Pasos para elaborar un presupuesto familiar general

Crear un presupuesto familiar , Finanzas para el  hogar

Los gastos del hogar es uno de los sectores más altos en la economía de la familia a la que los integrantes aportan, por lo que se convierte en una parte inevitable que contrae gastos y que es necesario cuidar. Por ello, un presupuesto familiar nos permite proyectar aspectos económicos de ingresos y egresos de forma eficiente y organizada.

¿Para qué necesitamos realizar un presupuesto familiar? Necesitamos elaborar este documento para administrar correctamente el dinero del hogar, controlar los egresos que tenemos y poder cumplir objetivos financieros. En este sentido nos permite observar los gastos que tenemos e identificar cuáles debemos priorizar y eliminar.

¿Qué necesitamos? Para empezar, será necesario conocer los gastos que están sujetos al núcleo familiar, como los gastos fijos obligatorios (hipoteca del hogar o alquiler, préstamos de comunidad, deudas del hogar), gastos necesarios (el transporte, la alimentación, la electricidad, el agua, el gas, el teléfono, la Internet, etc), y los gastos ocasionales (salidas a cine, salidas de vacaciones, gastos de regalos en temporada navideña y otros gastos adicionales).

Ahora, veamos cómo podemos elaborar paso a paso un presupuesto familiar. No olvides leer hasta el final, donde encontrarás un ejemplo de modelo de presupuesto familiar y algunos consejos claves que debes conocer.

Paso 1: Usa una herramienta para calcular

Puedes elegir entre una libreta o una herramienta digital, como Microsoft Excel, la cual es sencilla de utilizar y gratuita. Lo ideal es que esta herramienta nos permita observar fácilmente la información que vayamos a colocar en cualquier momento y mantener todo de manera organizada.

Paso 2: Conoce y establece los ingresos

De acuerdo a las actividades que realizas, es momento de conocer los canales de ingresos con los que contamos para realizar correctamente el presupuesto familiar. En este sentido, debemos evaluar medios como: pago de sueldo, pensión correspondiente a la jubilación, dinero de alquiler de locales o renta, los cuales componen los ingresos fijos. También debemos incluir los ingresos variables, los cuales pueden ser: trabajo de horas extras, inversiones, trabajo independiente adicional, colaboraciones, premios, incentivos, entre otros.

Toma en cuenta todos los canales que te proporcionan dinero para agregarlo al presupuesto mensual o semanal familiar.

Paso 3: Identifica los gastos y egresos

Una vez identificamos las fuentes de ingresos, pasamos a la sección de egresos. Aquí debemos intentar ser lo más detallistas y cercanos posibles a las cifras reales que corresponden a nuestros gastos regulares y habituales.

Aquí también necesitamos establecer los gastos fijos y variables. Los gastos fijos serán todos aquellos relacionados con pagos que si o si debemos hacer y que permanecen a lo largo del tiempo, por lo que con frecuencia, no son evitables, como: pago de tarjetas de crédito, servicios básicos de vivienda, alquiler o hipoteca de la vivienda, mensualidad de colegios y educación, impuestos del vehículo, gasolina, impuestos del hogar, servicios añadidos del hogar, entre otros. Y tenemos los gastos fijos variables, que suelen ir más arraigados al ocio y el entretenimiento, como: vacaciones, salidas a cine, diversión y entretenimiento, viajes, regalos en temporadas, etc.

Paso 4. Registra la información de gastos e ingresos

Luego de elegir la herramienta más fácil y práctica para ti, empezaremos a organizar nuestros ingresos y egresos de acuerdo a cada sector correspondiente para obtener una cifra. Haremos una lista de nuestros ingresos y egresos y frente a cada una de las secciones, colocaremos una cifra estimada (mensual o semanal, aunque se usa más mensual) para sumarlo finalmente. Lo mejor será buscar datos que nos permitan acercarnos lo más posible al precio correspondiente real.

NOTA: Expertos afirman que el ahorro debe ser un gasto fijo mensual, sobre todo en el hogar, cuando no sabemos en qué momento podamos vivir una situación que no teníamos planeada. Frente a cualquier eventualidad o emergencia, contar con un ahorro será sumamente clave para hacer frente a ella y evitar caer en deudas que perjudiquen nuestro presupuesto familiar en general. Para ello, debemos destinar un porcentaje de nuestros ingresos a un ahorro familiar

Paso 5: Evalúa el saldo del presupuesto familiar

Una vez tengas las cifras correspondientes al total de gastos y al total de ingresos, lo que debemos hacer es restar los gastos a la totalidad de ingresos para observar nuestra economía general en la parte financiera de la familia. Si los gastos superan nuestro total de ingresos, estamos en la franja roja, la administración del dinero no está siendo eficiente y estamos gastando más de lo que podemos pagar, por lo que lo ideal será empezar a reducir costos, eliminar gastos innecesarios y aumentar nuestro nivel de ingresos responder a la situación.

Si tu balance indica lo contrario, entonces contamos con mejores condiciones financieras y esto nos permite contar con un saldo final que podemos destinar al ahorro, inversiones, etc, los cuales serán sumamente beneficiosos en el futuro cercano.

Veamos un modelo de presupuesto familiar básico

Presupuesto/IngresosEneroFebreroMarzo
Sueldo $$$
Inversiones$$$
Jubilación/Pensión$$$
Negocios$$$
TOTAL INGRESOS $$$
Presupuesto/EgresosEneroFebreroMarzo
Hipoteca o alquiler $$$
Alimentación $$$
Agua $$$
Electricidad$$$
Gas$$$
Internet$$$
Televisión$$$
Telefonía fija $$$
Telefonía móvil$$$
Educación $$$
Transporte $$$
Recreación$$$
Deudas adquiridas$$$
TOTAL EGRESOS

SALDO TOTAL (Ingresos y egresos)

$$$
$$$

Recomendaciones finales

-Sujeta todos los gastos adquiridos

-Mantén el presupuesto familiar actualizado

-Agrega todo tipo de modificaciones necesarias regularmente

-Programa un presupuesto familiar cada mes (o semana, según prefieras)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *