Montar tu negocio de asesor de imagen – Requisitos, Consejos y Pasos

¿Cómo montar un negocio como asesor de imagen?

Si tienes dotes de imagen, te gusta el mundo de la vida y puedes crear buenas relaciones con las personas, entonces montar tu propio negocio como asesor de imagen puede ser la idea de negocio rentable que estás buscando, pues cuentas con las habilidades iniciales necesarias para empezar, el resto será parte del proceso. 

Sin duda, poder trabajar como asesor de moda, belleza y estilo, es el sueño de muchas personas. Hoy es posible abriendo un negocio propio, pues el valor de emprender es incalculable y a la vez, poder hacer lo que realmente te apasiona. En realidad, comprar ropa y ayudar a las demás a que se vean mejor puede ser un gran negocio para el que no necesitas dinero para arrancarlo.

Queremos que conozcas los mejores negocios sin inversión

Los negocios como asesor de imagen son muy rentables y requieren poca o casi nada de inversión. Es bien sabido que los negocios de belleza siempre se han caracterizado por ser negocios muy rentables que dejan mucho dinero a sus dueños. Así que este puede ser tu momento de abrir un negocio propio, ser tu propio jefe y ganar dinero haciendo lo que te gusta. 

Es por ello que hoy te contamos todo lo que debes saber sobre esta idea de negocio, desde cómo funciona hasta consejos clave para tu emprendimiento. Quédate hasta el final y disfruta de todos los datos que necesitas para dar el primer paso. 

¡Empecemos!

negocio de asesor de imagen

Funcionamiento de  un negocio como Asesor de Imagen

Un asesor de imagen hace más que sólo decirte qué ropa te queda mejor y cuáles son los colores ideales para ti, a través de la asesoría se le ayuda a una persona a proyectar lo mejor de ella y a construirle confianza y seguridad para subir de puesto, mejorar su posición laboral o a sentirse bien consigo misma.

De acuerdo a las necesidades de cada cliente, tu labor como asesor de imagen debe estar orientada de manera especial, ofreciendo servicios específicos que se requieran en el proceso. Entre ellos se encuentran: 

Asesoría en maquillaje y cabello

Este tipo de servicio, como su título lo dice, está orientado a proponer cortes de cabello y estilos de barba y/o bigote para caballeros. Incluye, para quienes se interesen, también está la opción de tomar cursos de maquillaje. El asesor de imagen propone las mejores ideas y estilos que mejor vayan con la personalidad y el estilo de cada cliente. Esto, después de un proceso de investigación y análisis previo, teniendo en cuenta lo que mejor se adapta a su estilo, gusto y con lo que se siente mejor, aunque nunca lo hubiese pensado. 

Asesoría en vestuario

Un asesor de imagen debe valorar qué prendas le favorecen a un individuo según su personalidad, medidas y tipo de cuerpo. Se puede contratar también para un evento especial como una boda, una celebración importante, e incluso orientarlo a las mejores prendas para su diario en función de la actividad que realice. 

Servicio de estudio de color

Este servicio consiste en ofrecer a los clientes un análisis de acuerdo a los tonos, tejidos y estampados que van mejor con su perfil, los más adecuados y los que definitivamente hay que evitar.

Servicio de análisis de guardarropa

Este es uno de los servicios que más toma tiempo y que significa mucho para la persona, dado que abrir su armario, es directamente entrar a su intimidad, observar las prendas que suele usar, su gama de colores, entre otros aspectos que reflejan decisiones y experiencias de la persona misma. En este proceso el asesor de imagen ayuda a organizar y clasificar el armario vigente para crear nuevas combinaciones y aprovechar los atuendos que ya se tienen al máximo.

¿Qué otros servicios puedes tener en cuenta? Empezar tu negocio como asesor de imagen te ofrece una gran variedad de alternativas que surgen de esta misma actividad, en ella encontramos otras tres incluidas y muy importantes: 

Coaching laboral: este servicio consiste en proporcionar las herramientas necesarias para lograr una imagen de carácter profesional a través de habilidades sociales y una asesoría personalizada de acuerdo a las actividades laborales que realizan. 

Personal Shopper: son expertos que aconsejan y asesoran a un cliente en el punto de venta para que haga compras inteligentes que vayan de acuerdo a su presupuesto, características físicas, profesión y objetivos. Esta actividad se puede realizar de dos formas: acompañando al comprador a elegir su nuevo guardarropa directamente en las tiendas, o bien, por su falta de tiempo, hacer las compras por él.

¿Para quiénes puedes trabajar? Puedes empezar con tus familiares y amigos, hasta con con boutiques, almacenes de ropa, hoteles y agencias de viaje, atendiendo a turistas y visitantes extranjeros.

El éxito de esta profesión y su creciente mercado están haciendo que se expanda a otras áreas como la selección de regalos, artículos de decoración, muebles para casa y oficina, antigüedades, arte, etc. Incluso existen los personal shopper on line, que localizan productos especiales en las portales de compra-venta disponibles en Internet alrededor del mundo.

Consultor en imagen corporativa: esta es otra de las variaciones de la labor del asesor de imagen. Este servicio se dirige principalmente a los ejecutivos o a las personas públicas, que además de la vestimenta y arreglo personal, deben manejar aspectos de lenguaje corporal, liderazgo, pensamiento estratégico, etiqueta ejecutiva y modulación de la voz, entre otros aspectos. 

En general, estos servicios están enfocados en profesionales que necesitan de estas herramientas para sobresalir en el mundo laboral y en empresas que deseen cuidar su perfil corporativo frente a los medios de comunicación o promoviendo su valor de marca. También el asesor de imagen puede ofrecer al equipo de ventas de una organización, para mejorar sus técnicas de convencimiento, atención al cliente y presentaciones efectivas.

Y finalmente, no podemos dejar de lado otro segmento que incluye a los políticos, quienes buscan asesoría durante sus campañas políticas para crear una apariencia positiva y de alto impacto en la ciudadanía.

Requisitos para iniciar un negocio como asesor de imagen

Ahora bien, veamos cuáles son los requisitos que necesitas cumplir para comenzar tu negocio: 

Material y recursos: dentro de esta sección incluimos una serie de elementos que serán importantes y que servirán como inspiración para la construcción de perfiles y estilos de acuerdo a las características particulares de cada uno de tus clientes. Entre este material podemos encontrar equipos, revistas de moda o suscripciones a revistas digitales o físicas, investigaciones hechas por la industria, muestras de color, espejos, maquillaje y otros gastos que será necesario solventar. 

Mantén una red de contactos: esto es sumamente importante, sobre todo porque en ella no solo estarán incluidos posibles clientes, sino también empresas relacionadas como por ejemplo consultores de bodas, jefes de personal, etc, que podrían necesitar de tus servicios y viceversa, lo que permitirá crear alianzas comerciales donde ambas partes ganan. 

Invertir en tecnología: en la actualidad contar con herramientas tecnológicas de calidad se ha convertido en una necesidad, sobre todo en el campo del emprendimiento donde las personas deben estar al tanto del mundo digital y aprovechar este campo que está tan cerca de sus clientes potenciales. Por ello, es importante invertir en un software virtual de belleza, esto te brindará muchas opciones y posibilidades que aumentarán la eficiencia y calidad de tu servicio como asesor de imagen.  

Cursos y más: en un negocio como estos es un requisito fundamental estar al tanto de lo que sucede en el mundo de la moda, por ello te recomendamos tomar cursos y capacitaciones en diferentes medios, como las clases en línea, donde puedes, además de adquirir conocimientos, tener certificaciones de tus procesos, lo que te permite aumentar tus referencias. 

negocio de asesor de imagen consejos

Iniciar el negocio de asesor de imagen

Para iniciar, la planeación es una sección que no podemos pasar por alto, por ello hemos organizado este proceso por pasos. Veamos: 

Define tu sector: lo primero que harás será identificar el tipo de clientes al que te vas a enfocar, pues de acuerdo a ello empezaremos a crear nuestras estrategias y técnicas para llamar su atención. Puedes elegir entre personas particulares o incluso entre entidades corporativas. 

Estudio de mercado: definido lo anterior, es momento de analizar las necesidades de nuestro público objetivo y tendencias que podamos identificar para ofrecer una solución eficiente a lo que necesitan. Además de esto, podremos conocer otros datos importantes como sus preferencias e intereses, los lugares donde podemos encontrarlos con facilidad y el funcionamiento actual de un servicio como este. 

Plan de negocios: desarrollar y escribir este documento es un proceso que no puede faltar. En él colocaremos de manera detallada la actividad de nuestro negocio, las posibles necesidades de financiamiento para la movilidad, sobre todo, las estrategias que usaremos, la forma en la que divulgaremos nuestro negocio y lo que necesitamos para su lanzamiento. A medida que crezca nuestra actividad, es posible que necesitemos realizar ajustes en relación con las ofertas y servicios de nuestro negocio, así como cambios en las estrategias para llegar a un mayor número de clientes. 

Recuerda que en este paso, también debes decidir cuáles son los servicios iniciales que vas a ofrecer, que, como vimos anteriormente, son varios. 

Establece tu horario: de acuerdo a tu disponibilidad, es momento de organizar tus tiempos y determinar los horarios en los que puedes ofrecer tu servicio. Incluso puedes considerar trabajar desde casa, dado que este negocio permite también esta modalidad. Si bien tus tiempos, en gran parte, van a depender de las necesidades de tus clientes, conviene tener un horario de base sobre el que puedas definir la disponibilidad. 

Legaliza tu negocio: es momento de obtener las licencias necesarias, registrando tu negocio y adquiriendo los certificados necesarios. Todo este tipo de trámites son necesarios a la hora de consolidar nuestro negocio para garantizar a los clientes la legitimidad de la actividad y a la vez, cumplir con los requisitos que refiere la entidad gubernamental de tu ciudad. 

Lanza tu negocio: luego de lo anterior, llegó el momento más esperado, el lanzamiento de tu actividad. Para ello puedes empezar con varios métodos de publicidad, entre ellos la entrega de tarjetas de presentación mano a mano a tus clientes potenciales, un sitio en Internet con redes sociales enviando correos a empresas donde podrían haber clientes, entre otros. 

Lo más importante es que a partir del lanzamiento de tu negocio, permanezcas al tanto de los números y canales de contacto que has publicado para la comunicación con tus clientes, pues esto te permitirá ofrecerles respuestas rápidas e inmediatas. 

Consejos para tu negocio como asesor de imagen

A continuación encontrarás una serie de consejos clave para aplicar en cualquier momento del proceso: 

Tu servicio requiere de una planeación detallada para generar cambios y acomodar el estilo de tus clientes, por ello es muy importante que tu personalidad sea muy cuidadosa para no herir susceptibilidades, sin que por ello dejes de ser totalmente sincero. 

Confía en tus conocimientos y habilidades para ofrecer este servicio de asesoría de imagen, pues de ello depende la calidad de tu negocio y así te sentirás tus clientes, seguro y confiado en lo que sabes. 

Una buena forma de publicitar tu negocio es colocando avisos con cupones de descuentos en distintas publicaciones de la zona en la que te encuentras o en periódicos o medios comunicativos que visiten con frecuencia tus clientes. 

Sin duda la experiencia te permitirá, poco a poco, mejorando el rumbo y funcionamiento de tu negocio, por ello te recomendamos probar distintas categorías de acuerdo a tus clientes, por ejemplo probando el mundo de los negocios y sus necesidades, la moda, el sector de la publicidad, los profesionales, etc. Esto te ayudará a ampliar tu visión y creación para cada cliente. 

Aprovecha los recursos a los que puedes acceder de forma gratuita, especialmente los cursos y materiales que puedes encontrar en Internet. Toda esta información será de gran ayuda para reunir tu colección de estudio. 

Puntos débiles: es una idea de negocio que, en la operación, requiere de mucho tiempo, por lo que será necesario que dispongas de buen tiempo. Esto, teniendo en cuenta que no es solo el tiempo que toma la elección de las prendas de vestir que usarán tus clientes, sino previamente el estudio y análisis sobre su imagen particular, probar combinaciones, colores, estilos y demás aspectos a prueba para determinar una gama de colores y características que le servirán de acuerdo a sus necesidades. 

 

Puntos a favor: tienes una gran variedad de clientes a los que puedes ofrecer tu servicio, pues en caso de que no funcione uno, fácilmente puedes dirigir tu negocio a otros campos donde seguramente encontrarás clientes potenciales. Recuerda que en lista tienes desde ejecutivos, hasta políticos, personas que trabajen en televisión, amas de casa, profesionales en distintos campos, solicitantes de empleo, concursantes de programas, entre muchos otros más. 

Casos de éxito de tu negocio como asesor de imagen

En la actualidad podemos encontrar muchos emprendedores que han iniciado en este sector y que, a lo largo de su experiencia, han logrado consolidar su catálogo de servicios, un funcionamiento particular con estrategias y técnicas que les permiten destacarse en el mercado. Entre ellos encontramos JordanCo, un profesional que contiene una página web llena de información de utilidad en todo el campo de la imagen, entre los elementos de su contenido figuran consejos para saber qué ponerse de acuerdo a cada ocasión, las últimas tendencias y colores, así como servicios de Personal Shopper, maquillaje y peinados, creación de estilo personal y más. 

Otro de los negocios de éxito es el de Alejandra Bahamón, una profesional del sector que en su sitio web ofrece una gran variedad de servicios, entre los que encontramos el de Personal Shopper, conceptualización de imagen, renovación de look, proceso de automaquillaje, personal styling,asesoría de imagen en general, entre otros. 

El compromiso y la disciplina, deben formar parte de tu equipamiento para empezar un negocio como este,donde a través de la imagen personal, le darás a cada uno de tus clientes la posibilidad de renovarse, no sólo en su aspecto físico, sino en su interior y el mundo que le rodea. Afuera encontrarás a muchas personas necesitando tu servicio. 

Entonces, ¿qué esperas para iniciar ahora tu negocio de asesoría de imagen?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *