Saltar al contenido

Requisitos para hacer negocios en Suecia – Normatividad y Legalidad

¿Cuales son los requisito en Suecia?

Emprender en Suecia es un procedimiento sencillo y estándar en comparación a otros países aledaños, el establecer una empresa deberá requerir básicamente, la preparación del documento constitutivo, copias del pasaporte, el modelo de firmas autorizadas, así como otros documentos que, le serán facilitados en la oficina de registro tras la solicitud.

Para la constitución de la empresa es indispensable un domicilio registrado en Suecia, además es requisito aperturar una cuenta bancaria y la contratación de un contable local para llevar registro de las operaciones mercantiles de la empresa naciente.

Para conocer más de negocios rentables en Suecia Aquí.

Más negocios rentables aquí.

La figura de asociación que existe o tipos de empresas en Suecia son pocos y sencillos, como la sociedad de responsabilidad limitada que, tiende a ser el más popular para establecer una pequeña o mediana empresa, este requiere un capital social mínimo de 100.000SEK, la empresa deberá contener por lo menos un accionista y dos directores.

La sociedad anónima, es el modelo más elegido por las grandes empresas, este requiere el mismo número de accionistas que la sociedad de responsabilidad limitada, el capital social inicial para establecerse es de 500.000SEK.

La sucursal, filial u oficina de representación, es un modelo común en Suecia, para establecer extensiones de una empresa matriz. El procedimiento formal de incorporación de una empresa es un procedimiento relativamente largo, por lo que muchos empresarios optan por adquirir empresas ya constituidas.

Por lo tanto,  el procedimiento a seguir debe ser llevado a cabo por un accionista de la empresa o en su defecto por un representante legal autorizado por la empresa con un poder notariado. El letrado deberá tener copias certificadas para poder empezar a realizar los trámites de registro mercantil de la empresa.

Luego de recibir el registro mercantil, se deberá tramitar la solicitud de registro de IVA ante la agencia tributaria sueca, este trámite deberá ser solicitado al menos dos semanas antes de empezar la actividad comercial. El último paso a seguir es la contratación de personal, el empresario deberá ofrecer condiciones de trabajo estándar enfocados en alto nivel y ofrecer sueldos acordes preferiblemente altos, el ingreso por sujeto puede ascender a los 6000 euros al mes, se deberá coordinar con las agencias de contratación o los sitios web especializados para coordinar con la contratación de personal.

La economía general de Suecia es muy competitiva, apoyando principalmente en el comercio exterior, teniendo como principal aliado a Alemania en materia de importaciones, los principales empresarios que llegan a invertir en el país generalmente provienen de Reino Unido, Luxemburgo o países bajos.

El país europeo cuenta con el 2% del total de la cuota europea en producción, los principales sectores de inversión en Suecia radican en la silvicultura, la metalurgia, la siderúrgica, equipos de precisión, además de una importante inversión en la industria farmacéutica y la industria química.

Las empresas extranjeras que establecen negocios en Suecia, requieren de especialistas en el  manejo de los registros con las autoridades pertinentes en Suecia. Igualmente, necesitan ayuda para llevar la contabilidad, nómina, facturación, declaraciones de impuestos, entre otros aspectos.

El inversor puede ponerse en contacto con la sucursal local de la Fundación Sueca de Empleo y Sociedad (Nyföretagarcentrum ), que asesora a las nuevas empresas y organiza regularmente eventos en todo el país, así como con Business Sweden, que puede ayudarle a entrar en comunicación  con otras empresas. 

Otra forma de encontrar asesores y crear su red es a través de un sitio web llamado verksamt.se, creado por tres autoridades suecas (la Oficina de Registro de Empresas, la Agencia Tributaria y la Agencia para el Crecimiento Económico y Regional), las cuales tienen una página para ayudar al inversor a encontrar asesores dependiendo de la región en la que viva.

Los suecos están en la cultura online, así que a medida que el empresario conozca más gente, utiliza las herramientas de las redes sociales como LinkedIn y Facebook puede ayudarse a hacer un seguimiento de los nuevos contactos y ver el crecimiento de la empresa en las redes.

Cuales son los requisito en Suecia

Obtener el permiso

Ciertos tipos de negocios en Suecia requieren un permiso para operar. Verksamt.se tiene una lista práctica de los diversos oficios, profesiones y negocios que requieren permisos, así como los datos de contacto de los organismos que los expiden.

El Registro del negocio

Como comerciante individual, la empresa será identificada por el número de identidad personal (personnummer) que le asigna la Agencia Tributaria de Suecia (Skatteverket).

El paso clave para comenzar como comerciante individual es registrarse para el F-skatt – que es la oficina del impuesto. Ello, significa que, básicamente el inversor emprende el trabajo como tal y no como empleado, por lo que, sus contratados no administran los impuestos o pagos de seguridad social – esa responsabilidad es del inversionista.

La Agencia Tributaria tiene un material impreso que explica el funcionamiento del impuesto, el cual contiene información del lugar en el que se pueden encontrar los formularios adecuados para el registro. Estos formularios están en sueco – es importante que estén correctamente rellenados, por lo que se puede solicitar la ayuda de un contador y/o hacer una cita personal con la Agencia Tributaria para buscar orientación.

Suecia tiene diferentes normas y reglamentos sobre los requisitos de residencia para las personas que se trasladan a Suecia para iniciar una empresa, dependiendo de su ciudadanía. Los ciudadanos nórdicos (Dinamarca, Finlandia, Noruega e Islandia), no necesitan registrarse en la Agencia Sueca de Migración (Migrationsverket) ni solicitar un permiso de residencia. 

Los ciudadanos de la Unión Europea (UE) o del Espacio Económico Europeo (EEE) también tienen derecho a residir en Suecia sin necesidad de inscribirse en la Dirección General de Migraciones y pueden solicitar un número de identidad personal.

¿Cómo se accede a la financiación en Suecia?

La mayoría de los negocios necesitan ser construidos durante varios años antes de que sean rentables, y es mejor que el inversor esté preparado para que  desde el principio, durante el período inicial antes de que las ventas se pongan en marcha,  tener acceso a  un capital inicial.

Después de eso, las operaciones diarias del negocio serán financiadas con los ingresos de las ventas  de sus propios fondos y el trabajo que,  aunque pase algún tiempo antes de que pueda sacar un salario fijo, las facturas seguirán llegando como es rutinario. Por eso es importante pasar el período inicial sin ingresos.

Puede avanzar utilizando sus ahorros, consiguiendo un trabajo extra o permaneciendo en su antiguo empleo durante su puesta en marcha, quizás a tiempo parcial. La gran mayoría de los empresarios empiezan su negocio utilizando sus propios fondos y el trabajo arduo.

Se debe estimar cuánto dinero se necesita para establecer el negocio y cubrir los gastos operativos durante un período de seis meses. Al mismo tiempo, se necesita calcular los gastos personales para que le quede suficiente dinero al inversor  para vivir.

Cuando se inicie un negocio se puede necesitar dinero para maquinaria, equipo y comercialización, al igual que, para la publicidad, los folletos, los gastos de funcionamiento, como el alquiler, el teléfono, y el material de oficina.

¿Cuáles son los tipos de contrato que se manejan en Suecia?

En las adquisiciones, los contratos, los clientes y los contratistas tienen diferentes funciones y, por lo tanto, diferentes responsabilidades jurídicas. La división de responsabilidades entre las partes depende del tipo de contrato.

El cliente debe preparar una documentación clara de solicitud de oferta para la adquisición de los contratistas. La documentación de la solicitud de cotización debe presentar claramente el tipo de adquisición, así como los requisitos y disposiciones del contrato. El cliente es quien decide el tipo de contrato, la adquisición y la compensación de un proyecto, y tipo de contrato. Así existen dos tipos de contratos, los contratos de diseño y construcción. Para los que existen unos formatos específicos que se  aplican para cada uno, el ABT 06 es el de  los contratos de diseño-construcción.

Los términos del contrato de diseño y construcción no tienen significado legal. Son las disposiciones que las partes han acordado en el caso concreto las que determinan lo que se aplica entre las partes.

Hay dos tipos de adquisiciones en Suecia, como son: el contrato dividido y el general. El tipo de contratación regula la relación entre los diferentes contratistas y el número de los mismos que el cliente adquiere. Así mismo, debe quedar claro en la documentación de la solicitud de cotización es del  tipo de adquisición que se aplica.

En el caso del Contrato dividido el cliente procura y tiene acuerdos con todos los contratistas necesarios para el proyecto de construcción. Los diversos contratistas se convierten en contratistas paralelos entre sí.

En el contrato general, el cliente consigue un contratista que se convierte en el contratista general. Este a su vez consigue los subcontratistas necesarios para el proyecto de construcción y firma sus propios contratos con ellos. Los subcontratistas se convierten en contratistas paralelos entre sí.