Saltar al contenido

Empezar un negocio como intermediario comercial – Consejos y Tips

¿Cómo es ser intermediario comercial?

Gracias al crecimiento del comercio y en él, las distintas áreas en las que hoy es posible emprender, aparecen también labores y sectores indispensables que abren la puerta a empresarios e interesados en vincularse a este. Uno de ellos y entre los más importantes, son quienes se dedican a la labor de intermediario comercial, una de las figuras imprescindibles a la hora de hablar de intercambios comerciales. 

Si tienes habilidades precisas para la comunicación, una gran capacidad de relacionamiento y otras características que puedes ir descubriendo en el proceso, y además, te gusta el mundo de las estrategias comerciales, entonces este campo es para ti. 

En los siguientes puntos encontrarás toda la información necesaria para iniciar tu negocio ahora mismo. 

¡Empecemos!

Buscamos que conozcas los negocios sin invertir aquí

¿Cómo iniciar tu propio negocio de intermediario comercial?

Si ya lo has decidido, entonces es momento de empezar. Lo primero que harás será elegir el campo o sector del mercado que más te interesa y te agrada, para trabajar en él, pues de ello dependerán tus resultados. Elige un sector que te apasione y en el que te sientas a gusto. Puedes elegir entre productos concretos y servicios. 

Hecho esto, es momento de buscar a los compradores, serán los que estén en el sector que te interesa. Una buena forma de dar con ellos es en el momento en el que estás en el negocio de un producto o artículo determinado, entonces tendrás que buscar minoristas locales, puede ser en una guía telefónica o Internet para obtener datos de quienes estarían interesados.

Ahora, ¿cómo promocionar mi negocio? En realidad, para un negocio como este, la publicidad puede ser mucho más reducida o mejor, minimizada al campo específico al que nos dirigimos. Sin embargo, facilitar tu contacto y tener presencia en Internet te ayudará a que más clientes potenciales puedan verte. Para ello puedes crear un sitio web en el que sólo interactúes con tus compradores y vendedores, ofrece toda la información que a ellos les gustaría obtener.

La comunicación es uno de los secretos de los intermediarios comerciales, saber escuchar te va a permitir conocer las necesidades de tus clientes, así que permanece receptivo ante lo que tienen para decir después o antes de cada negocio. La calidad de tu servicio, hablará por ti. 

Es momento de iniciar. 

Requisitos de para ser intermediario comercial

Es sumamente clave que conozcas el funcionamiento y las características generales de lo que está en venta, es decir, del producto o servicio. Para ello debes asegurate de tener esta información con los proveedores: averigua el presupuesto de precios y la calidad del producto o servicio que se ofrece. A esto deberás agregar un porcentaje de comisión que será acordado con el vendedor, así que procura subir el precio para ofrecer un descuento al cliente potencial.

La búsqueda de proveedores es otro de los pasos que no te puedes saltar, asegúrate de evaluar fabricantes directamente. Para dar con los mejores, es necesario realizar una investigación sobre lo que ofrecen y cómo lo ofrecen, esto te permitirá ir completando tus datos como intermediario comercial.

Funcionamiento del negocio de un intermediario comercial

Pues bien, partiremos desde este punto, pues consideramos que es muy importante saber de qué se trata y de esta manera determinar tus actividades. Este negocio consiste en establecer un contacto entre proveedores y consumidores, donde serás el punto medio que los una. De esta manera, mientras respondes a una necesidad de otras personas sobre las relaciones comerciales que requieren sus respectivos negocios, creas e inicias tu propio negocio. 

¿Cuáles son las funciones del intermediario comercial? Básicamente lo que harás será poner en contacto a personas que estén vendiendo algún bien y a personas que podrían estar interesadas en adquirirlo. Para ello recomendamos disponer de una oficina en la que puedas recibir llamadas de tus clientes, los cuales tendrás que almacenar en un directorio. Sin embargo, no es un requisito tener un lugar físico, pues puedes desplazarte siempre al lugar de ubicación de tus clientes.

Actividad de tu negocio

Básicamente lo que harás será poner en contacto a personas que estén vendiendo algún bien y a personas que podrían estar interesadas en adquirirlo. Para ello recomendamos disponer de una oficina en la que puedas recibir llamadas de tus clientes, los cuales tendrás que almacenar en un directorio.

Búsqueda de posibles compradores

Los compradores que vas a buscar dependen del área o el campo en el que te estés enfocando inicialmente. Una buena forma de dar con ellos es en el momento en el que estás en el negocio de un producto o artículo determinado, entonces tendrás que buscar minoristas locales, puede ser en una guía telefónica o Internet para obtener datos de quienes estarían interesados.

Por otro lado, cuando se trate de un servicio, obtendrás mejores resultados con la publicidad tradicional, ya que esta te permite encontrar consumidores particulares y empresariales en mayor medida. Luego, ponte en contacto con ellos para conocer sus intereses y necesidades, esto te permitirá saber lo que quieren y lo que puedes ofrecerles.

Búsqueda de proveedores o vendedores

En cuanto a los proveedores, lo ideal es buscar fabricantes directamente, mejor si ellos se ubican en el área local, de lo contrario tendrías que buscar fabricantes internacionales. Para dar con los mejores, es necesario realizar una investigación sobre lo que ofrecen y cómo lo ofrecen, esto te permitirá ir completando tus datos como intermediario comercial.

intermediario comercial

Conoce los productos y servicios

 

Es sumamente clave que conozcas el funcionamiento y las características generales de lo que está en venta. Para ello debes asegurate de tener esta información con los proveedores, averigua el presupuesto de precios y la calidad del producto o servicio que se ofrece. A esto deberás agregar un porcentaje de comisión que será acordado con el vendedor y procura intentar subir el precio para ofrecer un descuento al cliente potencial.

Diversificación del campo

Lo que se recomienda para este tipo de negocios es no especializarse únicamente en un campo, sino diversificar las áreas en las que ofrecemos, lo que quiere decir que es mucho mejor diversificar recursos y enfocarnos a distintos productos y servicios dentro del mercado. Trabajar con más de un proveedor te va a ofrecer mucha más seguridad, ya que al operar con uno crece el riesgo, pues cuando se presenten dificultades o el negocio esté en pausa, tu negocio también quedará así.

Consejos clave a la hora de ser intermediario comercial 

Cuando se trata de un servicio, donde conectas al comerciante con el proveedor, puedes obtener mejores resultados con la publicidad tradicional, ya que esta te permite encontrar consumidores particulares y empresariales en mayor medida. Luego, puedes ponerte en contacto con ellos para conocer sus intereses y necesidades, esto te permitirá saber lo que quieren y lo que puedes ofrecerles.

Lo que se recomienda para este tipo de negocios es no enfocarse únicamente en un campo. Esto, porque podemos tener más alternativas y mejores resultados si nos dedicamos a diversificar recursos y enfocarnos a distintos productos y servicios dentro del mercado. Trabajar con más de un proveedor te va a ofrecer mucha más seguridad, ya que, al operar con uno, crece el riesgo, pues cuando se presenten dificultades o el negocio esté en pausa, tu negocio también quedará así.

Una buena forma de empezar en el mercado, puede ser dirigiéndose, primero, a comercios pequeños, en crecimiento o incluso, en lanzamiento, a quienes puedas ofrecer tu servicio. Promueve los beneficios, cualidades y ventajas de tu negocio para hacer tu servicio atractivo y en el que los clientes logren ver cómo pueden salir ganando. Esto debe ir muy ligado a tu servicio personal con ellos.

Puntos débiles: es importante que desde el inicio tengamos en cuenta  comprender el riesgo es una parte importante del proceso, pues de no poner en evidencia nuestro servicio como intermediario comercial ante los compradores y vendedores, muy fácilmente la industria podría borrar nuestra labor. Esto, porque en primera instancia puede ser difícil ganar la confianza de los comerciantes para iniciar la labor. 

Puntos a favor: una de las mejores ventajas de iniciar un negocio tan importante y requerido como este, es que no es necesario tener una gran experiencia en el mercado, pues bastará con tener habilidades previas y otras capacidades que se irán desarrollando en el camino, para obtener un negocio rentable y con mucho rendimiento. 

Casos de éxito

Ya sea que tengas experiencia o no, una de las claves que te va a permitir poder desarrollar correctamente tu propio negocio, así como mejorar tu rendimiento y dotarte de buenas herramientas, es evaluar la experiencia de otras empresas del mismo sector. Es por ello que en esta ocasión te presentamos una serie de franquicias dedicadas a ofrecer soluciones empresariales, desde donde puedes, desde ya, fijar el rumbo de tu negocio.