Saltar al contenido

Convertirse en notario público – Iniciación, Emprendimiento y Tips

Emprender como notario público paso a paso 

 Con frecuencia, los gobiernos estatales buscan a los notarios públicos para nombrarlos, que toman el medio de la Secretaría de Estado, dado que este ente les permite verificar la legalidad e identidad de cada una de las personas que firman documentos de carácter legal. Esto genera la necesidad de contar con un notario que se dedique a realizar las autenticaciones, procedimiento legal que se convierte en un requisito para evitar los fraudes en distintas situaciones. 

Conoce todos los negocios físicos

¿Cómo funciona una notaría pública?

Perfil del emprendedor: para iniciar esta idea de negocio, es necesario que además de ser mayor de edad, la persona que se postule como notario público cuente con la educación formal para ejercer la labor, además de ser un ciudadano de la zona en la que va a trabajar o al menos, residente legal y permanente. En muchos casos y de acuerdo a la zona, el idioma del lugar es un requisito fundamental que se aplica en el proceso de selección. 

En algunos lugares es posible postularse aún sin no se vive en la zona en la que planeamos trabajar, incluso, no contar con una residencia por un tiempo determinado, pero todo ello depende de la entidad y los requisitos que suministre de manera particular para el cargo que necesita. Para conocer esta información, puedes ingresar al sitio web de la Secretaría del Estado, donde suelen ubicar toda la información relacionada con los requisitos básicos para la postulación del notario público. 

Perfil del emprendedor

La persona que se postula para el cargo de notario público, debe tener en cuenta que existen algunos requisitos mínimos que se deben cumplir. Estos, además de los anteriormente mencionados con respecto a la edad y la nacionalidad, son el tener un título como abogado, ser un ciudadano en ejercicio, en lo posible tener más de 30 años de edad y finalmente, contar con una excelente reputación, lo que implica no tener ningún tipo de antecedente penal. Si bien los requisitos varían de acuerdo al país, estas suelen ser las condiciones más frecuentes para este tipo de cargos. 

Emprender como notario público paso a paso 

¿Cómo postularse como notario público?

Requisitos para tu notaría pública

Conoce aquí las características que debes cumplir para iniciar tu negocio como notario público: 

Solicitud estatal: cada zona cuenta con una solicitud estatal propia que contiene, la información personal y los antecedentes, aunque además de esto, otra serie de espacios que el postulante debe diligenciar. Dado que suele estar disponible en los sitios web, el interesado puede descargarla a través del portal web. Para ello te recomendamos completar la mayor cantidad de espacios de información posibles, mejor si es en computadora. Finalmente solo deberás imprimir y llevarla. Eso si, teniendo en cuenta que pueden variar varios de los temas allí dispuestos, asegúrate de leer muy bien cada parte de la solicitud para seguir todo al pie de la letra. 

En algunos casos, además de la solicitud estatal, suelen haber exámenes escritos previos o posteriores a esta, así como entrevistas que le permitan a la entidad tener la mayor cantidad de información posible acerca de la persona que se postula y poder asegurarse de la información que se brinda. 

Documentación necesaria: además de la solicitud estatal, algunos países establecen una serie de documentos que le permitan al postulante poder respaldar la información que allí establece y otra adicional que es garantizada a partir de los demás certificados y licencias. En muchos casos, gran parte de esta documentación adicional implica la copia del documento de identidad por ambas partes, así como certificados de haber finalizado y completado con éxito el curso de formación. 

Habilidades y conocimientos: es necesario tener información acerca de los requisitos básicos que establecen los entes gubernamentales, todo lo relacionado con respecto a la práctica de la profesión para el postulante y así mismo, la certificación de documentos. Por otro lado, no está de más tomar algún curso o capacitación que te permita mejorar y actualizar información mínima necesaria, lo que sin duda ayudará en el proceso de comprensión acerca de las actividades que realiza el notario público y las responsabilidades de su labor. Es un elemento que sin duda se verá reflejado en el resultado de tus tareas. 

Fianza de seguridad: aunque si bien no es un requisito de todos los países del mundo, en algunos sí suelen necesitar una fianza de seguridad aplicada a los notarios públicos, dado que este documento protege a los clientes en caso de que ocurra un error por parte del profesional en sus actividades. Por ello es necesario que averigües si la necesitas como requisito o bien como seguridad propia. Por lo general la fianza de seguridad no suele tener un costo muy importante, estas se emiten como sucede con las pólizas de seguros. 

Requisitos para tu notaría pública

Sin embargo, una buena forma de asegurarte, incluso si vas a ofrecer tus servicios como notario privado o público, es contar con un seguro contra errores y omisiones, dado que si bien la fianza de seguridad protege al público, este documento protege directamente al notario. Algunas agencias emisoras emiten seguros contra errores y comisiones. Asegúrate de investigar muy bien la entidad que la emite. Recuerda que el valor de este documento puede variar de acuerdo el país, la cobertura que se solicite, entre otros aspectos. 

Promoción y divulgación: si bien no se trata de un servicio de carácter privado, el notario público también debe darse a conocer a través de distintos medios que le permitan destacarse, sobre todo, en el proceso de selección por parte de la entidad encargada. Por ello, además de tener la documentación al día, es sumamente clave estar activo en cada uno de los procesos de postulación, incluyendo los registros que suelen hacer a través de sus sitios web con las solicitudes en línea. 

Materiales necesarios: aunque si bien no se trata de una inversión mayúscula como sucede en otros tipos de negocio, es necesario contar con varios materiales. Estos elementos serán de gran utilidad para las prácticas como notario, por lo que es importante contar con un diario y un sello. El sello debe tener el nombre de la persona, así como el cargo “Notario público”, además de información como la fecha de vencimiento del nombramiento como notario y otros datos clave. Por otro lado, el diario es donde se lleva el registro, eso será muy útil para evaluar y analizar distintos procesos propios de la actividad del notario. 

Actividad como notario público

Ahora que ya conoces la noticia, han aprobado la solicitud estatal y han pasado correctamente todos los documentos y las verificaciones necesarias, la entidad se pondrá en contacto contigo para certificar el nombramiento. Esto suele hacerse a través de correo electrónico. Ten en cuenta y no te afanes si pasan días y no hay respuesta del estado de la solicitud, ya que este tipo de trámites puede tardar incluso varias semanas, eso si, asegúrate de estar pendiente de tu correo. 

Por otro lado, en caso de que la solicitud sea rechazada, el camino no termina aquí, pues luego de recibir la notificación correspondiente, en ella están incluidos los motivos por los que la postulación es rechazada, de manera que podrás conocer posibles errores o condiciones no superadas en el proceso que puedes corregir. Esto, porque es posible volver a presentar la solicitud de acuerdo a las fechas que ellos establezcan. 

Juramento del cargo 

Uno de los requisitos clave en el  momento en el que es aprobada la solicitud y la postulación, es el juramento del cargo. Este procedimiento suele realizarse ante la Secretaría del Estado, otro notario establecido y/o un funcionario gubernamental. Puedes encontrar toda la información necesaria para este proceso en el interior de los materiales y recursos que se encuentran junto con el certificado de nombramiento. 

La redacción del juramento del cargo puede variar de acuerdo al país, pero este en general, establece que se el notario público nombrado deberá hacer frente a cada una de las actividades que se le confieren de manera fiel y responsable con el nuevo cargo, así como se compromete a actuar con integridad y honestidad en cada uno de los procesos que lleve a cabo. 

Puntos débiles: es importante tener en cuenta que en algunos países, existe una alta oferta de abogados buscando convertirse en notarios públicos, lo que reduce las posibilidades ante un público tan amplio. Sin embargo, no hay que bajar la guardia, permanece atento a cada una de las convocatorias y asegúrate de que cumples con todo lo que requieren y analiza qué podrías ofrecer adicional para ser elegido. 

Recomendación final: otra forma de impulsar aún más la solicitud de postulante para ser elegido y posteriormente nombrado como notario público, tiene que ver con que la persona cuente con toda la formación legal necesaria, incluso certificaciones que evidencien su interés por el cargo. El cuidado de la documentación que se maneja, así como el sello y el diario, son de uso exclusivo por el notario público, de manera que es sumamente importante que permanezcan guardados en un lugar seguro donde nadie más tenga acceso a ellos.