Saltar al contenido

Cómo definir el target o público objetivo para tu negocio

Identificar el target, nuestro objetivo

Saber hacia quién o quiénes va dirigido nuestro producto o servicio, es uno de los requisitos de cualquier negocio. Sin embargo, muchas veces es posible que cometamos el error de dejar esto en la suposición, es decir, asumimos que existe un público al que le interesa lo que ofrecemos y de esta manera, le atribuimos una serie de características. Lo que no sabemos es que asumir sin conocerlo, es uno de los errores que genera la pérdida de recursos y tiempo.

El público objetivo o target se escucha cada vez con más frecuencia, pues conocerlo en realidad implica una serie de procesos que trae importantes beneficios para las empresas establecidas en el mercado, y sin duda también para los emprendedores. Es por eso que en esta ocasión te presentamos todo lo que tienes que saber para definir y conocer tu propio target.

Pero antes, ¿Qué es el target?

Pues bien, nos hemos aproximado al término pero aún no hemos dicho en qué consiste exactamente. Conocido también como público objetivo, el target hace referencia al conjunto de personas al cual va destinada la venta de un producto o un servicio de una empresa cualquiera. En otras palabras, es un grupo de personas que, bajo una serie de características particulares compartidas, es el cliente ideal que estaría interesado en acceder a lo que ofrecemos.

Identificar el target

Ahora sí, ¿Cómo definir el target?

Es momento de entrar en materia y ver cuáles son los elementos que necesitamos tener en cuenta para poder definir el target de nuestro producto o servicio. Presta mucha atención a lo siguiente:

Establece el perfil demográfico

El perfil demográfico hace parte de uno de los primeros grupos de datos que necesitamos establecer para poder dar con nuestro cliente objetivo. En este sentido, debemos preguntar si se trata de hombres, mujeres o los dos. También necesitamos establecer un rango de edad, dado que no es lo mismo dirigirse a jóvenes que a adultos mayores, por ejemplo.

Por otro lado, también necesitaremos identificar el lugar de ubicación, las zonas en las que nuestro producto o servicio puede ubicarse para estar más cerca del tipo de población al que le apuntamos.

Define el perfil sociocultural

Otro grupo de datos importantes son los que reúne el perfil sociocultural, dado que nos permite acercarnos a otro tipo de rasgos como lo son los relacionados con el entorno en el que se desarrolla normalmente el cliente y sus actividades más frecuentes a partir de una serie de características específicas.

En este sentido, debemos acudir a datos como su nivel económico, el nivel educativo o la formación que alcanza, el idioma que habla, sus valores y sus costumbres. En este sentido, nos acercamos también a los intereses particulares de nuestro target para observar mucho más de cerca las características del ambiente que frecuenta y sus preferencias.

Comportamiento digital

En un mundo como el de hoy, la tecnología y con ello el mundo digital, constituyen un entorno que no podemos dejar de lado, razón por la que es de suma importancia que conozcamos cuáles son los rasgos más importantes del perfil digital que tiene nuestro cliente y con ello, las características esenciales de su comportamiento en el mundo digital.

Aquí debemos definir cuáles son las redes que utilizan con mayor frecuencia los que podrían ser nuestros clientes, qué tan activo es en ellos, la frecuencia de navegación y sus intereses, de manera que podamos ver las páginas o perfiles con los que interactúa. Este punto también comprende la navegación en general en la red, de manera que también debemos identificar cuáles son las palabras que usa para buscar el producto de nuestro nicho y así, cómo podemos hacer que nos encuentre más fácil.

Rastrear las visitas en la página

Otro de los aspectos que también nos va a permitir identificar nuestro target con mayor eficiencia, es identificar de dónde vienen las visitas que recibimos en el sitio web de nuestro negocio. Posiblemente estas visitas de usuarios vienen de búsquedas directas, de un banner con promoción, redes sociales, entre otras. Esto te dará información acerca de cómo llegan los interesados a tu página.

Además, también puedes identificar otros rasgos en relación con la zona desde la que acceden, lugares relacionados que visitan, región desde la que ingresan, los dispositivos que más usan para acceder, el tiempo que navegan, etc.

Recurre a las herramientas de análisis

Definir a nuestro target también implica ir a las herramientas de análisis que nos permitan acercarnos a ellos a partir de procesos de recolección de datos y organización de la información. De esta manera, podemos usar Google Analytics, Google Trends, herramientas de análisis de redes sociales, entre otras.

Aprovecha estas herramientas para complementar la información que has conseguido, conocer otros datos específicos acerca de tus clientes y enfocar el target que tiene tu empresa en función de esta nueva información.

Recuerda

Ten en cuenta que conocer a nuestros clientes es una necesidad clave. Sin embargo, la información que recolectemos hoy nos dará un panorama de nuestros clientes actuales o bien de las condiciones de nuestros clientes actuales, pero es necesario mantener esta información actualizada, revisar y seguir su comportamiento. Esto porque la información, la conducta con nuestro servicio o producto, sus preferencias, etc., pueden cambiar, no son datos estables en el tiempo.

target o publico objetivo

Seguro que con ayuda de todos estos puntos tienes ahora las bases necesarias para empezar a identificar tu target. Asegúrate de que cada dato pueda ser comprobado a través de las herramientas, del seguimiento de identificación y del almacenamiento de información que reúnas a lo largo del proceso.

No olvides que en nuestras secciones podrás encontrar mucha más información acerca de cómo conocer tu mercado, cuáles son las mejores redes sociales para las empresas, estrategias de marketing, consejos para emprendedores que pueden aplicar incluso si ya tienen sus negocios establecidos y mucho más, ¡no te la pierdas!