Saltar al contenido

6 Mitos sobre lanzar un negocio en línea que debes dejar de creer

Porque no todo es como dicen

La falta de conocimiento sumado a la desinformación, son elementos clave que abren el camino a los mitos que pueden formularse sobre los negocios en Internet, los que pueden terminar por cerrarte las puertas a un mundo con muchas posibilidades porque has decidido creer en lo que has escuchado.

Sabemos que para muchos emprendedores Internet es un concepto nuevo del que pueden no tener dominio aún, y si es tu caso, no te preocupes, es normal que le temamos a lo desconocido. Sin embargo, no es la excusa para no tomar las riendas y seguirnos dejando llevar por comentarios y opiniones, que si bien no está mal escuchar, influyen en nuestra percepción, aún cuando nosotros mismos no la hemos experimentado.

Es por ello que hemos decidido contarte los cuatro mitos sobre los negocios en línea que pueden ser los que te estén poniendo las trabas en el camino, para desmentirlos y contarte más.

Mitos sobre los negocios en línea

Si has decidido limitar tu presencia online o tu actividad en Internet por estos mitos que te contaremos, es momento de dejarlos a un lado y no negarte a la posibilidad de crecer en Internet con tu emprendimiento. Empecemos:

Las redes sociales son suficiente para vender por Internet

Quizás hemos escuchado hasta el cansancio el poder que tienen las redes sociales, de hecho, muchas alojan una gran variedad de emprendimientos que han encontrado su movimiento en la red. Sin embargo, si lo que queremos es incrementar nuestras ventas en línea, las redes sociales no son suficientes.

Aquí es necesario tener en cuenta que si bien las redes sociales son sin duda una de las más grandes herramientas que tenemos en la actualidad, los esfuerzos deben aumentarse cuando de vender en línea se trata. Es por ello que es fundamental que cuentes con un sitio web al que tus clientes puedan llegar para conocer, por ejemplo, tu catálogo de productos, dado que los seguidores en redes sociales evitan seguir a páginas que no les ofrecen información, contenido de calidad, utilidad o entretenimiento.

Debo formarme para poder abrir mi propia tienda en línea

A menos que quieras, en realidad, formarte para abrir una tienda online desde cero, puedes aplicar este punto. Sin embargo, no es un requisito o condición para abrir tu propia tienda, dado que en la actualidad existen herramientas disponibles cada vez más intuitivas y prácticas que les permiten a personas que no tienen conocimientos específicos, abrir su propia tienda.

Las plataformas han facilitado los procesos de gestión y creación de sitios, incluso proporcionando plantillas de referencia para empezar con la creación de la tienda. Será necesario elegir el nombre de dominio, es decir, el nombre de tu negocio en Internet, el cual será necesario para registrarlo y podrás empezar.

Es un mercado demasiado arriesgado

A menudo es un mito que se difunde entre quienes están familiarizándose con las herramientas digitales y las ventas online, en especial porque suelen compararlo con el mercado tradicional y es normal que en este punto, visto de esta manera, surjan demasiadas dudas acerca de las garantías de las ventas online.

Construir un ambiente seguro depende directamente de los emprendedores, pues hoy existen muchas herramientas y sistemas de seguridad con la que es posible automatizar y asegurar las ventas en Internet. Es por ello que elegir la plataforma adecuada y contar con los elementos correctos, es clave para asegurar las transacciones y la tienda en general.

Es necesario que tengas una idea muy original

Por mucho tiempo se ha creído que para convertirse en un referente del mercado en cualquier sector, necesitas ofrecer algo demasiado novedoso, dado que debe llamar la máxima atención posible. Esto se debe a que el fenómeno de las ventas en línea ha crecido exponencialmente y que el temor ha aumentado también con ello.

Sin embargo, en realidad los puntos que hoy distinguen a muchos de los sitios de autoridad difieren directamente de los productos, pues si lo miramos a detalle, podemos encontrar mucha oferta de productos similares en un solo lugar. Aquí la clave para destacarte es conectar con el público, ofrecer un buen servicio de atención al cliente, subir contenido de calidad y utilidad, entre otros factores.

Se puede ganar mucho dinero de un día para otro

Definitivamente, no. El asunto de la rentabilidad, implica, entre otras cosas, un estudio detallado que nos permita evaluar la viabilidad de lo que vamos a ofrecer y sabiendo esto, no es posible ganar mucho dinero de un día para otro, en especial si no existen muchos esfuerzos de por medio.

Ten en cuenta que las ventas en línea funcionan como cualquier negocio y es necesario contar con un tiempo de trabajo que te permita empezar a conocer a tus clientes a la vez que logras las primeras ventas mientras te haces conocido en el mercado. Ganar mucho dinero requiere de un trabajo dedicado y responsable que te permita empezar a recuperar el dinero invertido. Ve sin afanes.

No necesitas dedicar tanto tiempo como crees

En realidad, si necesitas dedicar tiempo cuando se trata de un negocio, en especial las ventas en línea. Muchas personas creen erróneamente que por contar con herramientas y prácticas que pueden sistematizar, pueden ahorrarse mucho tiempo de gestión en diversos procesos, sin embargo, estar al tanto de los canales de venta, generar contenido, fidelizar clientes, responder a interesados, tomar fotografías, publicar información, etc., demanda mucho tiempo.

Si bien es cierto que existen herramientas que te van a permitir agilizar muchos procesos, también es cierto que necesitarás tiempo para estar al tanto de todo. Es un riesgo no dedicar el tiempo que merece, dado que la constancia y la regularidad, son elementos indispensables para vender en Internet hoy.

No todo lo que ves en Internet es la realidad, lo mismo que la experiencia de un vendedor no es la misma que tendrás tu, a menos que sigas al pie de la letra sus consejos y aún así, las condiciones pueden variar fácilmente. Prueba herramientas por tu cuenta, enfócate en tu esfuerzo y lleva a tu ritmo tu propio proceso, esto es indispensable para tener un buen rendimiento en tu negocio y no te dejes convencer por todo lo que encuentres.