Saltar al contenido

Instrucciones para abrir una tienda online para principiantes

Emprender en el ecommerce

Cuando decidí acercarme al mundo de los negocios por Internet, una de las partes que más me atemorizaba era el proceso de crear un sitio que estuviera disponible en la red y cómo iba a funcionar de la manera correcta cuando no conocía todo lo que guardaba de fondo. Fácilmente encontré muchas guías que hablaban en términos técnicos y que debilitaron mi interés, sin embargo, después de una insistente búsqueda y aprendizaje, encontré, que no era tan difícil como se mostraba.

No podemos negar que el mundo del ecommerce se vuelve cada vez más atractivo, en especial para nosotros como emprendedores, pues el público allí está en constante crecimiento y esto es motivo de interés para querer llegar a él. Es por ello que he decido crear esta lista de instrucciones para principiantes, donde podrás ver el paso a paso de cómo crear tu tienda online.

Este será un primer acercamiento al ecommerce, por ello te recomiendo visitar nuestros demás apartados donde profundizamos en varios aspectos para que vayas comprendiendo más de él progresivamente.

Instrucciones para principiantes que quieren abrir una tienda online

Si ya has tomado la decisión, antes de ver cómo puedes montar tu tienda, revisa aspectos como las necesidades de los clientes, el producto o el servicio que vas a ofrecer y el tipo de clientes al que te vas a enfocar, estos son aspectos generales que debemos considerar antes de abrir un negocio, sea de comercio electrónico o no. Ahora sí, empecemos:

Establece tu estrategia y negocio

Lo primero que necesitas saber antes de iniciar tu negocio en el comercio electrónico, son las pautas de funcionamiento, el enfoque y lo que vas a ofrecer. Es así que será necesario que dentro de nuestra estrategia digital primero nos enfoquemos el producto que vamos a ofrecer y en este sentido, su precio en el mercado. Acompañado de esto, tendremos que definir el público al que vamos a enfocarnos.

Recuerda que estos elementos hacen parte de lo que se llama generalmente como plan de negocios. Si no sabes cómo hacerlo, en nuestra sección de Negocios te explicamos todo lo que tienes que saber para realizar tu propia guía y emprender.

Selecciona la plataforma para la tienda

Lo primero que debemos tener en cuenta es que independientemente del sector del mercado en el que te quieras enfocar, existen varias posibilidades para poner a operar nuestra tienda online. Puedes hacerlo en una página como WordPress donde crees tú mismo la tienda e incorpores todo lo que necesitas, en especial si tienes conocimientos. Si no, puedes dedicar tiempo a aprender o contratar un servicio que monte tu tienda.

Incluso también podrás colocar tu tienda en otro espacio en el que puedas compartir servicios con otros negocios de ecommerce. Esto podría ser aparecer en un directorio web, una excelente forma de figurar cuando nuestro negocio es de menor tamaño o si estás iniciando en el mercado y quieres ahorrar recursos.

Registra tu dominio

El dominio se refiere al nombre o dirección que, al buscar en Internet, nos permitirá ir directamente a la tienda. Lo ideal es que este dominio cuente con el nombre de tu negocio o bien iniciales que configuren un nombre corto, sencillo y fácil de recordar. Una vez tengas tu dominio podrás también conseguir un servicio de hosting, que es el lugar donde estará almacenada toda la información de tu sitio. Puedes adquirirlo con el mismo servicio para que, de esta forma, tu tienda permanezca activa las 24 horas del día los 7 días de la semana.

Selecciona los métodos de pago

Como sabrás, una de las principales características del comercio electrónico, tiene que ver precisamente con la forma en la que se realizan los pagos por productos y servicios, dado que ofrece una gran variedad de modalidades a través de las cuales los clientes podrán elegir el método que mejor se acomode a sus necesidades.

Entre las principales formas de pago encontramos las tarjetas de crédito, débito, así como las transferencias bancarias. Sin embargo, lo que recomendamos es que investigues acerca de cuáles son las formas favoritas de pago de tus clientes potenciales para ofrecerles las alternativas correctas. Eso sí, asegúrate de que tenga medidas seguras de funcionamiento, así como también debe explicar las políticas de seguridad, etc.

Determina el modo de entrega

Este aspecto va de la mano de las determinaciones iniciales que realices sobre tu negocio, en función de su funcionamiento general, zonas de operación y con ello, el área de cubrimiento para el envío y/o entrega de tus productos o servicios. En este sentido podrás determinar cuál será el modo de entrega, las zonas, regiones o áreas que cubrirá la entrega. Así, debes identificar las empresas de envío o definir la modalidad para incluir el costo de envío si lo vas a aplicar.

Promociona tu negocio online

Cuando tengas todo lo anterior listo, será momento de poner en marcha tu negocio en el mercado, aunque primero debemos idear algunas estrategias que nos permitan realizar una buena promoción del sitio. Puedes hacerlo a través de redes sociales, enviando correos electrónicos a clientes registrados en caso de que ya los hayas obtenido, creando un blog para la tienda online donde introduzcas información de calidad, valor e interés, entre otras opciones que encontrarás en nuestra sección de Marketing.

Revisa el rendimiento de tu tienda

Uno de los aspectos más importantes en el momento en el que lanzas un negocio, evidentemente también en el comercio electrónico, es revisar y estar al tanto del rendimiento que va teniendo este con el paso del tiempo. Esto nos permite registrar el crecimiento, los métodos más elegidos, las formas en las que los clientes llegan al sitio, los productos que más se venden, los mejores horarios de compras, entre otros.

Toda la información que recolectes en este espacio será de vital importancia para el funcionamiento de tu negocio, en la medida en la que podrás mejorar tus estrategias basadas en el conocimiento del comportamiento de los clientes, las tendencias y los hábitos de compra más recurrentes. Puedes ayudarte con herramientas gratuitas como Google Analytics, que cuenta con una interfaz que puedes probar fácilmente y se integra a las plataformas de tiendas online.

Recuerda que un negocio en el comercio electrónico, como sucede en el comercio tradicional, requiere de mucho tiempo, esfuerzo y paciencia. Ningún negocio crece de la noche a la mañana, siempre guarda tras su éxito un proceso y aprendizaje que lo hacen ser lo que muestra en el mercado. Sé persistente y atrévete a seguir aprendiendo del mercado para seguir creciendo.