Saltar al contenido

Identifica créditos fraudulentos y no pierdas tu dinero

¿Cómo saber si es fraude un crédito o no?

Si bien los créditos son una de las fuentes de financiamiento a las que más solemos recurrir para nuestros negocios o bien para una ayuda económica, lo cierto es que están sujetos a riesgos importantes, en especial cuando existen empresas fraudulentas que se aprovechan de la necesidad de muchas personas y terminan por engañarlos.

Es por ello que en esta ocasión te traemos toda la información que necesitas conocer acerca de cómo identificar un crédito fraude a partir de varias características y condiciones que podremos evaluar cuando recibamos una propuesta de crédito o bien cuando estés en búsqueda de financiamiento y te encuentres con un caso que coincida con lo que veremos.

Entonces, ¿Cómo saber si un crédito es fraudulento?

Aunque si bien existen varias señales de alerta que incluso pueden aparecer ante la posible víctima, debemos tener en cuenta que en muchos casos, en especial por la necesidad del dinero y la falta de educación financiera, pueden pasar desapercibidos, generando que al final, se cumpla el cometido de hacerlo caer en la trampa. Empecemos:

Crédito sin buró

Una de las primeras señales de alerta ante un posible caso de fraude a la hora de analizar un crédito, es que muchos de estos, con frecuencia mencionan la posibilidad de acceder a un crédito sin buró. Esto hace referencia a la posibilidad de acceder a ellos sin tener que cumplir un listado de requisitos.

Muchas personas suelen preferirlos y se convierte en una solución mucho más viable, dado que en el caso de las entidades bancarias, se enfrentan a una gran variedad de trámites y documentos que deben presentar para evaluar la viabilidad del préstamo. En este sentido, el crédito, con la facilidad que representa, se convierte en una mejor opción.

Respuesta en poco tiempo

Muy similar al primer aviso de posible fraude, las empresas fraudulentas que ofrecen créditos entregan respuestas en muy poco tiempo luego de que han recibido la solicitud de la persona que quiere acceder a él. Si hay algo que angustia es el tiempo, en especial cuando se trata de una crisis a la que hemos intentado hacerle frente antes y que ahora, nos deja con poco tiempo para resolverla.

Las entidades bancarias suelen tardar un par de días en dar respuesta al estado la solicitud de una persona que solicita un crédito, lo que en el caso de los emprendimientos se ve reflejado en dinero. Es por ello que la posibilidad de “acceder” al dinero en menos tiempo también los hace una opción más atractiva, pero en definitiva se debe prestar mucha atención.

No es importante el historial crediticio

Las opciones de financiamiento para personas que no tienen un buen historial crediticio suelen limitarse mucho más, dado que las entidades bancarias, en la mayoría de casos, suelen descartar la solicitud de crédito de una persona que tiene un historial negativo, dado que este es un reflejo de cómo se comporta al adquirir una deuda.

Si bien existen algunas medidas particulares que les permiten a estas personas acceder a créditos con bancos y otras instituciones como garantías para poder realizar los pagos, suelen recurrir a estas empresas que no les ponen un limitante, aparentemente para acceder a un crédito, aunque sí supone una garantía que veremos en el siguiente punto.

Solicitud de depósito o garantía anticipada

Uno de los aspectos en los que más suelen coincidir las empresas fraudulentas de créditos, es precisamente en la solicitud de un depósito de manera anticipada. En el caso de las personas que tienen un mal historial crediticio, este depósito se convierte en una garantía que haga frente a la cantidad de dinero aproximada que van a suministrar, ya sea un auto, una garantía inmobiliaria, etc.

En estos casos, lo que suelen hacer es solicitar un depósito de manera anticipada, mencionando que para poder hacer entrega del crédito deben recibirlo. A menudo las razones por las que lo hacen de esta manera reposan en procesos de logística sobre el proceso como los gastos administrativos, análisis y demás. Sin embargo, cuando la persona realiza el depósito, la empresa desaparece.

Hay poca o nula información sobre la empresa

Otra manera de identificar si se trata de un crédito fraudulento proveniente de una empresa con este tipo de condición, es que no hay mucha información acerca de ella en ningún medio. Con frecuencia, Internet se convierte en la fuente de información, sin embargo, si al entrar a la red no encuentras menciones sobre la empresa, entonces hay un punto para empezar a sospechar de la legalidad de su actividad.

Por otro lado, es posible que encontremos información sobre la empresa, pero entonces estas serán reseñas con pésimas opiniones de personas quejándose por el fraude, consultando insistentemente y en general, manifestando su inconformidad con la atención o el proceso al que se apuntaron. Estos sin duda son avisos mucho más evidentes e importantes a los que hay que prestar atención.

Canales de contacto

Dado que son empresas con actividad fraudulenta, no tienen la posibilidad, en muchos casos, de enviar información o usar canales institucionales a través de los cuales se pongan en contacto con sus posibles clientes. En este sentido pueden suceder dos cosas. La primera, que tengan un portal web con una apariencia básica y una funcionalidad nula, o bien, que no la tengan y los correos electrónicos son Hotmail, Gmail y otros particulares.

Además de esto, dado que no tienen canales oficiales, suelen ponerse en contacto con interesados en adquirir el crédito, mediante las redes sociales. Entre ellas usan principalmente Facebook y WhatsApp. Una forma de identificar la seguridad de la actividad, está también en la calidad de las imágenes que usan, los logos, si los tienen y los nombres de las empresas. Incluso puedes consultarnos en la red.

Como hemos visto, son varias las herramientas que tenemos a nuestro alcance para identificar lo máximo posible sobre la legalidad o no de una empresa que proporciona créditos. Si bien algunos te sonaron muy obvios, lo cierto es que cuando las condiciones son difíciles, estos suelen pasar por alto ante la necesidad. Ten estos puntos en cuenta antes de realizar cualquier trámite y cuida tu dinero.