Saltar al contenido

Cómo crear una estrategia de marketing de contenidos

Otros tipos de marketing para tu negocio

Crear contenido de valor, que te conecte con tus clientes y que gane su interés, es mucho más importante que dedicarnos a publicar ofertas y ventas de forma insistente que terminen por alejarnos de nuestro público. A mi me tomó mucho tiempo comprender por qué, antes que vender, debía ofrecer valor a mi audiencia, pero mis respuestas llegaron cuando empecé a hacerlo.

Si no has escuchado del marketing de contenidos, déjame contarte rápidamente que es una estrategia que involucra la creación, producción y difusión de contenido. Particularmente este contenido no se enfoca en la promoción de la marca, sino que más bien centra su objetivo en llamar el interés del público. Así, podemos encontrar blogs, cursos, conferencias, videos y más.

Seguramente te estarás preguntando cómo te beneficia. Pues bien, este tipo de estrategia te permite mejorar la reputación, crear una comunidad, fidelizar clientes, crear relaciones a largo plazo con tu público y más. Mira aquí cómo crearla.

Crear una estrategia de marketing de contenidos paso a paso

Lo cierto es que ni las empresas establecidas en el mercado ni los emprendedores que quieran lanzar su proyecto de negocio, deben omitir este tipo de estrategia sin antes conocer su necesidad en el mercado de hoy. Pero si la razón es que desconocen cómo se hace, aquí te contamos lo que tienes que saber para que esto no te ocurra:

Analiza la situación actual

Antes de dar cualquier paso, es necesario llevar la atención a las condiciones actuales para identificar cuáles son las acciones que necesitamos desarrollar. En este sentido, es necesario que evaluemos a nuestros competidores, indaguemos en el contenido que busca el público, identifiquemos oportunidades y en general, tengamos un panorama general de las condiciones de este momento.

Planea la estrategia

En este punto nos enfocaremos en la formulación de la estrategia de contenido, es decir, sus componentes más importantes. Aquí debes introducir información específica en relación con los objetivos que te planteas, los temas que vas a desarrollar, el formato de este contenido y los alcances que va a tener en función de cliente objetivo.

Elige los canales

En este caso hablamos específicamente de los canales de difusión a través de los cuales se va a publicar el contenido que vas a desarrollar. Ten en cuenta que de acuerdo a tu audiencia, herramientas, recursos y posibilidades, puedes prescindir de un canal u otro. En el caso de las redes sociales, recuerda que estar presente en todas no necesariamente es lo mejor, sino que debes priorizar las más importantes para la publicación de contenido y atracción de clientes según las características de tu nicho.

Selecciona las herramientas de medición

Posteriormente, será necesario elegir las herramientas que usarás para medir los procesos y con ello, registrar el rendimiento que va teniendo tu estrategia de marketing. En el mercado existen muchas herramientas disponibles, algunas de pago, otras gratuitas, etc. Lo ideal es que tengas herramientas que te permitan no solo la recopilación, sino también la organización de la información para el análisis que vendrá luego. Una buena herramienta para ello es Google Analytics.

Crea un calendario editorial

Luego de haber adelantado todo lo anterior, que en realidad fue más preparación que acción en sí, pero justamente muy necesaria, es momento de planificar nuestra puesta en marcha. Aquí lo que haremos será plantear en un esquema visual la organización y aspectos que debe tener nuestra estrategia.

De esta manera, el calendario debe incluir la acción que se va a desarrollar, el responsable, el contenido que se va a publicar, la fecha o días de publicación, el título tentativo, entre otros datos de acuerdo a las preferencias de quien organice esta información.

Desarrollo del contenido

Aquí debemos tener en cuenta varias cosas para que el contenido que se desarrolle sea eficiente y de calidad. Lo primero es que además del SEO, debemos priorizar otras condiciones para nuestro contenido. Esto es, además de pensar en el posicionamiento en los motores de búsqueda, también es necesario llevar nuestra atención a mejorar la experiencia de los usuarios en Internet y en nuestro sitio. Fácilmente un usuario que no encuentra lo que pensaba que obtendría al ingresar en un título, por ejemplo, terminará por abandonar el sitio.

Desarrolla contenido atractivo para los buscadores, pero también interesante y útil para tu audiencia. Conoce y responde a sus inquietudes sin desconectarte del tema principal. De esta manera, el público podrá encontrar todo lo que necesita en un solo lugar, lo que favorecerá el tiempo que estén navegando en el sitio.

Introduce contenido visual

El contenido en formato visual no solo puede usarse como una herramienta complementaria o de respaldo, sino como un canal en sí mismo. Es necesario que cada texto cuente con una imagen que pueda también darle un descanso al lector y no solo esté ante una pantalla con bloques de texto densos y que puedan saturar su vista.

Por otro lado, las imágenes y vídeos, por ejemplo, son formatos que además de facilitar la comprensión de la información que se expone, también son fáciles de compartir, lo que favorece la interacción. De ahí que sea tan importante el trabajo en conjunto del equipo de redacción con el equipo de diseño gráfico, así se lograrán mejores resultados con sus habilidades y conocimientos fusionados.

Construye una lista de correo electrónico

Esta es una técnica muy importante que debemos tener en cuenta, pues es de suma importancia para el marketing de contenidos. Esto se debe a que sigue siendo una estrategia que propone un canal de contacto muy usado hasta el día de hoy, además de tener un gran impacto en los correos que están dirigidos a audiencias segmentadas.

Aquí lo primero que debemos tener en cuenta es que debemos plantear desde el inicio el objetivo para el cual crearemos esta lista de correos electrónicos. En función de esta intención podemos empezar, pues es necesario previamente informar al usuario sobre el para qué de su introducción de correo como solicitud. Envía y comunícate únicamente para lo que has dicho que usarás el correo. Por ejemplo, el envío de descuentos en productos de su interés, alertas sobre bajas de precio, etc.

Promociona el contenido

Por último, pero no exactamente menos importante, encontramos la difusión del contenido que hemos publicado. Ten en cuenta que la promoción del contenido, en este caso, puede variar. En general, funcionan muy bien las campañas de marketing orientadas al envío a través de correo electrónico, la publicación en redes sociales, promociones de pago disponibles en los buscadores, entre otros.

Elegir los canales de difusión y promoción del contenido es un proceso determinante, pues de nada vale crear contenido de valor si este no llega a nuestra audiencia o su impacto es realmente insuficiente. Examina las opciones en función de los sectores a los que te enfoques y la presencia de tu público objetivo.

Conoce más del marketing de contenidos en nuestra sección de Marketing, así como mucha más información del mundo digital, e-commerce, negocios, emprendimiento, etc. Seguro encontrarás contenido de gran utilidad para ti.