Saltar al contenido

¿Negocio digital o físico? – Como escoger, Ventajas y Desventajas

¿Negocio digital o físico? Conoce sus ventajas y desventajas

En el momento en que un emprendedor se ha decidido a iniciar con un negocio, resulta prácticamente inevitable el cuestionarnos sobre cuál es la mejor opción: si un negocio físico, o bien, un negocio online.

Y es que ambas modalidades cuentan con diferencias bastante características; y dependiendo si elegimos una u otra (por supuesto, en relación con nuestro plan y modelo de negocios), condicionaremos a nuestro negocio en pos del éxito o del fracaso.

Es pensando en ello, que en este artículo compartimos contigo las ventajas y desventajas de ambos, a través de sus principales diferencias:

 
Alcance de nuestra campaña

En el caso de un negocio físico, el alcance que tendremos será mucho más limitado, y estará condicionado específicamente por el entorno en el que nos encontramos; por ejemplo, nuestra comunidad, ciudad, país, etc. Y si deseamos que nuestros productos y/o servicios lleguen lejos, vamos a necesitar de una buena capacidad en materia de logística.

En el caso de un negocio digital, aunque sea pequeño, podemos contar rápidamente con un gran alcance; si bien debemos de buscar enfocarnos específicamente a nuestro nicho y público, para mejores resultados.


Infraestructura

Cuando tenemos un negocio físico, es inevitable, así mismo, que contemos con una oficina o al menos un loca; es aquí donde desarrollaremos en buena medida nuestra actividad comercial. Y, como podemos imaginar, esto conlleva ciertos gastos asociados, como lo son la renta, el mantenimiento, permisos, etc.

Si estamos interesados en echar a andar un negocio digital, no necesitaremos de ningún entorno físico; aunque es verdad que en muchos casos aún necesitaremos de algún sitio para gestionar los envíos, cierre de contratos, comunicación, mercancía, etc.

Negocio digital o físico

Inversión de arranque

La inversión de arranque es otro de los factores de mayor relevancia a la hora de elegir iniciar con un negocio físico; o bien, un negocio digital. Esto implicará, casi siempre, que deberemos de invertir más en un negocio físico.

Si bien, esto no quiere decir que en un negocio online no tengamos que invertir; ya que, de hecho, conforme más crezca, mayor será la inversión en diversos rubros.


Logística

Aquí sale perdiendo el negocio digital, ya que nosotros seremos los responsables en la totalidad de la gestión y envío de productos; así como de la comunicación. Si bien, no es estrictamente necesario que contemos con stock; sobre todo en las variantes de negocios digitales relacionados con el dropshipping.

En el caso del negocio físico, sí que deberemos contar con un stock; pero, podemos ahorrarnos el tema de la logística en la mayoría de los casos. Lo mejor en estos casos, sin duda, es contar con un almacén.


Horario

Es muy complicado que un negocio físico se encuentre abierto todos los días, durante las 24 horas. Y en contraposición, si es algo que puede ocurrir en el caso de iniciar con un negocio online. En consecuencia, este amplio horario facilita la exposición de los productos o servicios a los clientes; quienes no tendrán limitación alguna para realizar una compra en el momento que deseen.


Servicio al cliente y fidelización

Una de las principales ventajas de un negocio físico es que contaremos con la oportunidad de que el cliente pruebe de primera mano el producto, artículo o servicio. Algo que no ocurre en el negocio digital, donde el cliente sólo podría tener acceso previo al producto o servicio, en la mayoría de los casos, por medio de material audiovisual (fotografías, videos, imágenes, grabaciones de audio, etc.).

Así mismo, la fidelización se refuerza más en el caso del negocio físico, donde podemos conocer al cliente, platicar con él y hacer que pruebe el producto en el mismo momento.

Publicidad

El tema de la publicidad es otro de los elementos a considerar a la hora de decantarnos por un negocio físico o un negocio digital. La publicidad en el negocio físico se limita muchas veces al marketing tradicional; mientras que en el negocio online, contaremos, por norma general, con mayores opciones para llegar a un público mucho mayor.