Saltar al contenido

Estudio de clientes: ¿Qué es y cuál es su objetivo?

Pilares del marketing que debes conocer

Conocer los clientes a los que nos enfocamos con nuestro producto o servicio, o bien si queremos emprender con un proyecto, lo cierto es que hacerlo nunca fue tan necesario e importante como ahora. Esto se debe especialmente al crecimiento que ha tenido el mercado y con ello la competitividad de las empresas y negocios.

El panorama es muy distinto, pues los consumidores pueden encontrar una gran oferta de productos similares e incluso algunos con los mismos beneficios al mismo precio, por lo que los negocios deben implementar nuevas estrategias que les permitan captar su atención. Lograrlo solo es posible en la medida en la que las empresas conozcan a sus clientes y todo lo que su público requiere para lograr distinguirse entre las demás.

Entonces, ¿por qué es necesario? Básicamente porque la información sobre preferencias, características y demás aspectos importantes de nuestros clientes nos permitirá implementar estrategias a su servicio, mejorar nuestra reputación, aumentar los ingresos y mejorar la experiencia del cliente.

¿Qué es el estudio de clientes?

Iniciemos parte por parte. Lo primero es saber exactamente a qué se refiere la idea de estudio de clientes y separarlo de lo que es el estudio de mercado, dado que este último incluye el conocimiento de los clientes potenciales y de la competencia. Pues bien, el estudio de clientes se trata específicamente de una investigación a través de la cual podemos conocer el comportamiento, actitud, preferencias, gustos, motivaciones, hábitos de consumo y demás datos importantes sobre los usuarios o clientes potenciales a los que nuestro producto o servicio se dirige.

¿Cuál es el objetivo del estudio de clientes?

Ahora pasamos a un punto importante y es la razón o lo que motiva realizar un estudio de clientes. Pues bien, el objetivo con el que se desarrolla este tipo de estudios es satisfacer las necesidades del público. Así, las soluciones que se generen, las nuevas estrategias y demás ideas de operación se basan en la información recolectada para ofrecer soluciones personalizadas.

Esto es aún más importante si tenemos en cuenta que entre las tendencias del mercado actual se evidencia que la mayoría de usuarios espera recibir un servicio personalizado en el que el sistema que usan las empresas identifique, por ejemplo, su método de contacto más usado, las recomendaciones de productos o servicios basados en el historial de búsqueda o de compra, entre otras gestiones que incluyen la personalización.

¿Cuáles son los tipos de clientes?

Aunque si bien las particularidades pueden crear perfiles de clientes mucho más específicos, es posible identificar una serie de características que se repiten y que permiten la posibilidad de organizarlos en una serie de categorías, basadas también en el comportamiento que ejercen. Además, estudiar los clientes también incluye analizar cuáles son los tipos de consumidores.

La identificación de un tipo de cliente en concreto permite que las empresas puedan desarrollar y poner en marcha estrategias orientadas específicamente a estas condiciones por las que sobresalen. Así, tenemos a continuación algunas formas de distinguirlos:

Tipos de clientes por su comportamiento

En esta primera categoría encontramos los clientes distinguidos por su comportamiento a la hora de comprar. Así, está el cliente impulsivo que busca soluciones inmediatas, el cliente amable que sigue atentamente las recomendaciones del agente aunque no revela por completo su intención de generar una compra y el cliente indeciso, que muestra muchas dudas desde el principio hasta el final del proceso de compra, lo que requiere una atención más paciente.

Tipos de clientes por nivel de fidelización

Aquí encontramos otra forma de organización a partir de la fidelización. De esta manera, están los clientes ocasionales que han realizado solo una compra o lo hacen muy rara vez en el sitio. También están los clientes que compran con frecuencia y prefieren la marca antes que otras opciones del mercado, dado que además cuentan con un nivel de fidelización considerable, y finalmente están los clientes-embajadores, quienes compran de manera frecuente pero también recomiendan el producto o servicio con amigos, familiares y conocidos.

Tipos de clientes por nivel de satisfacción

En esta categoría encontramos dos opciones. De un lado los clientes satisfechos, encuentran lo que buscan fácilmente y tienen una buena experiencia de compra. Y por otro, encontramos los clientes insatisfechos, quienes no se han sentido a gusto con el servicio de atención al cliente que han recibido o bien directamente con el producto o servicio en concreto. Aquí es importante identificar la causa de la insatisfacción para generar estrategias que te permitan cambiar el resultado.

Aunque si bien estos son los dos principales, también encontramos otro tipo de clientes como lo son los indiferentes, quienes no manifiestan una postura clara en relación con la marca y pueden cambiar de opinión en cualquier momento.

Ahora que conoces de qué se trata el estudio de clientes, no te pierdas otros apartados en los que te contamos cómo hacer un buen estudio de clientes, cuáles son sus beneficios para que aproveches todas sus ventajas en el comercio y mucho más. Asimismo encontrarás contenido de calidad para seguir formándote en el emprendimiento y llevar tu negocio al éxito.