Saltar al contenido

Consejos para abrir una segunda tienda de tu negocio

Lo que debes saber antes de empezar

Empezar a evidenciar que las dimensiones de un espacio se quedan cortas y que la demanda crece de tal forma que podríamos abrir un segundo espacio de nuestro negocio, es sin duda una de las sensaciones más importantes y satisfactorias para cualquier emprendedor, pues se convierte en la viva muestra de que nuestro negocio puede dar el siguiente paso, cuando de negocios físicos se trata.

Sin embargo, es inevitable que nos asalten dudas ante un paso de tal magnitud, en especial si llevamos poco tiempo en el mercado, aunque incluso puede darse si ya tenemos trayectoria. Es por ello que en esta ocasión te presentaremos una serie de aspectos clave que debes tener en cuenta antes de tomar esta decisión, pues te permitirán aprovechar al máximo la oportunidad y considerar si es factible hacerlo y bajo qué circunstancias.

¿Qué debo tener en cuenta para abrir una segunda tienda?

Si estaba o no entre tus planes abrir un segundo local de tu negocio, ahora que se aproxima a ser un hecho, te recomendamos revisar varios aspectos que te permitan tomar la mejor decisión para tu emprendimiento. Empecemos:

¿Requiere tu presencia física?

Uno de los principales aspectos que debemos consultar antes de decidir si abrimos o no un segundo local de nuestro negocio, tiene que ver precisamente con la necesidad de contar con nuestra presencia de forma crítica o no. Por ejemplo, muchos emprendedores de servicios observan que sus clientes prefieren recibir la atención de ellos directamente, de manera que abandonar el local para abrir otro en otro lugar, podría ser perjudicial para aquellos que te prefieren.

Sin embargo, en caso de que tu negocio no requiera tu presencia y puedas delegar la atención directa con tus clientes, entonces podrías considerar expandirte con un segundo local. Ten en cuenta que necesitarás contar con el personal adecuado para que se haga cargo de todo lo que implica el negocio.

¿Por qué funciona el negocio aquí?

Otro punto importante que debemos revisar son las condiciones actuales del primer negocio, revisar su funcionamiento y las características que le han permitido surgir de manera adecuada en el punto en que se encuentra. Identificar las estrategias que funcionan te permitirá también adaptarlas al nuevo espacio que ocupes en el segundo local. No obstante, existen aspectos que se deben evaluar como la presencia de competencia y el público objetivo.

Considera las condiciones del entorno del sitio en el que instalarías tu segundo local y si estas son aptas para su funcionamiento. Esta también es una buena opción para implementar cambios que hayas querido aplicar en tu primer negocio, nuevas estrategias e innovaciones que te permitan seguir creciendo, eso sí, teniendo todo lo anterior en cuenta antes de hacerlo.

¿Cómo voy a financiar mi segundo local?

Como sabemos, abrir un segundo local requiere contar con capital que nos permita, como en el primer negocio, instalarlo con todo lo que implica, razón por la que debemos asegurarnos de planificar la forma en la que vamos a financiar la instalación de este segundo negocio.

Aquí es muy importante que prestes especial atención a las finanzas y el rendimiento que tiene el negocio actual. Si tienes una deuda grande pendiente, adquirir una nueva deuda para abrir un segundo local puede ser arriesgado. Considera varias formas de financiamiento, como los inversionistas externos, préstamos y demás, pero te recomendamos no relacionar el primer negocio en el financiamiento del segundo.

¿He elegido el lugar con base en los estudios de mercado?

Un paso que tuviste que haber dado en la instalación de tu primer negocio, es el estudio de mercado. A partir de esta investigación podemos conocer las condiciones del entorno en el que nos vamos a instalar y de esta manera determinamos si son idóneas para el correcto funcionamiento de nuestra actividad. En otras palabras, nos permite identificar el potencial del mercado, la demanda y la competencia.

Para abrir tu segundo local, este aspecto no puede pasar por alto. También dedica tiempo para realizar un estudio de mercado que te permita conocer las condiciones para instalar tu negocio. Puedes hacerlo con varias locaciones que hayas revisado previamente. Recuerda que puedes realizar ajustes e implementar campañas de marketing para abrirlo. Ten en cuenta toda la información que recolectes antes de decidir si abrirlo en un sitio u otro.

¿Es mejor abrir un negocio físico nuevo o puedo hacer otra inversión?

Además de lo que hemos visto, también conviene considerar si sería una inversión rentable abrir un nuevo local o bien podemos optar por otras opciones de crecimiento que no impliquen no solo la apertura de un negocio físico, sino también un gasto tan importante como este.

Otras formas de invertir nuestro dinero en beneficio del crecimiento de nuestro negocio implican, por ejemplo, la apertura de una tienda online, en la que el riesgo es mucho menor y en el que podremos aprovechar todas las ventajas de la tecnología con nuestro producto o servicio. Puedes considerar innovar con productos, imagen, nuevos servicios, estrategias de marketing, entre otros. Las posibilidades son muchas.

Solo tú sabes cómo funciona tu negocio y en este sentido, tienes toda la información para decidir si es una buena opción abrir una tienda física o en definitiva, puedes considerar otras opciones, pues nadie más que tú conoce las condiciones del producto o servicio que ofreces. Considera tus objetivos y pon en marcha tu espíritu emprendedor, eso sí, considerando todo esto para tomar la mejor decisión.