Saltar al contenido

Pasos para crear un plan de formación para tus empleados

Plan de formación para tu negocio

El crecimiento de un negocio, el aumento de sus actividades y el público, implica, en la mayoría de los casos, pensar en el incremento del personal también, para acaparar todas las necesidades que ahora tiene. Es por ello que el equipo de trabajadores constituye una parte esencial en las empresas, dado que su capacitación y formación son determinantes en el desarrollo de sus actividades y en sus resultados.

Preparar a los empleados no es solo un factor positivo para los resultados de nuestra empresa, sino que también enriquece su formación personal y profesional, motiva sus actividades y permite generar mejores condiciones y expectativas para cada uno de ellos. Esta combinación de factores es crucial.

En esta ocasión, te contamos cómo puedes crear un plan de formación para los empleados de tu negocio, lo que necesitas tener en cuenta y a la vez, cuáles son los beneficios de lograrlo.

¿Qué es un plan de formación para empleados?

Básicamente hablamos de un proceso a través del cual se establecen un conjunto de acciones con la intención de renovar, potenciar y actualizar tanto las cualidades como las habilidades del personal de una empresa. De esta manera, su aplicación cumple con el objetivo de mejorar la productividad del personal, así como ahorrar recursos entre tiempo y dinero.

Plan de formacion para tu negocio

¿Cómo crear un plan de formación para el personal?

Ahora bien, es momento de ver cómo podemos crear este plan de formación para destinarlo a nuestro negocio. Ten en cuenta que cada paso de los que mencionaremos puede variar en función de las condiciones de tu proyecto, por ello es clave adaptar la información a las necesidades de nuestra propia empresa. Empecemos:

Analiza la situación actual

Como lo hemos visto a lo largo de las estrategias y planes para nuestro negocio, es vital que el primer paso que demos en este proceso esté enfocado en la revisión de las condiciones actuales, es decir, evaluar dónde estamos. Para ello haremos un diagnóstico que nos permita conocer la situación de la empresa con respecto a los retos a los que se enfrenta la empresa a corto y mediano plazo.

Una buena forma de hacerlo es examinando las condiciones con los obstáculos que se pueden desarrollar, su evaluación para determinar también el plan de formación para los empleados. Esto será clave para el siguiente paso.

Formula las necesidades del plan de formación

Ahora que hemos terminado el análisis actual de los retos que enfrenta nuestro negocio, hemos también hallado los problemas para empezar a determinar las circunstancias que necesitamos resolver en el proceso. Es decir, en este segundo paso lo que haremos será identificar cuáles son las necesidades formativas de este plan para solucionar los problemas que hemos detectado en el primero.

Identificar y establecer cuáles son las necesidades de nuestro plan de formación para empleados debe revisar primero cuál es el tipo de necesidad que necesitamos abordar y también, la razón o la causa que lo genera. De este modo podremos llegar a la forma de solución que se requiere.

Define el contenido de la formación

Pasamos a un punto fundamental en nuestro proceso y es planificar la formación que seguiremos. Para definir el contenido que necesitamos debemos tener en cuenta varios aspectos. De un lado está el contenido formativo el cual incluye los conocimientos teóricos y prácticos que se deben dictar para solucionar las necesidades y que capacitarán a los empleados.

También necesitamos definir otra serie de elementos como lo son la cantidad de personas a las que incluirá el plan de formación, quiénes son, el momento del año en el que lo van a tomar, cuánto tiempo van a durar los cursos de acuerdo a su disponibilidad laboral y personal, la jornada, la modalidad y finalmente el lugar en el que se van a dictar las clases de formación al personal. Aquí la definición de quién estará a cargo dependerá de las necesidades, por lo que puedes encontrar capacitadores incluso dentro de tu empresa o personal externo experto en el tema.

Pon en marcha el plan de formación

Tras la preparación que hemos realizado, es momento de que el plan de formación entre en acción con el personal de nuestro negocio. Lo ideal es que cuentes con las personas adecuadas para ofrecer una buena capacitación al equipo y que, de esta manera, puedas obtener los mejores resultados.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que durante este proceso se debe ir tomando registro de cómo va avanzando el proceso y relacionarlo de acuerdo a lo que hemos planeado en el punto anterior, ya sea por si se extiende, involucra otros campos de trabajo, requiere recursos, etc.

Evalúa los resultados

Una vez finalice el plan de formación es momento de empezar a evaluar los resultados y el cómo ha finalizado el proceso en nuestra empresa. Aquí debemos averiguar cuáles son los logros que se alcanzaron tras su aplicación y de esta forma tendremos posibilidad de medir cuál es el grado de adecuación y respuesta en función de los objetivos que planteamos en el inicio.

Aquí debemos tener en cuenta varias cosas, entre ellas que podemos evaluar a partir de distintos indicadores, ya sean cuantitativos, como cualitativos. En este sentido podremos examinar cuántas personas participaron en el plan de formación, así como cuántas fueron las acciones formativas, por ejemplo. Y de otro lado tenemos la opción de evaluar el contenido de la formación y su linealidad con los objetivos y necesidades, así como los formadores y sus perfiles.

 formacion para el personal

NOTA

Este plan de formación para empleados que hemos desarrollado se puede convertir en una herramienta fundamental para las empresas, el cual pueden aplicar en distintos momentos. Además, esta primera formulación y práctica permite, a la vez, identificar fortalezas y debilidades que no consideramos en la primera aplicación, así, la próxima vez que se ponga en marcha podremos mejorar cualquier falencia o debilidad que hayamos detectado.

Las estrategias de capacitación, en especial cuando se basan en procesos formulados basados en la detección de errores y debilidades es crucial para el desarrollo y el rendimiento de cualquier negocio, pues motiva y equipa a la parte más importante de una empresa y es su capital humano. Si quieres conocer más acerca del personal, motivación y recursos humanos, no dejes de visitarnos, pues traemos mucho más contenido para ti.