Saltar al contenido

Cómo hacer un plan estratégico para tu negocio

Pasos que necesitas conocer

Para nadie es un secreto que el mercado está en constante cambio y movimiento, es por ello que tanto las empresas establecidas en él, así como los emprendedores que planean iniciar su emprendimiento, se han visto en la necesidad de consultar cuáles son las condiciones del mercado, el estado del público consumidor, entre otros aspectos, para poder participar.

Esta participación, por supuesto, está basada en un plan estratégico. Se trata de una herramienta que facilita a los emprendedores y empresas, aumentar su rendimiento y mejorar sus condiciones con respecto al mercado actual. Si esto te resulta nuevo, hagamos un repaso rápido antes de ver cómo hacer este tipo de planeaciones.

¿Qué es un plan estratégico para una empresa?

Es una investigación de carácter organizacional que puede estar enfocada a distintos objetivos de acuerdo a las necesidades particulares que haya identificado la empresa en su gestión. De esta manera, el plan puede estar dirigido a fortalecer sus operaciones, aprovechar mejor sus recursos, determinar prioridades en el mercado y su operación, entre otros.

plan estrategico

¿Por qué es importante? Básicamente porque nos permite conocer hacia dónde va la organización de nuestro negocio, cuáles son las acciones que necesitamos para seguir progresando y la eficiencia de estos métodos para lograrlo. En últimas, el plan estratégico se convierte en un documento que nos permite organizar y establecer objetivos y acciones conjuntas en pro de ellos.

Ahora, ¿Cómo hacer un plan estratégico para tu negocio?

Pasemos al siguiente punto, ¿Cómo hacerlo? Partiendo de la información anterior, podemos pasar a conocer cómo hacer este tipo de planes y cuáles son los puntos cruciales del proceso. Empecemos:

Define la misión de tu empresa

Los objetivos, la misión y la visión de un negocio, son elementos clave que nos permiten construir el camino para conseguirlos. Es por ello que definir y clarificar a qué le apunta nuestro negocio es el punto de partida a la hora de emprender cualquier paso. Esto es especialmente importante si tenemos en cuenta que esto es también parte de la percepción que tendrá nuestro público sobre la marca.

En tu plan estratégico debes incluir la misión y la visión a partir de un proceso en el que proyectes cuál es la imagen que quieres crear de tu negocio en el mercado, cómo quieres ser visto y recordado a partir del producto o servicio que ofreces.

Establece objetivos y metas

Partimos de un panorama general de visión de la empresa, a plantear objetivos específicos, concretos que reduzcan su duración en el tiempo. Es necesario que, de acuerdo a la misión de tu negocio, fijes objetivos, que son de mediano y largo plazo, así como objetivos, que son a corto plazo.

Recuerda que estos objetivos pueden crearse en función de las ventas, los clientes, el mercado, los productos, los alcances geográficos, las modalidades de venta, etc. Además, es necesario que incluyas en ellos la fórmula SMART, que hace referencia a objetivos y metas: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales.

Organiza tus objetivos en un calendario

Muchos emprendedores cometen el error de dejar sus metas y objetivos a la deriva y no ponerles una fecha en concreto seguido de una planeación, significa en muchos casos, no cumplirlos nunca. Es por ello que una de las partes principales de una planeación estratégica consiste en la organización de un cronograma o bien, una marcación en un calendario para tener un panorama visual.

Una forma eficiente de organizar esta información consiste en la ubicación de la información en siete espacios. Estos son: el objetivo, el target al que te diriges, la acción que requieres, el coste, la duración, departamento responsable y la medición que se usará para llevar el registro del rendimiento.

Define un buen equipo de trabajo

Una planeación detallada pierde fuerza si quienes están a cargo de gestionarla y hacen parte de la empresa, no trabajan juntos en pro de ella, no tienen los conocimientos necesarios, carecen de formación o una vinculación directa que los haga sentirse parte del mismo equipo.

Todos en tu negocio deben encaminar sus esfuerzos hacia los mismos objetivos, pero esto se logra cuando el ambiente laboral es armonioso, están todos motivados y hay buena comunicación entre otras las partes. Además, es necesario que los empleados sean personas creativas, proactivas y empáticas para desarrollar trabajos conjuntos.

Introduce tu empresa a la transformación digital

Como solución, medio y causa, la transformación digital es un elemento indispensable de los negocios del mercado actual. Si quieres obtener mejores rendimientos y no quedarte en el olvido, entonces la tecnología debe integrar tu actividad no como elemento de venta, sino también como herramienta para el marketing, servicio de atención al cliente, gestión de operaciones, entre otros.

Impulsar nuestro negocio a la transformación digital implica también salir de nuestra zona de confort. Hace parte de este proceso porque se ha convertido en una necesidad tanto para los negocios establecidos en el mercado, como también para todos los emprendedores que quieren lanzar un proyecto de emprendimiento.

Presta atención al servicio al cliente

Idear un plan estratégico para nuestro negocio es un proceso en el que también debemos escuchar y estar al tanto de nuestro servicio de atención al cliente. Podríamos hablar de una especie de estrategia incluida en este proceso, dado que cada vez con mayor frecuencia sucede que es más importante basar los planes estratégicos en la información que recibimos de nuestros clientes.

Lejos de suponer, el emprendedor y las empresas en general, deben acercarse a su público y escuchar a sus clientes para saber qué quieren y esperan de lo que les ofrecen. Esto es posible, sobre todo en momentos como los de ahora donde podemos crear canales de contacto personalizados y contamos con herramientas que nos permiten llegar a ellos mediante formas más sencillas.

plan estrategico para tu negocio

Determina información clave del mercado

Para dar el primer paso, es necesario saber y conocer de dónde partimos, esto es, tener un acercamiento a las condiciones actuales del mercado que nos permitan saber su estado para que así, nuestro plan estratégico, tenga mejores resultados en su proceso.

Es por ello que en este punto conviene responder y establecer información como, hacia dónde va el mercado, cuáles son nuestros competidores directos e indirectos, cuáles son las características de nuestros clientes potenciales y clientes objetivos, cuáles son las herramientas que permiten acercarme al público, entre otras cuestiones.

Con esta información en claro, el plan estratégico de tu negocio puede ir tomando el rumbo que quieres, dado que ya hay un planteamiento de objetivos y partes de información real del mercado. Recuerda que si quieres conocer más acerca de los planes estratégicos, cómo conocer a tu público y en general, información para completar este proceso, en nuestra sección de Marketing podrás encontrar mucho más contenido útil.