Requisitos para los negocios en Arabia Saudita – Casos y tipos

Reglamento de los negocios en el Arabia Saudita

La Arabia Saudita se cuenta entre los pocos países en los que es relativamente más fácil iniciar un nuevo negocio. Hay una serie de factores que facilitan a los nuevos empresarios la puesta en marcha de la empresa, y algunos de esos factores son: la facilidad de los requisitos reglamentarios, la disponibilidad de capital de riesgo, la facilidad de los requisitos de capital mínimo, las leyes fiscales favorables, la facilidad del proceso de registro y el amplio apoyo de las autoridades reglamentarias. 

El establecimiento de empresas en Arabia Saudita se facilitó tras el mayor compromiso debido a la política del gobierno de fortalecer el sector empresarial del país. El proceso de establecimiento de empresas se reformó en los años posteriores al  2003. Con los cambios en el entorno fiscal y reglamentario, la Arabia Saudita se convirtió en una de las vías más atractivas para los nuevos empresarios.

Conoce los negocios más rentable en Arabia Saudita

Realizar negocios en Arabia Saudita, conlleva a tomar en consideración diversos aspectos, que se indican a continuación: 

La Creación de la empresa. 

Cuando se crea una empresa en Arabia Saudita,  es posible que se deban considerar estos factores, tales como el tipo de negocio, que puede ser de industria, la nacionalidad de la sede y de la persona, así como  la presencia de acuerdos y relaciones comerciales existentes. 

Los  Agentes comerciales

Según la información de Startup Overseas, si bien se pueden hacer ventas directas al sector privado desde fuera de la Arabia Saudita, se recomienda emplear a un agente o distribuidor saudita. La ley saudita no permite que una empresa extranjera opere como agente comisionado. El comercio al por mayor y al por menor y la distribución están sujetos a una inversión extranjera mínima de 20 millones de SR con un socio local del 25%.

Generalmente la nación parece abierta a la inversión extranjera, y según el CIA World Factbook, el rey anterior trabajó para modernizar la nación a través de iniciativas sociales y económicas. Estas incluyen la atracción de inversiones extranjeras, la expansión del empleo,  las oportunidades sociales para las mujeres, y el aumento de la participación del sector privado en la economía. 

Igualmente, el país trabajó para la creación del movimiento hacia la saudización para asegurar más puestos de trabajo a los futuros jóvenes desalentando a las empresas a contratar trabajadores extranjeros, aunque hasta el momento, esto no ha sido muy eficaz.

Las opciones en el país

El Reino de Arabia Saudita es el mayor Estado árabe y el segundo productor y exportador de petróleo del mundo. También es el lugar de nacimiento del Islam y hogar de los dos santuarios más sagrados del Islam en la Meca y Medina. La Arabia Saudita actual consta de cuatro regiones distintas como son Hejaz, Najd, y partes de Arabia Oriental (Al-Ahsa) y Arabia Meridional (‘Asir).

Financiación en Arabia Saudita

Existen requisitos y restricciones, cuando se va a establecer empresas en Arabia Saudita. Una de las figuras emblemáticas es   sociedad de responsabilidad limitada (LLC), que es el tipo de empresa y la forma de inversión más común para las empresas extranjeras que entran en Arabia Saudita.

La inversión mínima de capital requerida para establecer una LLC es de 500.000 SR y debe tener entre 2 y 50 accionistas, ser administrada y representada por uno o más gerentes. Por lo que, no existe una Junta de Directores, aunque los accionistas suelen prever una Junta y otros arreglos de gestión en el memorando de asociación. 

Sin embargo, si hay más de veinte socios, la empresa debe establecer una Junta de controladores. No se requiere un socio saudita, ya que no hay limitaciones legales en cuanto al porcentaje de propiedad extranjera. Igualmente, La LLC también debe tener un auditor.

Asi mismo, tanto las personas físicas como las entidades corporativas pueden ser accionistas. Los accionistas son, en general, responsables de las deudas de la empresa sólo en la medida de sus respectivos intereses en las acciones de la empresa.

Esta figura de empresa de sociedad de responsabilidad limitada,  tiene sus ventajas y desventajas, puesto que, la misma es un vehículo especialmente común para la creación de empresas conjuntas con socios saudíes. En particular, una sociedad de responsabilidad limitada puede dedicarse a toda la diversidad de actividades comprendidas en los objetivos aprobados de la empresa y emprender proyectos tanto en el sector público como en el privado. 

Es más probable que con su apertura, se pueda adquirir el derecho a recibir financiación del Fondo Saudita de Desarrollo Industrial a tasas favorables para cualquier proyecto industrial. Igualmente, con una sociedad de responsabilidad limitada también se puede patrocinar a los empleados con fines de residencia.

Por otra parte, una desventaja de está figura LLC es la capitalización inicial que puede ser bastante grande y la aprobación de los objetos de la empresa que son también una fuente de restricción. 

Estos objetos se limitan a la aprobación de la SAGIA. Por lo tanto, si bien los objetos deben ser lo suficientemente amplios como para permitir a la empresa realizar las actividades, si se tornan demasiado amplios es poco probable que la SAGIA los apruebe. Además, el proceso de disolución puede ser bastante complicado y, si algún socio decide no cooperar, el mismo puede ser bastante costoso.

Reglamento de los negocios en el Arabia Saudita

En relación con los pasos del registro, se deben seguir los siguientes: 

Reservar el nombre de la empresa

El nombre aprobado debe ser reservado antes de registrar una empresa. Un nombre puede ser reservado en el Ministerio de Comercio e Industria, y la reserva del nombre es válida por 2 meses, pero, también puede hacerse completamente en línea a través del sitio web del Ministerio de Comercio e Industria.

Solicitar la licencia de inversión en la Autoridad General de Inversiones

La obtención de una licencia de inversión es el primer requisito para el establecimiento de una empresa saudita con accionistas extranjeros. Esto puede hacerse presentando una solicitud a la Autoridad General de Inversiones de Arabia Saudita (SAGIA) para obtener una licencia de inversión.

Se deben presentar los siguientes documentos:

Un formulario de solicitud de licencia estándar completado y firmado por cada solicitante, que debe incluir una declaración autenticada de que los solicitantes han revisado el Reglamento de Inversiones Extranjeras y sus normas de aplicación.

Una resolución autenticada de la junta directiva del solicitante para constituir una sociedad de responsabilidad limitada (LLC) en Arabia Saudita.

Una copia autenticada del certificado de constitución y de los estatutos del solicitante.

Una copia autenticada del balance del solicitante durante un período de dos años anteriores al año de la solicitud.

Una copia completa del pasaporte del gerente propuesto de la compañía, incluyendo las páginas vacías, así como cuatro fotografías tamaño pasaporte.

Copias completas del pasaporte, incluidas las páginas vacías, así como cuatro fotografías tamaño pasaporte de cada una de las personas que figuran en los estatutos del solicitante.  Igualmente, el tiempo de trámite es de 3 a 4 semanas, y tiene un costo de 2000 SR. 

Tipos de contrato que hay en Arabia Saudita

Los tipos de contratos en Arabia Saudita generalmente se relacionan con el empleo, porque cuando se le ofrece un trabajo, que en la gran mayoría de los casos ocurre en el propio país de origen del contratado, es casi seguro que se firmará un contrato o al menos una carta de acuerdo.

Contrato de trabajo

El mismo contiene las condiciones de empleo y puede incluir una descripción detallada del puesto, indicando las responsabilidades y las normas de rendimiento. 

Así mismo, cuando el contratado  llega a Arabia Saudita, puede pedir que se formalice este documento, con una versión oficial del Ministerio en árabe, o que lo atestigüe un notario, además, se puede hacer un acuerdo verbal es posible, pero es preferible el contrato escrito.   

En Arabia Saudita, el contrato de trabajo, especifica el salario básico, el cargo, las obligaciones y responsabilidades, la duración del contrato y, posiblemente, también los detalles de la estructura de información y las medidas de rendimiento de la empresa. 

Un contrato de trabajo debe contener también las condiciones de finalización, incluida la notificación obligatoria de la terminación del contrato por cualquiera de las partes y las responsabilidades en que se incurre con respecto al incumplimiento de las condiciones del contrato. 

Por lo tanto, el contrato debe incluir la frase empleo sujeto a la obtención de los permisos necesarios. Es poco probable que esto presente problemas, pero es mejor asegúrarse de que se pueden obtener los visados necesarios, entre otros documentos,  antes de comprometer la mudanza al extranjero.

Arabia Saudita tiene un control sofisticado e informatizado de su mano de obra y especifica las categorías de empleo que están abiertas a la mano de obra extranjera. Determinados empleos están reservados a los nacionales, en particular en las industrias de servicios. 

Por lo tanto, es posible que el contrato de trabajo tenga el título del trabajo que se espera va a realizar el contratado,  pero la versión oficial del visado de trabajo es algo muy diferente. Ello puede deberse a que se imponen cuotas de trabajo completas, pero también puede ser por otras razones. A veces se requiere que el contratado asista al Ministerio al finalizar su contrato para asegurarse de que no tiene quejas y para cancelar su visa de trabajo.

Examen médico

Todos los contratados en el extranjero deben someterse a un examen médico controlado por el gobierno antes de la expedición de un visado de residencia por motivos de trabajo. El examen incluye un chequeo general de salud para buscar enfermedades infecciosas graves y dolencias, pero especialmente para el VIH y el SIDA.

Es probable que el examen sea más riguroso para los trabajadores del subcontinente indio y del Asia sudoriental, que pueden estar más expuestos a las enfermedades y tener menos acceso a recursos médicos avanzados en sus países de origen que los occidentales. 

La prueba del SIDA es obligatoria, incluso para los cónyuges y, si se demuestra que son seropositivos, serán expulsados inmediatamente. La prueba también se realiza cuando se renuevan los visados de trabajo, que suele ser en un ciclo de tres años.

En primer lugar, se debe tener en cuenta un enfoque de negocio, es decir, tener bien en claro que tipo de negocio se  quiere emprender y a que industria pertenece, si necesita capacitación, si cubre las necesidades del consumidor saudí y si es legal en el mercado y permitido por las leyes del país.

Si es extranjero tendrá un trato diferente al nacional, por representar una persona desconocida ausente de registro civil en el país, los parámetros para comportarse comercialmente dependerán de la nacionalidad de donde procede el extranjero, y su acuerdo de negocios preexistente.

Un extranjero no puede tener negocios sin un asociado saudí, su nivel de inversión está limitado a 20 millones de SR, otorgándole al asociado local un mínimo del 25% de acciones, las empresas extranjeras pueden operar desde el extranjero únicamente y establecer contacto con el negocio saudí local para distribuir sus productos, tal es el caso de la industria de las ventas.

Las empresas pueden contratar agentes distribuidores para conectar con el consumidor de arabia saudita y así poder vender sus productos y establecer relaciones comerciales con el país. Deberá tener un nombre adecuado que, no colisione en materia de derechos de autor, el empresario deberá buscar marcas preferiblemente exitosas a gran escala en la industria que desea competir para adquirir una guía adecuada al momento de crear un nombre para su negocio.

El empresario deberá hacer un estudio y comprensión de la ley de comercio actual de arabia saudita, establecer un negocio en arabia saudita es posible, pero deberá estar atento a los conocimientos que las cámaras de comercio emanen adquiriendo conocimiento en materia de nuevas empresas establecidas en la región, además el asociarse con estas puede traerle grandes beneficios en el proceso de montar su empresa.

Lo más recomendable es asistir en persona a las diferentes cámaras de comercio ubicadas en el país, pero también, se  puede conseguir esta información vía internet o preguntando en los comercios locales.

Se debe tener  en cuenta que, el empresario deberá tener un plan de negocio para presentar a los organismos competentes en la detección de nuevas empresas, un plan de negocio es un anteproyecto que el emprendedor deberá realizar con los detalles del proyecto y las ideas establecidas y enfocadas para el negocio, este plan de negocio ayudará a la ejecución exitosa de su negocio.

Además, el anteproyecto, contendrá cifras de economía, estudio de marketing, presentación del producto, márgenes calculados de ganancia y demás detalles competentes al estudio del negocio, el empresario deberá ser lo más realista posible, para establecer metas realizables y razonables en los plazos establecidos.

Una vez se tengan estos elementos, el empresario deberá buscar asociarse con un ciudadano o una empresa local, Arabia saudita no permite que extranjeros tengan negocios de forma autónoma, estos deben tener de forma obligatoria a un nacional de su país dentro de la junta del negocio, el asociado saudí no estará obligado a aportar capital y tendrá la libertad de terminar sus relaciones de negocio en el momento en que no se sienta cómodo con la misma.

Otra alternativa que muchos inversionistas ven es la adquisición de una empresa local en marcha, el empresario sólo deberá determinar el valor de la empresa y transferir la propiedad de comercio para iniciar operaciones. El empresario deberá elegir un formulario comercial o modelo de estructura para su negocio, encuadrando la elección de cualquiera de los tres formularios que existen para declararse en arabia saudita.

La responsabilidad limitada,  es el modelo más común de empresa para los usuarios extranjeros que entran al país de arabia saudita, con una inversión mínima que es de SR 500.000, la empresa debe componer un mínimo de 2 accionistas y un máximo de 50 para poder funcionar, no existe la figura de junta directiva como tal, si la empresa comprende más de 20 socios, la empresa deberá organizar una junta de controladores, esta junta es interna y no requerirá la presencia de un socio saudí, ya que no existen limitaciones legales en el porcentaje de patrimonio extranjero invertido.

Esta figura le permitirá operar en cualquier ramo de la industria saudí bajo las limitaciones de los objetivos planteados para la empresa, su empresa puede calificar para recibir distintos servicios del fondo de desarrollo industrial de arabia saudita, como lo es financiamiento a tasas favorables de interés, además puede financiar recurso humano para fines de residencia laboral.

Otro modelo que utilizan preferiblemente empresas grandes, es la forma de la sucursal, las empresas pueden declarar una sucursal saudita bajo propiedad extranjera, siempre y cuando obtenga aprobación y licencia comercial para desempeñar actividades limitadas a los parámetros de la misma.

En este modelo la responsabilidad total queda a cargo de la empresa extranjera, mas no necesita llenar requisitos de reversa, sin embargo, para la obtención de la licencia el empresario deberá depositar la cantidad de SR500.000 por motivos de filiales, este capital quedará bloqueado en un banco local hasta que el ministerio de comercio emita un registro de comercio de la sucursal.

La tercera figura que puede elegir es la de oficina de representación, las empresas extranjeras pueden establecer una oficina técnica que ayude a conectar con empresas o usuarios saudí el acceso a sus productos, este modelo es un registro de comercio de tipo temporal que le permitirá a la empresa extranjera tener contacto con el usuario saudí únicamente con fines de información y soporte técnico, la oficina técnica no podrá percibir ingresos ni participar en ninguna actividad comercial.

Este debe tener contacto con un distribuidor saudí y sus competencias son limitadas a los parámetros de la licencia conveniente a la oficina técnica. Existe una figura alternativa para el empresario extranjero de este querer o necesitar montar una oficina rápidamente en el territorio saudí, se llama el outsourcing, con ciertas limitaciones burocráticas dependiendo de la naturaleza que presente el estudio de su plan de negocio.

Este modelo puede ser una figura útil si la empresa quiere solo establecer pruebas comerciales o necesita soporte de pago de impuestos, asesoría legal constante y procesos migratorios.

te puede interesar también   Gimnasio 24 Horas - Requisitos, Razones y ventajas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *