Saltar al contenido

Requisitos de los negocios rentables en Estados Unidos – Inversiones y Comercio

Instituciones necesarias para hacer un negocio en los requisitos de estados unidos

Estados Unidos se considera a nivel mundial como la tierra tanto de las oportunidades como de los desafios, siendo la economía más grande del mundo, y un imán para las empresas que buscan invertir en el extranjero.

Con una población de más de 327 millones de habitantes, ofrece un gran mercado de consumo para las inversiones nacionales y extranjeras. La tasa de crecimiento anual del PIB de los Estados Unidos es del 2,6% y representa el 30% de toda la actividad económica mundial.

Sobre inversiones en los Estados Unidos aquí.

Acerca de inversiones en Estados Unidos

Pero el tamaño y la escala del país también pueden representar importantes desafíos para los incautos, con 50 estados diferentes, el sistema federal significa que los requisitos legales varían a través de las fronteras estatales, por lo que mantener el cumplimiento puede ser un verdadero obstáculo para una empresa que entra en el mercado por primera vez.

Comprender los requisitos para hacer negocios en los Estados Unidos es crucial para una estrategia de expansión comercial exitosa. El transito por la posible complejidad se ve facilitado con el apoyo y  la experiencia de un proveedor de servicios empresariales de renombre, para poder confiar en el conocimiento local de los procedimientos de creación de empresas, el empleo, los impuestos y los requisitos legales. 

Por lo tanto, se deben considerar una diversidad de aspectos y requisitos para establecer negocios en los Estados Unidos, algunos de ellos se describen a continuación: 

Establecer una presencia

Hay que prestar especial atención al establecimiento de la entidad comercial más adecuada. Cada Estado tiene sus propias normas para la creación de entidades comerciales, así como requisitos anuales específicos para que esas entidades mantengan su buena reputación.

Los tipos más comunes de entidades comerciales son las corporaciones, las sociedades de responsabilidad limitada (LLC) y las asociaciones. Cada tipo tiene sus propios beneficios y la elección depende de factores legales y comerciales específicos de cada caso. 

Igualmente, cada tipo de entidad comercial debe construirse de acuerdo con las leyes del estado en el que se constituya la entidad. Todos los tipos de entidad que no sean sociedades requieren que se presenten documentos de organización ante el gobierno del estado.

La ley de los Estados Unidos trata a estas entidades comerciales como personas jurídicas y, en caso de insolvencia, la entidad puede declararse en quiebra sin arriesgar los bienes personales de los propietarios.

Tipos de entidades

Corporaciones: muchas compañías extranjeras hacen negocios en los EE.UU. como corporaciones. Estas están organizadas bajo la ley de un estado y cada estado tiene sus propias reglas. En los EE.UU., una corporación puede ser creada bajo las leyes de un estado y tener su lugar principal de negocios en un estado diferente. 

Lo más lógico es que se incorpore en el estado en el que la empresa pretende ubicar sus operaciones. Se debe presentar un certificado de incorporación ante el Secretario de Estado del estado elegido. En la mayoría de los estados, los accionistas eligen a los directores, que establecen la política de la empresa y eligen a los funcionarios. 

Los directores de una corporación estadounidense pueden ser extranjeros y deben ser personas físicas y no compañías extranjeras. La estructura interna y los estatutos de las corporaciones son similares en todas las jurisdicciones, pero se pueden personalizar para satisfacer las necesidades de cada empresa.

La forma corporativa más común es una C-corporación, que se grava con la tasa de impuesto sobre la renta corporativa separada de los propietarios de la empresa. Esto significa que los beneficios distribuidos como pagos a los propietarios se gravan dos veces, primero a nivel corporativo y luego  a nivel de propietario. 

Esta doble imposición puede ser evitada por las empresas estadounidenses al elegir ser tratadas como una S-Corporation, que es una entidad, de paso, a los efectos de impuestos federales. Una compañía extranjera, sin embargo, no puede elegir ser tratada como una S-Corporation.

Sucursal: una entidad extranjera puede abrir una sucursal en los EE.UU. en lugar de realizar negocios a través de una entidad estadounidense. Dado que representa a toda una organización que opera en los EE.UU. y está sujeta a impuestos, no es una opción aconsejable a menos que un abogado estadounidense lo recomiende específicamente.

Sociedad de Responsabilidad Limitada: una LLC es dirigida por “miembros” que son dueños del negocio. Puede elegir ser gravada como una corporación o que los ingresos “pasen” a los miembros y sean gravados a nivel de miembro. La responsabilidad personal de los miembros se limita a sus inversiones.

Asociaciones: las empresas extranjeras pueden entrar en asociaciones acordando con otra entidad para hacer negocios juntos en los EE.UU. Se sugiere un acuerdo por escrito, aunque no es vinculante y puede formarse mediante un acuerdo oral o mediante una conducta sin documentación o presentación ante el estado.

Toda nueva empresa que opere en los EE.UU. debe obtener un Número de Identificación del Empleador (EIN) del Servicio de Impuestos Internos. Esto es necesario para la presentación de impuestos y para la identificación de la compañía.

Impuesto

Después de treinta años, los Estados Unidos tienen una nueva legislación sobre el impuesto sobre la renta. Con un complejo sistema de impuestos federales, estatales y locales, la comprensión de las obligaciones empresariales puede ser abrumadora para los recién llegados al sistema.

La reciente promulgación de la reforma fiscal estadounidense hace que los Estados Unidos pasen de un sistema mundial a un sistema territorial de exención de dividendos al 100%, con importantes implicaciones para las empresas mundiales que tienen operaciones en los Estados Unidos. Entre los cambios notables se incluyen:

  1. Una nueva y permanente reducción en la tasa corporativa de EE.UU. del 35% al 21% para los años fiscales que comienzan después de 2017.

 

  1. Un impuesto contra la erosión de la base y el abuso (BEAT) que se dirige a ciertos pagos extranjeros imponiendo una obligación adicional de impuesto de sociedades. 
  1. Limitaciones de la deducción de los gastos de interés.
  1. Nueva norma de financiación híbrida que niega las deducciones por determinados intereses y regalías pagados a personas extranjeras afines.
  1. Reglas de venta de participaciones sociales que afectan a la ganancia o pérdida de un socio no estadounidense por la venta o intercambio de una participación social.

Las corporaciones de EE.UU. son susceptibles de impuestos federales sobre todo los ingresos ganados en cualquier parte del mundo. Las compañías extranjeras que hacen negocios en los EE.UU. pueden experimentar precios de transferencia en los que una compañía matriz extranjera puede cobrar a la subsidiaria estadounidense altos precios por bienes o servicios. 

Esto puede ser investigado por el IRS y se pueden imponer sanciones significativas por su incumplimiento. Cabe señalar que los EE.UU. tienen muchos tratados fiscales con otros países, por lo tanto, si el país de origen del inversor tiene un tratado fiscal con los EE.UU., se necesita la orientación de un experto.

Las personas o entidades extranjeras que realizan negocios en los EE.UU. también están sujetas a la Ley de Impuestos sobre la Inversión Extranjera en Bienes Raíces (FIRPTA). Esto aplica un impuesto a la disposición de bienes inmuebles en el país sin importar la residencia del contribuyente o la existencia de un establecimiento permanente en los EE.UU.

Requisitos legales

Algunas áreas del derecho, como las patentes y los derechos de autor, se rigen exclusivamente por la ley federal. Muchas otras leyes, incluidas las que rigen las relaciones laborales y las transacciones de venta, son establecidas principalmente por los estados individuales. 

Otras áreas se rigen tanto por la ley federal como por la estatal. Al hacer negocios en los Estados Unidos, las empresas extranjeras deben entender que están sujetas a estos sistemas paralelos de leyes, que a menudo difieren de un estado a otro.

Los contratos se rigen por las leyes de los estados. Por lo general, si las partes celebran un acuerdo escrito, los tribunales interpretan ese acuerdo basándose en las palabras escritas utilizadas, la conducta de las partes, la costumbre de la industria y las leyes aplicables. 

Sin embargo, los 50 estados han adoptado algunas variaciones del Código Comercial Uniforme, que generalmente se aplica a cualquier contrato de venta de bienes de más de 500 dólares. Al interpretar esos contratos, los tribunales recurren a la CNUDMI para colmar las lagunas que las partes no han abordado en su acuerdo.

Todos los contratos deben incluir una cláusula de elección de la ley, que indique las leyes del estado que se aplicarán con una cláusula de elección del lugar de celebración que designe el estado en el que se puede presentar una demanda para implementar el contrato. 

Las leyes de responsabilidad por productos son únicas en los EE.UU. y requieren la interpretación de expertos. Los Estados Unidos también tienen leyes de propiedad intelectual muy estrictas que rigen las patentes, los derechos de autor, las marcas comerciales y los secretos comerciales.

Así mismo, la ley de empleo necesita una aclaración cuidadosa, en este sentido,  las empresas extranjeras que vienen a los EE.UU. deben cumplir con la ley de EE.UU. cuando contratan empleados que van a trabajar en el país. Las leyes de los EE.UU. distinguen entre empleados y contratistas independientes. Los empleados están sujetos a los requisitos de retención de impuestos y protegidos por las leyes laborales federales. 

Los contratistas independientes, por otro lado, no están sujetos a los requisitos de retención de impuestos y no están cubiertos por muchas leyes laborales, como el salario mínimo federal. Por lo tanto, las empresas que hacen negocios en los EE.UU. deben ser conscientes de estas distinciones y clasificar con precisión a los trabajadores.

Requisitos de los negocios rentables en Estados Unidos

Obtención de financiación

Puede ser difícil para una entidad extranjera abrir una cuenta bancaria en los EE.UU. sin la presencia en el país. Incluso cuando un individuo o una empresa extranjera ha creado una entidad en los EE.UU., no es inusual que los bancos estén más dispuestos a prestar dinero a las empresas de EE.UU. más que a las entidades extranjeras. Sin embargo, una vez que una empresa extranjera ha estado haciendo negocios con éxito en los EE.UU. por un tiempo, ese negocio a menudo ha aumentado el acceso al capital a través de los bancos de EE.UU.

Inmigración

Todos los extranjeros que vienen a los EE.UU. a trabajar deben obtener un permiso para hacerlo en forma de un visado. Las leyes de visado de EE.UU. son complicadas y estrictamente federales, emitidas por la embajada o consulado de EE.UU. en el extranjero. Los estados individuales no regulan ni proporcionan visados. 

Muchos tipos de visas, incluyendo la mayoría de las visas de trabajo, requieren la aprobación del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos.

Es importante que los extranjeros obtengan el tipo de visado correcto para su estancia en los EE.UU. Hay numerosas categorías de empleo para la admisión en los EE.UU. y hay diferentes categorías para los inversionistas, para los visitantes de negocios, y para el empleo basado en patrocinadores. 

Muchas entidades que traen un negocio a los EE.UU. buscan el asesoramiento de un abogado de EE.UU. para asegurarse de que seleccionan la categoría de visado correcta y evitar errores de aplicación. Es vital que los propietarios de negocios extranjeros y sus trabajadores se adhieran a los términos de su propia visa, la violación puede resultar en la eliminación de los EE.UU. o la negación de la reentrada en los EE.UU.

Acceder a la financiación en Estados Unidos

Uno de los trámites que se debe hacer en el establecimiento de los negocios en Estados Unidos, es consignar un agente registrado, cuyo trámite tiene un costo entre 50 y 150$.  Las sociedades anónimas y las sociedades de responsabilidad limitada deben tener este agente registrado con una dirección física, durante el horario normal de trabajo para recibir documentos importantes en nombre de la empresa.

Por lo tanto, el agente registrado debe estar ubicado en el estado en el que se registra. Igualmente, se debe pensar en el agente registrado como un servicio para asegurar de que no se pierda ningún documento importante relacionado con  impuestos estatales. Estos documentos incluyen los relacionados con demandas y avisos de renovación del estado.

Por otra parte, para obtener un número de identificación patronal o abrir una cuenta bancaria, se necesita una dirección postal en los EE.UU. En este caso, se recomienda buscar un proveedor de servicios de reenvío de correo.

Los programas de préstamos del gobierno ofrecen apoyo financiero a las personas que inician o amplían un negocio. Esto ayuda a aquellos que pueden tener problemas para calificar para un préstamo bancario tradicional.

En estos programas, se solicita crear un paquete de préstamos con un prestamista participante. El gobierno federal garantiza una parte del préstamo y devolverá el dinero al prestamista en caso de incumplimiento. Esta garantía del gobierno reduce el riesgo para el prestamista y aumenta la probabilidad de que se le ofrezca un préstamo al inversionista.

Tipos de contrato que se manejan en Estados Unidos

En los Estados Unidos existe el contrato de la buena fe en la negociación, por ello  el Código Comercial Uniforme (UCC) rige en general los acuerdos comerciales, como los contratos de suministro para la venta de bienes y servicios, que ha sido codificado por cada estado.

Igualmente,algunos estados han introducido modificaciones en determinados requisitos del UCC. Así pues, tanto los estatutos de los estados como el derecho consuetudinario relativo a los contratos comerciales varían de un estado a otro, por lo que se recomienda un análisis cuidadoso de la legislación estatal que rige el contrato, previo a la realización de los mismos.

Por lo general, en ausencia de un acuerdo para negociar de buena fe, algunas partes pueden ejecutar un acuerdo preliminar  como una hoja de términos o una carta de intención, como parte de sus negociaciones antes de celebrar un contrato formal por escrito, especialmente para las transacciones más complejas.

A menudo, estos acuerdos preliminares incluyen una disposición que establece expresamente que las partes acuerdan negociar de buena fe los puntos del acuerdo dentro de la hoja de plazos o la carta de intención.

La contratación con el gobierno federal es un proceso altamente regulado que se rige por diversas normas y reglamentos. La Oficina de Recursos Financieros (OFR) de las empresas, son responsables de la administración de los fondos del gobierno a través de contratos y subvenciones de acuerdo con las normas y reglamentos vigentes.

Contratos en línea

En los Estados Unidos, un contrato legalmente vinculante generalmente no tiene que ser de ninguna forma en particular. Con algunas excepciones, los contratos comerciales pueden formarse electrónicamente y están sujetos a la Ley de Firmas Electrónicas en el Comercio Global y Nacional a nivel federal, y a la Ley Uniforme de Transacciones Electrónicas adoptada por todos los estados excepto Illinois, Nueva York y Washington.

Estas leyes autorizan las firmas electrónicas en la mayoría de las operaciones comerciales y de negocios, con sujeción a ciertas excepciones. Las condiciones del contrato deben ser accesibles para su examen, y se recomienda que se facilite el texto completo, por ejemplo, mediante un cuadro de desplazamiento de clic para aceptar.

Controles sobre la libertad de acordar los términos

En los Estados Unidos, las partes suelen tener libertad para redactar contratos comerciales con las condiciones que deseen sin ningún tipo de control legal o de otro tipo. Sin embargo, hay leyes que regulan ciertos aspectos de los contratos, como la Ley Federal de Arbitraje, que rige las cláusulas de arbitraje de los contratos,  y la Ley de Garantía Magnuson-Moss, que establece las garantías escritas y algunos aspectos de las garantías implícitas de los productos de consumo.

En general, las partes comerciales no pueden celebrar contratos que sean contrarios al orden público del Estado en el que se celebra el contrato o que deban cumplirse por ejemplo, exigiendo una indemnización por conducta ilícita intencional o un pacto de no competencia demasiado amplio. Las partes comerciales tampoco pueden celebrar contratos que violen la ley si se hacen cumplir en la forma escrita.

Contratos de formulario estándar

En el caso de los contratos comerciales entre dos empresas, los contratos tipo se tratan de la misma manera que los contratos comerciales negociados. Las normas generales relativas a la construcción y la ejecución de los contratos son las mismas.

Los límites financieros

No, hay estatutos que hagan cumplir los topes financieros de los contratos para limitar las responsabilidades, pero las partes contratantes son libres de incluir topes financieros en sus contratos.

Además, la mayoría de las jurisdicciones de los Estados Unidos se adhieren a la norma tradicional del derecho anglosajón contra los daños punitivos por incumplimiento de contrato, si no existe una conducta delictiva.

En el caso de los consumidores, los topes financieros se pueden anular si se considera que son desmedidos. Si bien las partes comerciales suelen tener libertad para contratar según lo consideren conveniente, las partes que tratan de aprovechar esas disposiciones harían bien en incluir los topes financieros en un lenguaje claro y llamativo y también en incluir declaraciones y garantías sobre la disposición, aportando pruebas adicionales de que son razonables para la situación de que se trate.