Saltar al contenido

Inversores o Crédito – Comparación, Opciones y Decisiones

¿Inversores o crédito, cuál es la mejor opción?

Existen diversas formas de obtener financiación para nuestro negocio, algo que resulta muchas veces esencial, en especial cuando recién iniciamos con nuestro negocio o emprendimiento. Siendo que las dos principales opciones con las que contamos son crédito (por ejemplo, un préstamo bancario) e inversores (por ejemplo, sociedades). 


¿Entonces, cuál elegir, inversores o crédito?

La mayoría de las empresas jóvenes comienzan con una inversión de capital que proviene de la cuenta del mismo dueño o emprendedor; quien, si no existe sociedad en este momento, es la persona que cuenta con la autonomía total, así como la responsabilidad en lo que se refiere a la toma de decisiones y el acceso a los beneficios de la empresa.

Sin embargo, siempre deseamos expandir las posibilidades de nuestra empresa, por lo que termina por surgir la cuestión: ¿qué tipo de financiamiento es mejor, una inversión o la solicitud de un crédito?

Como podemos imaginarnos, esta decisión no es del todo simple; ya que va relacionarse con diversos factores; en especial del nicho en el que nos encontremos; o bien, la temática y las características de nuestro negocio, y no sólo de esto, sino también de los valores e ideales del emprendedor (tomemos en cuenta que alguna personas no apoyan la idea de diluir la capacidad de liderazgo con la que cuentan).

Recuerda, cada empresa es diferente, el segmento y la etapa de la empresa son cuestiones que sí o sí debemos de tomar en cuenta a la hora de decantarnos por un flujo de capital en forma de crédito o de inversión.

¿Qué tomar en cuenta en el caso de un crédito o de una inversión?

Sin tu empresa o emprendimiento no cuenta con una rentabilidad aceptable, es muy complicado el poder tener acceso a un crédito. En contraposición, en el caso de decantarnos por una inversión, el emprendedor necesita contar con una buena red de networking, así como un plan de negocio ya elaborado.

Inversores o crédito

Opción de crédito

Si estamos en la búsqueda de un crédito, por ejemplo, por medio de una entidad bancaria; nosotros, como emprendedores o dueños del negocio, nos vamos a hacer acreedores a un tipo de deuda, y como suele suceder en estos casos, tendremos que, después de determinado tiempo, finiquitar el monto del préstamo, más los intereses generados de acuerdo con el tiempo del plazo. Además, precisaremos demostrar que contamos con suficiente rentabilidad, para poder solventar esta responsabilidad adquirida.

Si bien, una de las principales ventajas, en términos generales, es que podremos obtener un monto alto en un tiempo relativamente corto de tiempo. Además de que no tendremos que responder a nadie más que a nosotros (contrario a lo que sucede en una inversión o sociedad).

Además, independientemente del éxito o el fracaso del negocio, vamos a tener que devolver la totalidad del préstamo.

Inversión o sociedad

En el caso de una inversión o sociedad, el dueño del negocio debe de tener en cuenta el escenario de apertura frente a los inversores o a los nuevos socios. Es, precisamente, por ello, que el emprendedor debe de tomar en cuenta que su autonomía en la gestión se va a ver afectada. Es decir, la totalidad de las decisiones de la empresa ya no serán responsabilidad suya solamente.

Como en el caso de los créditos, las inversiones son posibilidades que cuentan tanto con ventajas, como con desventajas; si bien va a corresponder a cada emprendedor establecer cuál es la mejor opción para sí mismo y, por supuesto, para su emprendimiento.

A tener en cuenta en el caso de la inversión, es que la devolución del monto seguramente estará acompañada de un rendimiento potencial; ya sea por medio de la repartición de las ganancias o de las ventas del negocio. De cierta forma, podemos decir que en una inversión, las personas implicadas acuerdan correr el riesgo en conjunto.