Saltar al contenido

Cómo ser una lovemark y enamorar a tus clientes

Logra que tu negocio sea una lovemark

Puede ser que no hayas escuchado este término, pero seguro que cuando comprendas qué es, te darás cuenta que está mucho más presente en el mercado de lo que habías pensado. Para explicar lo que es una lovemark, debemos partir de la idea de que una de las principales intenciones de una marca es lograr que su consumidor se enamore de ella, para lo cual deben destacarse entre la competencia y construir una identidad distinguible, clara y concreta para el público.

En otras palabras, lovemark se refiere a la capacidad de enamorar al público objetivo, para lo cual se implementan estrategias que entran en contacto con el lado emocional del consumidor hasta lograr la fidelización, una de las ambiciones más importantes para las marcas.

¿Qué distingue a una lovemark del resto?

En el mundo de hoy, tu negocio debe diferenciarse, conectar con los clientes como ninguna otra marca y lograr instalarse entre sus preferencias. Es así, que las lovemarks son marcas que son muy atractivas en el mercado, destacan, cuentan con características que marcan, ya sea en el lanzamiento de un producto o servicio, generando curiosidad y ansias. Además de esto, las lovemarks tienen la ventaja de ser centro de muchos seguidores que, gracias a la fidelización, seguirán con ellas en cualquier situación.

¿Cómo ser una lovemark?

Ahora sí vayamos al punto central de este apartado; convertirse en una lovemark. Como hemos mencionado, para ello es necesario generar distintas técnicas que nos permitan convertirnos en un negocio o marca de este tipo. Veamos cuáles podemos poner en marcha:

Genera misterio

Hoy todo lo podemos saber y conocer, poco se ha dejado a la imaginación del consumidor, se le entrega toda la información sin medida y no hay un espacio de silencio o expectativa donde haya lugar para la curiosidad y la espera. Es por ello que una de las estrategias más importantes es generar y mantener misterio.

Lo que se recomienda es que haya secretos que más tarde potencien la experiencia de vivir la sorpresa, esto además de ser emocionante, también despierta el interés y la atención del público, en especial cuando están por lanzar una nueva imagen, producto o servicio, por ejemplo.

Construye complicidad y cercanía

Una de las claves más importantes para fidelizar a los clientes y convertirse en una lovemark, tiene que ver precisamente con la intimidad que se puede construir con los consumidores. Generar una relación entre el consumidor y la marca es más importante de lo que parece, pues es lo que va a despertar esa sensación de cercanía que les permite crear complicidad. Una buena forma de hacerlo es mediante la comunicación, los mensajes publicitarios y el valor agregado.

Transmite transparencia de la marca

La intimidad, la fidelización y la atención del consumidor solo se mantiene cuando se percibe la marca como confiable. Cuando se genera confianza a través de la transparencia, el creer en la marca se vuelve el elemento más valioso. Para lograrlo, lo que debes hacer es transmitir de manera clara tanto tu misión y tu visión, así como los valores por los que se destaca tu negocio entre los demás que existen en el mercado.

Conoce el público al que te diriges

Una de las grandes claves, no solo para ser una lovemark, sino también para que cualquier negocio alcance resultados satisfactorios, tiene que ver con el conocimiento que se tenga del público objetivo al que va destinado su producto o servicio. Cuando identificamos el tipo de consumidores al que nos dirigimos, podemos direccionar correctamente nuestras acciones y de esta manera, no perderemos tiempo ni recursos en el proceso, dado que estamos caminando en el sentido correcto.

Considera el valor de la experiencia

La experiencia hoy se lleva uno de los primeros lugares en la lista de preferencias del consumidor, pues al existir un nivel de competitividad tan alto en el que podemos encontrar una gran variedad de productos y servicios similares en el mercado, este suele ser un elemento crucial que determina la preferencia entre una marca u otra. Por esto, ten en cuenta que ofrecer un buen servicio al cliente, una atención personalizada, eficiente y a tiempo, puede dejarte ganar todos los puntos que buscabas, generando así una experiencia positiva que será muy bien recompensada.

Sé perseverante

Ninguna empresa o negocio logra convertirse en una lovemark de un día para otro, en realidad, es un proceso que toma tiempo y esfuerzo, pero que sin duda arroja importantes resultados para tu emprendimiento. Es por ello que valores como la perseverancia y la paciencia son fundamentales en este tipo de acciones, dado que centrarás tu atención en las actividades que propicien la fidelización, en lugar de preocuparte por los números, un error que aleja a muchos emprendedores de lograrlo.

Ahora que vimos las dimensiones de convertirse en una lovemark y las estrategias que podemos empezar a implementar para ser una, ¿Qué esperas para hacerlo? No dejes que te ganen en el mercado, construye tu propio proceso conectado directamente con los consumidores y en definitiva: haz la diferencia.