de investigación que luego puedas evaluar, entre otras.

Como primer punto en tu emprendimiento, fíjate: “conocer mi mercado”. Si sabes para dónde vas, sabrás que camino tomar y las herramientas que necesitas para llegar a él, solo así un negocio podrá tener el éxito que busca en un mercado cada vez más dinámico, razón por la que no está de más seguir acercándose a conocer al mercado aún si tu negocio ya está en funcionamiento.