¿Qué son los Ratios ROI y el ROA? – alternativas de inversión

¿Cómo se crearon el ROI y el ROA?

Los Ratios ROI Y ROA, se utilizan para entender la economía de alternativas de inversión de diversa tecnología. Estos ratios se construyen a través de un modelo para evaluar el retorno sobre activos (ROA) y el Retorno sobre Inversión (ROI). El modelo de estos ratios se aplicó a varios clientes en la evaluación de tecnologías que impactan los activos existentes. Los ejemplos incluyen plataformas de correo electrónico, redes de almacenamiento, virtualización heterogénea de motores y soluciones de recuperación de desastres de pérdida de datos. El modelo ROA se diferencia del  clásico modelo ROI de varias maneras.

Palabras clave: Retorno sobre los Activos (ROA), Retorno sobre la Inversión (ROI)

El modelo de Retorno de Inversión (ROI) evalúa qué tan rápido y  las ventajas de qué magnitud se acumulan para compensar los costos de arranque inicial combinados con gastos de operación continua. Es un excelente enfoque para la evaluación de una inversión única que tiene relativamente pequeña inversión constante. Sin embargo, los modelos clásicos de retorno de la inversión (ROI) no son tan útiles, cuando una inversión está constantemente tomando nuevas inyecciones de inversiones de bienes de capital (CAPEX) en el tiempo, como es el caso, por ejemplo, con la infraestructura de correo electrónico donde las actualizaciones de tecnología son más regulares en el tiempo. En ese caso se recurre a los modelos de Retorno de Activos (ROA).

Por lo tanto, el objetivo principal de un modelo ROA es proporcionar una visión del presupuesto y entender cómo el impacto de las inversiones instaladas actualmente como activos y como balances de futuras inversiones  afecta los costos que la empresa valorará con el tiempo. Intenta modelar un cliente real con múltiples activos instalados sobre un número de años. Lo importante del modelo ROA es que toma en cuenta el hecho de que hay activos en los libros con un valor en equipo que no se ha desinstalado hasta que ha caducado su vida útil.

Los aspectos entre ROI y el ROA

El modelo ROA permite a los clientes comparar, a más largo plazo, una estrategia de instalación, por ejemplo, una infraestructura más barata con una que puede parecer más cara al principio, pero aprovecha el valor de los activos existentes en el tiempo. Por lo tanto, el modelo ROA puede distinguir entre inversiones que no tienen impacto sobre los activos instalados  y las que si lo hacen.

En Resumen, el beneficio de un modelo ROA es que proporciona una manera de evaluar el perfil de un cliente instalado y entender el impacto en el cliente durante un período de tiempo. Lo importante es que, a diferencia de muchos modelos ROI, el modelo ROA no asume la nueva tecnología  instalada, sino que utiliza una mezcla de equipos nuevos y anteriores, evaluando el impacto en la base general como un todo.

¿Cómo se calculan el ROI Y el ROA?

Tal como se indica anteriormente, el modelo ROA toma una vista del presupuesto mediante la aplicación de los costos durante un período de tiempo (normalmente se usan 48 meses, pero el modelo puede acomodar más o menos), donde  las CAPEX son depreciadas utilizando el método de línea recta simple.

Por lo tanto las Inversiones de Capital (CAPEX) se reflejan como depreciación o cuotas de arrendamiento financiero  y se agregan a otros costos operativos, incluyendo: Gastos de personal costos de energía, enfriamiento y costos de espacio,  costos misceláneos tales como cableados, cambio y otros gastos.

De manera similar al modelo ROI, el modelo ROA hace suposiciones sobre costos por tiempo completo, los costos de energía y espacio, entre otros. El modelo ROA también asume un crecimiento que desencadena nuevas inyecciones de capital en el tiempo del período analizado.

Cálculo del ROI

El Retorno sobre la inversión (ROI) es una medida de performance, utilizada para evaluar la eficiencia de una inversión o comparar la eficacia de un número de diferentes inversiones. Por lo tanto, el Retorno de la inversión mide la cantidad de retorno, en relación con el costo de la inversión. Para calcular el retorno de la inversión, el beneficio o retorno  se divide por el costo de la inversión. El resultado se expresa como un porcentaje o una proporción. La fórmula de la inversión es:

ROI = (ganancia de la inversión – costo de la inversión) / coste de la inversión.

Cálculo del ROA

El retorno sobre activos (ROA) se utiliza en el análisis fundamental,  para determinar la rentabilidad de una empresa en relación con sus activos totales. Para calcular el ROA de una empresa, se dividen sus ingresos netos por sus activos totales.

La fórmula ROA se puede calcular en Excel de Microsoft para determinar la eficiencia de la empresa en la generación de utilidades con sus activos.

Ejemplos  para calcular el ROI Y del ROA

Vamos a ver dos ejemplos sencillos donde se calcula el ROI y el ROA

Ejemplo 1

El modelo ROA por ejemplo supone que existe una mezcla de arreglos de discos de instalación que varían por edad. Hay cajas que se han instalado 4, 3,2 y 1 años respectivamente. Cada sistema tiene diferentes costos iniciales, costos permanentes de funcionamiento (OPEX),  de alimentación/refrigeración, personal, entre otros y que con el paso del tiempo, estos activos específicos son sustituidos por nuevos activos. Entender el verdadero costo requiere una complicada serie de interrelaciones que se reflejan con mayor precisión en una instalación de mundo real.

Ejemplo 2

Para muchos proyectos de infraestructura, entendiendo el verdadero costo, se requiere investigar el impacto de las tecnologías en los activos existentes que están envejeciendo y que ya están reflejados en los libros. Retornando al enfoque de los activos, el Oficial de Jefatura de Sistemas (CIO) puede modelar el verdadero costo de la tecnología  y obtener mejor comprensión de la economía de la infraestructura durante un período más largo de tiempo.