Saltar al contenido

Consejos para hacer una auditoría de ciberseguridad en tu negocio

Cuida tu negocio haciendo cara a la seguridad

Si bien las nuevas tecnologías han creado una gran variedad de oportunidades en el sector del emprendimiento y los negocios, lo cierto es que también traen consigo una serie de implicaciones que nos enfrentan a la necesidad de conocer y usar las herramientas necesarias para mantener la seguridad de nuestros sitios, seguridad para las empresas en el entorno digital.

Una empresa que no piense en seguridad informática en el mundo digital está en un riesgo muy grande de vivir experiencias realmente desagradables por poner su información en riesgo, sus recursos, clientes y toda su plataforma de negocios. Para que esto no nos ocurra, es necesario que desde el primer momento pensemos en la ciberseguridad, es decir, la seguridad llevada al mundo de la tecnología.

Ahora, ¿Cómo lograrlo? A continuación te mostraremos una serie de consejos que aplican a la hora de realizar una auditoría de seguridad en nuestro negocio en línea, aunque también los puedes tener en cuenta en otro tipo de plataformas.

Pero antes, ¿Qué es una auditoría de ciberseguridad?

Se trata de un proceso a través del cual podemos identificar las vulnerabilidades más importantes de una empresa en los sistemas de información, en este caso aplicados al mundo digital. En esta línea, es necesario partir de un análisis de la situación actual mediante la cual podamos reconocer nuestras condiciones como empresa en materia de seguridad electrónica.

En este proceso podemos crear nuevos objetivos en torno a las necesidades de seguridad, conocimiento y consideración de herramientas de análisis, entre otro aspectos que nos permitirán identificar cuáles son las principales zonas de riesgo que podríamos tener.

Consejos para una auditoría de ciberseguridad

Es momento de ver una serie de aspectos y recomendaciones que debemos tener en cuenta a la hora de realizar un proceso como estos para ofrecer mejores condiciones de seguridad a nuestra información. Ten en cuenta lo siguiente:

Revisa la normativa y los asuntos legales

Es importante tener en cuenta el funcionamiento de la normativa de acuerdo a nuestro modelo de negocio, plataforma, región y demás aspectos que pueden influir en su forma de operación. De esta manera, podremos verificar que estamos cumpliendo la ley en materia de ciberseguridad. Además, podemos conocer también los estándares, los cuales nos van a permitir tomar mejores decisiones en el proceso. Conocer esta información no solo comprende al área de sistemas o encargados, sino también a todo el equipo directivos.

Identifica cuáles son los riesgos

En muchos casos y con el afán de lograr la seguridad que deseamos, caemos en el error de adquirir el medicamento sin saber cuál es la enfermedad, de manera que no podemos garantizar que estamos tomando las medidas precisas para tratar las vulnerabilidades que tiene nuestro negocio.

Es por ello que es tan importante que antes de realizar cualquier paso, como mencionamos, realicemos un análisis que nos permita identificar cuáles son los riesgos posibles que está enfrentando nuestro negocio y que tenemos que atender en el menor tiempo. De esta manera, podremos saber cuáles son los puntos débiles y trabajar en sistemas de seguridad que se encarguen de ellos.

Registra controles constantemente

De acuerdo a los sistemas que utilices y las personas encargadas, es importante crear un plan en un calendario para llevar un registro de los controles que debemos realizar de manera regular. Esta práctica es vital para verificar el funcionamiento de los sistemas que implementamos y a la vez, identificar cualquier posible riesgo no visible en momentos previos.

Ten en cuenta que los controles son claves no solo para tratar, sino sobre todo para prevenir y poder identificar amenazas que hayan pasado desapercibidas o que hayan surgido en el proceso a nivel externo o bien, dentro de la infraestructura de nuestros sistemas de seguridad.

Realiza un análisis de los activos

El inventario de activos facilita que podamos conocer cómo funcionan los activos conectados y las redes a las que están sujetos. Esta información es de suma importancia para el análisis de la estructura que tiene la red y de esta manera podemos identificar las posibles soluciones que podemos tomar en caso de un riesgo potencial en el que se vea afectada la información o quieran ingresar a la red.

En este sentido, podremos conocer cuál sería el alcance y el impacto que tendría una situación como estas, lo que nos va a permitir también generar planes de acción para estar al tanto de ellos. En otras palabras, crear protocolos para la ciberseguridad.

Estos fueron consejos clave que debes tener en cuenta a la hora de realizar una auditoría de ciberseguridad en tu empresa, un proceso que todo negocio debe realizar para reducir las posibilidades de estar en riesgo potencial con intrusos al acecho. Recuerda que bajo estas modalidades es necesario tomar medidas que nos permitan fortalecer la seguridad no solo de nuestro negocio mismo, sino también la de nuestros clientes.