Pasos para crear un presupuesto personal, control de nuestro dinero

Administra correctamente tu dinero

Cuando hablamos de un presupuesto personal, hacemos referencia a un documento donde establecemos nuestro nivel y fuentes de ingresos, así como los gastos o egresos que generamos en un período de tiempo determinado. Tener esta información clara y al día, nos permite tener un mejor control de nuestro dinero y cómo lo administramos, de esta manera manejamos eficientemente nuestras finanzas.

En cuanto a las finanzas personales, elaborar un presupuesto personal nos va a permitir identificar canales de gastos, planear una bolsa de ahorro, conocer si necesitamos mejorar nuestros ingresos, evaluar la posibilidad de limitar la adquisición de deudas, entre otras decisiones importantes para la economía personal.

El presupuesto es una herramienta que todos deberíamos utilizar,  por ello, a continuación te explicamos paso a paso cómo crear un presupuesto personal:

Identifica tus ingresos y egresos

Para empezar, haremos una lista de todos nuestros ingresos, pero también de nuestros egresos y gastos en un tiempo determinado, por ejemplo, en un mes, que suele ser el período de tiempo en que éstos deben ser cumplidos y llegan (también puedes calcularlos de forma semanal). En este sentido, estableceremos los ingresos de un mes y los gastos de un mes.

Ingresos: Describiremos los ingresos de cada mes, es decir, el dinero que llega a nuestros bolsillos de acuerdo a empleo, servicios, ventas, pagos, etc.

Gastos: Estarán clasificados en los canales a los que distribuimos nuestro dinero de acuerdo al tiempo que hayas elegido, estos pueden ser: transporte, alimentación, educación, servicios (agua, gas, energía eléctrica, internet, telefonía, televisión, plan de celular), inversiones, pago de deudas, ocio y entretenimiento, etc.

Realiza el primer borrador del presupuesto

En una hoja de cálculo en Excel, colocaremos cada uno de nuestros ingresos y egresos correspondientes al tiempo elegido y los costos y cifras respectivas de cada canal. Así mismo, debemos colocar el monto que esperamos manejar y facturar en cada espacio para hacer más eficiente nuestra administración y ver en qué zonas necesitamos aumentar y disminuir nuestro dinero.

Puedes empezar en la primera columna, agregando tus ingresos y en la columna enfrente, los costos y cifras de cada fuente. Así mismo con los gastos, teniendo en cuenta los gastos (e ingresos también), que sumamos habitualmente en el curso del tiempo elegido. Luego, suma todos los gastos y todos los ingresos para restar los egresos a la cantidad de dinero que recibes.  

Luego de esto, es momento de crear el propio. Puedes empezar con un formato como este:

Presupuesto/IngresosPrimer mes Segundo mesTercer mes
Primera fuente$$$
Segunda fuente$$$
TOTAL INGRESOS $$$
Presupuesto/GastosPrimer mes Segundo mesTercer mes
Alimentación $$$
Educación$$$
Salud $$$
Gas$$$
Teléfono$$$
Internet$$$
Televisión$$$
Transporte $$$
Deudas$$$
Electricidad$$$
Agua$$$
Vivienda$$$
Cuidado personal $$$
Teléfono móvil $$$
Vestuario $$$
Ocio y entretenimiento $$$
TOTAL GASTOS$$$

 

Abre un canal para el ahorro

El ahorro debe constituir un gasto fijo que se debe fijar de manera obligatoria. Ahorrar nos permite tener un comodín en épocas de crisis y reducir las posibilidades de caer en un préstamo o deuda mayúsculo que, posteriormente, afecte a nuestras finanzas generales.

Para que este proceso no sea tan difícil, sobre todo si no estás relacionado con el hábito del ahorro, imagina que es un pago propio que debes hacerte, poco a poco verás cómo la recompensa crece y llega. Puedes hacer un ahorro para emergencias y otro que esté destinado a algo útil y necesario que quieras en lugar de caer en otras fuentes de financiamiento.

 Evalúa tus finanzas en el borrador

Observando el primer borrador de nuestro presupuesto personal, podemos empezar a examinar cómo están nuestras finanzas en esta primera parte. Evaluaremos el saldo obtenido de nuestros ingresos, luego de restar los gastos, el cual debe ser positivo y no superar la cantidad de ingresos. No obstante, es posible que el resultado sea otro, lo que nos permitirá evaluar la posibilidad de generar más ingresos para evitar caer en deudas.

La reducción de gastos es el primer paso que debemos dar si estos están superando nuestro total de ingresos, por ello lo ideal es empezar a recortarlos y mejorar nuestras finanzas. Muchos de estos están en suscripciones innecesarias, compra de artículos poco útiles, pagos en exceso, entre otros.

Determina el destino de tu saldo

Ahora que vemos el dinero libre de gasto que nos queda, es momento de planificar un buen destino al que lo vayamos a dirigir. Lo ideal es que el saldo corresponda al 20% o 30$ de nuestros ingresos, pero si no es así, no te preocupes, en este proceso lo iremos alcanzando poco a poco.

¿Qué hacer con el saldo? Existen varias alternativas que podemos elegir para ello. Lo más común, pero también lo que más se recomienda es destinar el saldo a una bolsa de ahorros donde posteriormente, podamos usarla para emergencias, invertir en algún sector, salir de vacaciones con un porcentaje de este, u otro gusto que deseemos. Otros caminos a los que podemos destinarlo, son: la jubilación, cuentas de ahorros, bolsa de inversión, etc, teniendo en cuenta que podemos destinar un porcentaje de éste.

Aplica el presupuesto personal

Una vez hecho lo anterior, es momento de aplicar y empezar a ajustar nuestra economía al presupuesto personal que hemos realizado. Ver resultados eficientes en cuanto a nuestra economía, sucederá en la medida en la que seamos disciplinados y nos sujetemos al presupuesto.

Aunque si bien con el paso del tiempo los factores de ingresos como de egresos pueden ir variando, lo que más debemos cuidar es el saldo o el porcentaje total de ingresos para administrarlo correctamente y si no es posible aumentarlo por ahora, al menos lograr mantenerlo.

 Mantén un seguimiento y actualiza tu presupuesto personal

Como mencionamos, es posible que cualquiera de los datos establecidos sufra una alteración, por lo que será necesario actualizar nuestro presupuesto y revisarlo constantemente no sólo para asegurarnos de seguirlo, sino también de modificar cualquier dato que así lo requiera para mejorar nuestro control sobre nuestras finanzas.

Antes de tomar una decisión importante que impacte sobre tu economía, evalúa la posibilidad de administrar tu dinero de manera tal que no se vea afectado el saldo de ingresos y que evites al máximo adquirir deudas mayúsculas, en otras palabras, consulta a tu presupuesto antes de ello.

Toma en cuenta estos consejos

Como parte del proceso, hemos realizado una pequeña lista que debes tener en cuenta en este camino hacia la elaboración de un presupuesto personal y una mejoría a tus finanzas, por lo que seguro será de gran utilidad para ti:

-Incorpora a tu presupuesto todo tipo de ingreso y egreso que impacte sobre tus finanzas

-Sé realista en cuanto a las cifras que colocas de ingresos y egresos

-Guarda papeles, facturas y documentos que evidencien tus gastos durante el tiempo establecido

-Mantén un control sobre el presupuesto

-Revisa constantemente las cifras del presupuesto y las que estás facturando en el curso del tiempo

-Sé disciplinado y comprometido con este proceso, no es posible obtener resultados si no te mantienes al día con tu presupuesto

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *