Saltar al contenido

Si planeas pedir un crédito para tu empresa, ten esto en cuenta

¿Es momento de pedir un crédito?

Muchas empresas, en especial pequeñas y medianas, observan la solicitud de crédito como una herramienta a la que en algún momento hay que acceder, y si bien, no está mal hacerlo, es necesario revisar cuándo es una verdadera solución y si estamos en la posición o no de asumirla, pues también debemos tener en cuenta que es una responsabilidad a la que sujetamos nuestro negocio.

Si estás de frente ante esta posibilidad, es preciso que revises varios aspectos antes de hacerlo. Recuerda que como dueño de tu negocio, cada decisión que tomes tiene un impacto, por ello también el tiempo es muy valioso en este punto. Empecemos.

Consideraciones antes de pedir un crédito para mi empresa

En distintas situaciones, como por ejemplo, la llegada de la pandemia, las empresas y negocios optaron por solicitar créditos que les permitieron superar los gastos y mantenerse, ante una situación que golpeó al comercio. Sin embargo, la recuperación económica sigue en proceso y muchos aún siguen tomando decisiones. Veamos qué tener en cuenta si estás planeando solicitar un crédito para tu negocio:

Debes mostrar que podrás pagar el crédito de vuelta

Sin duda uno de los requisitos fundamentales de las entidades está relacionado con la capacidad del usuario para regresar el dinero que se le ha facilitado. En este caso, como empresario pequeño o mediano, puede ser difícil demostrar al banco la capacidad de reembolsar el crédito. Organiza muy bien tus finanzas, evalúa si estás en la posibilidad de adquirirlo y no eleves tus expectativas, sé realista con lo que necesites.

Considera que no se trata solo de tu negocio

Un punto importante a tener en cuenta, es que las entidades o prestamistas, evalúan la capacidad total de pago de la persona que lo solicita, considerando tanto sus deudas personales, como sus deudas comerciales. Es así que, tu nombre no puede estar registrado en las centrales de riesgo, pues esto podría determinar el no préstamo para tu negocio.

Fija un monto realista

Un crédito en muchas ocasiones es visto simplemente como dinero inmediato, lo que fácilmente y sin hacer un estudio juicioso, podría terminar por hacernos solicitar mucho más de lo que necesitamos y peor aún, sin poderlo pagar después. Es por ello que un aspecto fundamental es estudiar muy bien nuestras finanzas y necesidades para solicitar un monto realista que sea suficiente para satisfacer la exigencia que nos preocupa.

Registra un período de facturación

Una de las razones por las que las entidades pueden evitar otorgar créditos a pequeñas y medianas empresas, está relacionado con el tiempo que llevan de facturación, precisamente en estos momentos en los que los ingresos son muy bajos o incluso, no pueden ser demostrados oficialmente. Seguramente vas a necesitar presentar los estados financieros de tu negocio, por ello es importante llevar ya un tiempo de facturación en el mercado.

Conoce aspectos financieros básicos

Aunque este es un punto que se suele pasar por alto, lo mejor es que como empresario, tengas conocimientos básicos sobre el mundo financiero, pues esto te permitirá conocer y gestionar de mejor manera el crédito que estás solicitando. Así, también podrás entender todos los conceptos que se manejen con la entidad y tener mayor claridad con el proceso del préstamo.

Revisa varias opciones

Antes de elegir cualquier banco por cercanía o porque ya tienes una cuenta con él, asegúrate de revisar y analizar varias opciones primero, de esta manera podrás elegir una opción realmente viable en su totalidad para ti. Esta revisión por varias entidades, implica conocer los intereses que aplica, los requisitos, tiempos de respuesta, términos y condiciones, entre otros aspectos que son fundamentales a la hora de adquirir un crédito.

Sin duda un crédito parece ser una de las soluciones más viables ante un momento de crisis económica, sin embargo, puede ser una herramienta o un dolor de cabeza si no administramos correctamente los recursos, así como tampoco tenemos un plan definido para ponerlo en marcha. Examina estos aspectos si estás a punto de solicitar tu crédito para asegurarte de que será una buena decisión para ti y tu negocio.