Inicia un negocio de consultoría en un área determinada – Oportunidades y más

Iniciar negocio de consultoría en un área determinada

Uno de los campos más abiertos y que más oportunidades ofrece es el campo de la consultoría, ya que a nivel general le abre las puertas a casi cualquier persona que tenga conocimientos sobre un tema en particular y en el que éste, va en búsqueda de personas que estén necesitando saber y conocer de él. Por diferentes razones sujetas o ajenas a nosotros, vamos en búsqueda de otros conocimientos para aplicar y otros campos que conocer, por lo que nace el negocio de la consultoría.

Lista completa de los negocios que no usan inversion

Pero antes, ¿qué es la consultoría? Pues bien, cuando hablamos de consultoría, hacemos referencia a una actividad en la que ofrecemos el servicio de asesoría sobre un tema en particular a una empresa, persona, grupo de personas u organizaciones, el cual es impartido por una persona con conocimientos íntegros en el área.

Si crees que el área que conoces no tiene lugar en el negocio de la consultoría, prepárate para ver lo contrario y ver cómo puedes empezar tu negocio:

Inicia un negocio de consultoría

¿Cómo empezar mi negocio de consultoría?

Una vez hayas elegido tu campo, el paso siguiente será evaluar su viabilidad en el mercado. Esto implica realizar un estudio de mercado que te permita identificar posibles competidores y en este sentido, su funcionamiento, estrategias y analizar cómo puedes innovar para ofrecer un servicio que, aunque esté en el mismo campo, logre destacarse por alguna particularidad. 

Para la promoción del negocio es importante tener en cuenta el tipo de consultoría que vamos a ofrecer, y en ese sentido, el perfil de nuestros posibles clientes para saber en qué partes podemos encontrarlos. De acuerdo a esto, podemos usar las herramientas más importantes de la publicidad y dirigirnos a la difusión presencial y virtual.

Funcionamiento un negocio de consultoría

Debemos iniciar por la pregunta clave: ¿qué es la consultoría? Pues bien, cuando hablamos de consultoría, hacemos referencia a una actividad en la que ofrecemos el servicio de asesoría sobre un tema en particular a una empresa, persona, grupo de personas u organizaciones, el cual es impartido por una persona con conocimientos íntegros en el área.

Recuerda que tienes la posibilidad de ofrecer tu servicio tanto de manera presencial como virtual, donde la segunda opción resulta muy conveniente para clientes que se encuentran fuera de tu ciudad o país.

Este tipo de negocios usualmente se cobran por hora, sin embargo, en él es importante tener otros aspectos en cuenta, como por ejemplo: la duración estimada de la consultoría, el uso de recursos físicos y no físicos, distancia, tipo de consultoría, etc.

¿Qué necesito para iniciar mi negocio de consultoría?

Lo primero será elegir el campo de consultoría en el que te vas a enfocar inicialmente, Ten en cuenta que las posibilidades son muchas, sin embargo, lo ideal es que empecemos por un sector, recuerda: menos es más. Puedes iniciar, por ejemplo, en el área deportiva y de entrenamiento físico, culinaria y alimentos, estética y belleza, negocios, ventas, marketing para negocios, organización personal, organización financiera, fiscalidad, asignaturas escolares o universitarias, técnicas de manualidades y artesanías, música, decoración, etc. No olvides adquirir toda la documentación necesaria. 

Ahora es momento de buscar tus clientes potenciales, quienes pueden variar en perfil en función de sus intereses. Por ejemplo, una consultoría sobre ventas y marketing sería más interesante para una empresa o persona que esté iniciando su propio negocio y no sabe cómo empezar a vender sus productos. ¿Cómo encontrar tus clientes? Todo dependerá de su perfil, ya que los clientes emprendedores o empresas serán más fácil de encontrar directamente en sus edificios o locales, mientras que otros clientes posibles como los que buscan aprender a interpretar un instrumento, será más sencillo encontrarlos en redes sociales, blogs, entre otros.

Elige tu campo de consultoría

Como mencionamos, el campo de la consultoría es muy abierto, por lo que le permite el ingreso a personas que tengan conocimiento en cualquier tema. Las posibilidades son muchas, por ejemplo: área deportiva y de entrenamiento físico, culinaria y alimentos, estética y belleza, negocios, ventas, marketing para negocios, organización personal, organización financiera, fiscalidad, asignaturas escolares o universitarias, técnicas de manualidades y artesanías, música, decoración, etc.

Recuerda que tienes la posibilidad de ofrecer tu servicio tanto de manera presencial como virtual, donde la segunda opción resulta muy conveniente para clientes que se encuentran fuera de tu ciudad o país.

Busca tus clientes potenciales

Nuestros clientes potenciales serán las personas que pudiesen estar interesadas en adquirir el servicio. Por ejemplo, una consultoría sobre ventas y marketing sería más interesante para una empresa o persona que esté iniciando su propio negocio y no sabe cómo empezar a vender sus productos. Los canales para buscarlos dependen ciertamente del perfil del cliente. Esto porque, en el caso anterior, ya que los clientes emprendedores o empresas serán más fácil de encontrar directamente en sus edificios o locales, mientras que otros clientes posibles como los que buscan aprender a interpretar un instrumento, será más sencillo encontrarlos en redes sociales, blogs, entre otros.

Refresca y fortalece tus conocimientos

Con el paso del tiempo y el avance tecnológico, es necesario mantenernos actualizados de todo lo que sucede, especialmente, en este caso, del área en el que vamos a ofrecer la consultoría. Por ello es recomendable investigar acerca de este tema y aprender todo lo que podamos en el campo para mejorar la calidad de nuestro servicio.

Consigue permisos de funcionamiento

A la hora de ofrecer nuestros servicios, es muy importante que tengamos documentos que nos acrediten como negocio legal ante los ojos de las entidades reguladoras y ante nuestros clientes, lo que va a generar confianza hacia nuestro negocio por funcionar de acuerdo a los requisitos de ley. Para adquirirlos será necesario que te dirijas al organismo encargado de tu ciudad y así sabrás que trámites necesitas realizar para tener tus permisos y licencias correspondientes.

Establece costos y tarifas

Este tipo de negocios usualmente se cobran por hora, sin embargo, en él es importante tener otros aspectos en cuenta, como por ejemplo: la duración estimada de la consultoría, el uso de recursos físicos y no físicos, distancia, tipo de consultoría, etc.

Promociona y ofrece tu servicio

Para la promoción del negocio es importante tener en cuenta el tipo de consultoría que vamos a ofrecer y en ese sentido, el perfil de nuestros posibles clientes para saber en qué partes podemos encontrarlos. De acuerdo a esto, podemos usar las herramientas más importantes de la publicidad y dirigirnos a la difusión presencial y virtual.

Puedes crear cuentas en las redes sociales donde realices campañas de publicidad para atraer a tus clientes potenciales, así como contar con un sitio web. En cuanto a la publicidad tradicional te recomendamos iniciar con tarjetas de presentación que pudieses dejar a personas interesadas y volantes en lugares estratégicos.

Posibles obstáculos: La organización de horarios y tiempos en los que ofreces tu servicio es un aspecto crucial durante todo el negocio. Muchos emprendedores que se deciden por este campo desisten al poco tiempo porque al no organizar sus tiempos se quedan sin espacio para realizar diligencias personales incluso sin poder atender a clientes potenciales, lo que baja considerablemente su rendimiento. Aunque la idea no es trabajar hasta el cansancio, lo ideal es organizar nuestros tiempos para aumentar nuestra productividad, especialmente en el inicio del negocio.

Clave: En este tipo de negocios la fidelización es un aspecto fundamental en el desarrollo del negocio, por ello debes enfocarte en trabajar cualidades que te permitan fortalecer la confianza con tus clientes y crear seguridad para ellos. Un buen servicio al cliente, una buena comunicación y una buena relación, son factores que sin duda te ayudarán a crecer en el negocio atrayendo a más interesados en el servicio.

Mantenerte al día en actualizaciones, tratar a tus clientes con amabilidad y cordialidad y sobre todo, ser feliz en lo que haces, son los secretos del emprendimiento en el área de la consultoría, así que mantente perseverante y comprometido con tu negocio, pronto verás cómo empiezas a crecer a pasos más grandes.

Consejos de cómo mejorar mi servicio de consultoría

Con el paso del tiempo y el avance tecnológico, es necesario mantenernos actualizados de todo lo que sucede, especialmente, en este caso, del área en el que vamos a ofrecer la consultoría. Por ello es recomendable investigar acerca de este tema y aprender todo lo que podamos en el campo para mejorar la calidad de nuestro servicio.

Para promocionar tu servicio de consultoría, puedes crear cuentas en las redes sociales donde realices campañas de publicidad para atraer a tus clientes potenciales, así como contar con un sitio web. En cuanto a la publicidad tradicional te recomendamos iniciar con tarjetas de presentación que pudieses dejar a personas interesadas y volantes en lugares estratégicos.

En este tipo de negocios la fidelización es un aspecto fundamental en el desarrollo del negocio, por ello debes enfocarte en trabajar cualidades que te permitan fortalecer la confianza con tus clientes y crear seguridad para ellos. Un buen servicio al cliente, una buena comunicación y una buena relación, son factores que sin duda te ayudarán a crecer en el negocio atrayendo a más interesados en el servicio.

Puntos débiles: la organización de horarios y tiempos en los que ofreces tu servicio es un aspecto crucial durante todo el negocio. Muchos emprendedores que se deciden por este campo, desisten al poco tiempo porque al no organizar sus tiempos se quedan sin espacio para realizar diligencias personales, incluso sin poder atender a clientes potenciales, lo que baja considerablemente su rendimiento. Aunque la idea no es trabajar hasta el cansancio, lo ideal es organizar nuestros tiempos para aumentar nuestra productividad, especialmente en el inicio del negocio.

Puntos a favor: es una idea de negocio que te permite ganar dinero mientras desarrollas un campo en el que eres experto. Además, tienes la posibilidad de organizar tus propios tiempos y ser tu propio jefe. Es un negocio que puede crecer muy rápido con la orientación adecuada, por lo que la búsqueda de clientes debe ser una constante de tus actividades, esto, sin descuidar el rendimiento de los actuales. 

Casos de éxito de consultoría en un área determinada

Como mencionamos, son muchas las posibilidades para el campo de la consultoría, dado que nos encontramos con frecuencia necesidades diversas, por ello, en el siguiente enlace podrás encontrar una serie de franquicias de consultoras que han logrado ganar su puesto en el mercado y así, conocer cómo funcionan y más.

Mantenerte al día en actualizaciones, tratar a tus clientes con amabilidad y cordialidad y sobre todo, ser feliz en lo que haces, son los secretos del emprendimiento en el área de la consultoría, así que mantente perseverante y comprometido con tu negocio, pronto verás cómo empiezas a crecer a pasos más grandes.

¿Qué esperas para empezar?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *