Saltar al contenido

E-commerce y todo lo que tienes que saber

¿Qué es el e-commerce?

Son muchos los cambios que hemos experimentado durante los últimos años, en especial en el mundo de los negocios, pues la llegada de la tecnología trajo consigo múltiples formatos y novedades para el comercio que sin duda no han pasado desapercibido para nuestras sociedades, razón por la que existe este proceso en el mercado actual.

Entonces, ¿Qué es? En términos sencillos, el e-commerce hace referencia al comercio electrónico. Consiste en el proceso a través del cual dos partes realizan una transacción de negocios usando un dispositivo móvil y una red de acceso. Esto quiere decir que, implica que las transacciones utilicen para su ejecución los medios electrónicos.

¿Por qué es importante el e-commerce para tu negocio?

Es tal el uso de los canales electrónicos en el comercio que en la actualidad se considera que el negocio que no tenga presencia en Internet, no existe para el público. Esto sin importar el producto o servicio que ofrezca, pues contar con una página o perfil en la web es de vital importancia no solo para aumentar las ventas, sino generar nuevos clientes, fidelizar y en general, crecer.

¿Por qué tener presencia web?

Teniendo en cuenta lo anterior, la presencia web resulta imprescindible para cualquier negocio, independientemente de su actividad comercial, ya sea que ofrezca un producto o servicio en particular, dado que el comercio electrónico permite que todo pueda gestionarse por allí.

Por ejemplo, las tiendas virtuales, es decir, las que comercializan productos propiamente desde una página web se ven beneficiadas de ello, dado que toda su actividad consta de su presencia en la web. Sin embargo, las tiendas o negocios de servicios también pueden disfrutar de ello, dado que pueden gestionar el pago a través de la página web, en especial en servicios en línea.

¿Cómo participar en el e-commerce?

Ahora bien, en cuanto a cómo participar o como también se dice “hacer” en el comercio electrónico, lo cierto es que no es tan sencillo como parece. Este proceso inicia desde el momento en el que elegimos cuál es el producto o servicio que vamos a ofrecer en el mercado en línea, lo que nos va a permitir empezar a identificar otros aspectos importantes como el proceso de venta, el marketing, la distribución, los canales de servicio al cliente, entre otros.

¿Cómo elegir lo que voy a ofrecer?

Si vas a iniciar tu negocio en el e-commerce, entonces debes plantearte varias cosas primero. Lo más importante es que identifiques qué tipo de productos o servicios son susceptibles de ofrecerse a través de este tipo de canales, dado que hay algunos cuyo proceso va a requerir otros canales. Para elegirlo, también debes tener en cuenta el elemento demográfico, esto es, si planeas ofrecer un producto para adultos mayores, ten en cuenta que este tipo de público no suele usar este tipo de dispositivos como si lo hace el público joven, especialmente.

¿Quién me provee el producto?

Lo ideal es que si has elegido un producto, busques empresas especializadas o proveedores especializados que puedan ofrecerte los productos que vas a vender. Recuerda que vas a dirigirte a un público y de la calidad de lo que ellos reciban en casa dependerá, en gran parte, el éxito de tu negocio, pues pensarán en si seguir adquiriendo tu producto e incluso recomendarlo. También puedes optar por adquirirlo de manera presencial.

¿Cómo montar mi negocio en línea?

Para ello debes buscar un proveedor de hosting, que será la persona que colocará tu página en un servidor y que mantendrá el sitio activo las 24 horas del día los 7 días de la semana. Es importante que busques información acerca del proveedor, asegurarte de que se trata de un proveedor seguro y que en esta misma medida te garantice transacciones seguras donde la información de tus clientes no se vea afectada por acceso a la información confidencial.

Recuerda que puedes también registrar tu dominio, que será el nombre de enlace que los clientes busquen en Internet para llegar a tu tienda o sitio web. Asegúrate de que en este dominio esté presente el nombre de tu negocio de manera corta, sencilla y clara, esto hará que los clientes te recuerden con mayor facilidad.

¿Cómo debe ser mi sitio?

Existen varios aspectos clave que tenemos que trabajar para que nuestro sitio resulte atractivo. Puedes acceder a los servicios de expertos en la creación de páginas o empezar, si no es tan alto el presupuesto, con una plataforma que te permita tomar una plantilla y adecuarla a tus necesidades.

Lo ideal es que allí aparezcan las fotografías o imágenes de tus productos en la mejor calidad junto con información relevante acerca de su valor, descripciones, uso, entre otros. Asegúrate de que las imágenes aparezcan de manera correcta y que el texto esté bien redactado y diga lo que el cliente quiere saber.

¿Cómo cobro en e-commerce?

Seguramente en este punto te estarás preguntando cómo vas a obtener tu dinero. Pues bien, en el comercio electrónico existen varias formas de asegurar los pagos cuando realizamos una venta. En este sentido, la primera de ellas se basa en recibir depósitos en una cuenta de cheques antes de cerrar la venta, aunque no es una opción favorable para ventas a nivel internacional, por lo que en este caso podrías optar por el giro postal, por ejemplo.

Otra forma de pago es la tarjeta de crédito y de hecho, es la opción a la que más suelen recurrir tanto las empresas, como lo es también la opción preferida de los clientes. Sin embargo, es importante considerar que aún existen problemas de seguridad, por lo que, como negocio, tendrás que buscar sistemas que no comprometan la seguridad de tus clientes y que cuiden todas las transacciones que se utilicen. Opta por opciones oficiales y reconocidas en el mercado.

¿Cómo promover tu negocio?

Una de las ventajas del comercio electrónico es que es mucho más fácil y económico para un negocio que el comercio tradicional. Esto se debe a que cuenta con una gran variedad de opciones a través de las cuales podemos promocionar nuestro negocio y que resultan determinantes para aumentar la audiencia.

Un ejemplo de ello son las redes sociales, dado que de manera gratuita puedes generar ventas y aumentar tu lista de clientes realizando campañas de marketing que te permitan captar a tu público objetivo. Estos canales te permitirán crear comunidades con tus clientes donde puedas conocer sus necesidades, lanzar promociones, crear contenido de valor y más.

Esta fue una guía básica para conocer de manera general la actividad del e-commerce o el comercio electrónico y en esta medida, cómo podemos participar en él con nuestro producto o servicio. Recuerda que puede ser una opción incluso si tu negocio ya funciona de manera física, dado que puedes usar el comercio electrónico como canal alterno para vender también tus productos aprovechando las grandes ventajas de Internet. Conoce más de estos puntos en profundidad en nuestro apartado de e-commerce y Marketing.