Requisitos para hacer negocio en Irlanda – Financiación y Contratación

¿Qué requisitos hay en Irlanda?

En relación con el régimen fiscal de Irlanda, el país reafirmó el compromiso de mantener la tasa principal del 12,5% del impuesto de sociedades. Además, en los últimos años se han introducido en la legislación fiscal irlandesa varios incentivos de propiedad intelectual (PI), relacionados con la adquisición de determinados activos intangibles (que incluyen patentes, derechos de autor y marcas). 

La desgravación se concede mediante una deducción del capital disponible contra los ingresos comerciales que se deriven de la misma. Estas  actividades consisten en la gestión, desarrollo o explotación de la propiedad intelectual, que son actividades que comprenden la venta de bienes y servicios que derivan la mayor parte de su valor de la propiedad intelectual.

Conoce los negocios más rentables en Irlanda

El gobierno alienta las inversiones extranjeras y el régimen fiscal es particularmente favorable. Por lo tanto, se requieren autorizaciones de los organismos reguladores en determinados sectores como la banca, los servicios financieros y las telecomunicaciones.

Por otra parte, dado que Irlanda es miembro de la UE, en general no hay restricciones al comercio o a la libre competencia entre ella y los demás Estados miembros. Sin embargo, hacer negocios en países no pertenecientes a la UE puede estar sujeto a ciertas restricciones y puede requerir autorizaciones y licencias adicionales.

La UE aplica sanciones también conocidas como medidas restrictivas, de manera autónoma a nivel de la UE, y como resultado de las resoluciones vinculantes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Así mismo, Irlanda se adhiere a la lista de personas y entidades sancionadas prescrita por este organismo. 

De igual manera, las oficinas de empresas locales proporcionan apoyo a las empresas que están empezando o en desarrollo. Su función es estimular la actividad económica a nivel local y promover las microempresas. 

Si la persona está desempleada, puede optar a la compensación para empresas de vuelta al trabajo (BTWEA) o a la compensación para empresas de corta duración (STEA). Igualmente, si está iniciando un negocio, también puede obtener ayudas adicionales, como subvenciones para formación, estudios de mercado y planes de negocio, así como acceso a préstamos para comprar equipos.

El programa de visados para inmigrantes e inversores (PII) concede la residencia irlandesa a los nacionales de países no pertenecientes al EEE y a sus familias cuando se comprometen a realizar una inversión aprobada en Irlanda.

Si la solicitud de IIP es aprobada, el inversor y su familia pueden entrar en Irlanda con visados de inmigración para inversiones múltiples. También se puede tener permiso para permanecer en el país por un período inicial de 2 años, y si  se cumplen ciertos criterios, la visa puede ser renovada por otros 3 años.

Para ser aprobado, el programa requiere una inversión mínima de 1 millón de euros que debe ser comprometido por un mínimo de 3 años. Se espera que los solicitantes de este programa muestren un plan de negocios sólido y un patrimonio neto comprobado de al menos 2 millones de euros por inversor.

La inversión también tiene que ser buena para Irlanda, buena para los puestos de trabajo y en el interés público. Los fondos invertidos deben ser adquiridos legalmente, de propiedad del inversor  y no pueden ser prestados. Por ello, la solicitud debe ser aprobada por un comité independiente que examina la solicitud por méritos únicos.

Tipos de contratos que se manejan en Irlanda

Las inversiones que pueden ser elegibles de la empresa son aquellas que proponen un  millón de euros invertidos en una sola empresa irlandesa o repartidos entre varias empresas durante un mínimo de tres años. La empresa puede ser una empresa de nueva creación o ya existente, pero debe estar registrada y tener su sede en Irlanda y la inversión debe apoyar la creación o el mantenimiento del empleo. La compra de valores que cotizan en bolsa no se considerará una inversión elegible. La inversión debe hacerse a nombre de la persona que solicita la residencia.

Se deben presentar las cuentas auditadas más recientes de las empresas existentes. También se debe presentar un plan de negocios para todos los negocios, indicando cómo la inversión ayudará a crear o mantener el empleo.

Financiación en Irlanda

Enterprise Ireland es el organismo estatal responsable de apoyar el desarrollo de las empresas manufactureras y de servicios de comercio internacional. Este organismo proporciona financiación y apoyo a las empresas, desde empresarios con propuestas de negocio para una puesta en marcha de alto potencial hasta grandes empresas que amplían sus actividades, mejorando la eficiencia y aumentando las ventas internacionales.

También aportan financiación y apoyo a investigadores universitarios para ayudar en el desarrollo, protección y transferencia de tecnologías a la industria a través de la concesión de licencias o de empresas derivadas.

Enterprise Ireland ofrece una diversidad de de ayudas a las empresas adaptadas a su etapa de desarrollo y a sus necesidades de financiación específicas. La herramienta en línea de apoyo a las PYMES es una nueva guía intergubernamental para ayudar a las pequeñas empresas a saber cuál de los más de 80 apoyos del gobierno podría adaptarse al negocio que se puede estar emprendiendo.

La Oficina de Empresas Locales existente en el país,  está destinada a las personas interesadas en iniciar un nuevo negocio o a las personas que ya están comerciando incluidos los empresarios, los promotores de las primeras etapas, las empresas de nueva creación y las pequeñas empresas que buscan expandirse. Con 31 equipos dedicados a través de la red de la Autoridad Local en Irlanda, las Oficinas de Empresa Local ofrecen una amplia diversidad de experiencias, habilidades y servicios.

También el inversor puede obtener financiamiento a través de los bancos, cuando crea un nuevo negocio, lo que se puede conseguir poniéndose en contacto con el  banco sobre las opciones de financiación. La financiación bancaria tiene muchas características que atraen a las PYMES y a las empresas en fase inicial de crecimiento.

Se puede calcular los pagos y solicitar un préstamo al momento, solo se tiene que pulsar el botón que le  llevará a un formulario de solicitud de préstamo del Banco de Irlanda, que está regulado por el Banco Central, del que se aplican los términos y condiciones.

Tipos de contratos que se manejan en Irlanda

Los inversores extranjeros que estén interesados en abrir una empresa en Irlanda o que quieran sellar diversos acuerdos con empresas que operan en el territorio irlandés deben tener mucho cuidado al firmar los contratos, ya que los acuerdos otorgan derechos y obligaciones legales a ambas partes contratantes.

El contrato obliga a las partes a respetar todas las disposiciones que en el mismo, se establece y, como tal, el incumplimiento del contrato, o el incumplimiento de una disposición del contrato, tendrá efectos jurídicos que se tratarán en un tribunal irlandés. Se recomienda recibir el asesoramiento jurídico de un abogado cuando se firme un contrato con una empresa irlandesa.

La Ley de Sociedades de 1963 establece, en su artículo 38, las formas jurídicas de un contrato firmado en nombre de una empresa. Como tal, la ley estipula que un contrato firmado por una compañía debe hacerse por escrito bajo el sello de la misma. Se requiere que ambas partes firmen el acuerdo, por ello, si se diera el caso de que una de las partes implicadas no pueda concluir la firma del contrato, deberá designar a otra persona para esta acción.

En virtud del artículo 38, la legislación irlandesa estipula que un contrato con una sociedad en el país,  también puede celebrarse en forma oral, sin embargo, esta práctica rara vez se cumple ya que,  es muy difícil dar fe de su validez.

Un contrato firmado en Irlanda debe contener varias disposiciones, tal como lo estipula la legislación irlandesa. Puesto que, el contrato es uno de los principales instrumentos comerciales utilizados por las empresas para llevar a cabo diversas actividades.  Por regla general, un contrato debe estipular siempre lo siguiente:

-La oferta, que es realizada por la persona/entidad jurídica, que ofrecerá un determinado servicio o producto bajo varias condiciones. Por ello,  la oferta se convierte en legalmente vinculante para el oferente después de la firma del contrato.

-La aceptación, es realizada por la otra parte involucrada en el contrato,  en algunos casos, la aceptación de la oferta se concluye después de varias rondas de negociaciones.

La consideración de la oferta, si  el contrato se hace bajo sello, la consideración ya no es necesaria.

Las condiciones contractuales,  suelen acordarse entre las dos partes que firman los contratos, pero varios contratos, como el de compraventa de mercancías y el de suministro, establecen condiciones contractuales estándar, según lo estipulado por la legislación de la Unión Europea.

te puede interesar también   Franquicia Candlewood Suites - Concepto, Función y Ofrecimiento

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *