Saltar al contenido

Los mejores 8 secretos para exportar

Datos clave que debes poner en práctica

En la actualidad, el mercado permite que sin importar qué tan pequeña o grande sea la empresa, ésta pueda iniciar procesos de exportación. Probablemente esta sea la causa por la que muchos son víctimas del afán por hacer parte del mercado internacional, lo que les lleva a cometer fatales errores. La exportación requiere de competitividad, planeación, estudio y compromiso para poder mitigar riesgos y abarcar las mejores oportunidades.

Por todo esto, a continuación te presentamos los mejores 8 secretos que indudablemente debes tener muy presentes para exportar:

  1. Busca continuidad y mantén el compromiso

Este es un punto clave para poder realizar exportaciones y mantener una relación rentable entre empresas. No busques oportunidades de manera esporádica, mantente constante en el mercado. Conoce lo que puedes ofrecer y concéntrate en las búsquedas que más se acerquen a ello, pues es lo que el mercado demanda.

  1. Establece un precio competitivo

No olvides que la competencia son las empresas cuya actividad es similar a la tuya, independientemente del mercado o la ubicación en la que se encuentren. Evalúa la competitividad y el nivel de tu empresa para poder determinar un precio que tenga mayores oportunidades sin descuidar el área productiva.

  1. Haz cotizaciones lógicas

Es muy importante que en cada una de las cotizaciones que realices, tengas en cuenta los siguientes aspectos para realizar una cotización real y lógica:

  • secretos-para-exportarSeguros
  • Empaque
  • Comisiones
  • Costos de envío
  • Entre otros.

Esto genera una cotización con un costo erróneo que luego deberá ser aumentado.

  1. Estudia muy bien tu mercado

Recuerda que el mercado se encuentra en constante movimiento. No te quedes con los datos que tienes, siempre tienes que ir buscando más. Si conocer bien el mercado extranjero en el que buscas participar, podrás responder mucho mejor a sus exigencias en todos los sentidos.

  1. Ten cuidado con la calidad de las muestras y el producto

Es claro que con la muestra buscamos conquistar al cliente, pero, ¿qué sucede cuando la producción no tiene la misma calidad?, básicamente perdemos todos los puntos que posiblemente habíamos ganado. Es importante que le des la misma importancia a la muestra como a la producción.

  1. Cumple lo que prometes

Es vital que respondas y cumplas tu palabra de acuerdo a los requerimientos a los que afirmas responder. Cuando se carecen de los requisitos de calidad, falta mercancía, el envío de una cotización errónea, incumplimiento con la entrega los horarios y demás, creamos inmediatamente una mala imagen y reputación de la empresa.

  1. Presta atención a los envases

Evalúa el medio por el que se desplazará la mercancía y la distancia, pues de acuerdo a ello lo más conveniente es realizar un tipo de envase mucho más resistente que le impida dañarse fácilmente. Elige materiales livianos y resistentes para favorecer tus posibilidades.

  1. Idioma del empaque y el etiquetado

Algunos países tienen como requisito que los productos que ingresan deban ser bilingües. Adicional a esto, es necesario que quede claro el objetivo del producto en el empaque. Puedes añadir fotografías. Evalúa si está empaquetado y ponte en el lugar del cliente; ¿Te gusta el empaque?, ¿Pagarías por él?

te puede interesar: