Saltar al contenido

Mini-Mercado – Concepto, Estructura y Organización

Iniciar con un Mini-Mercado

La idea de Montar un Mini-Mercado consiste en hallar un punto intermedio entre un supermercado y un almacén. Con respecto al primero, se trata de hacer lo mismo que ellos hacen con respecto a los servicios, la disposición de los alimentos y los precios, mientras con respecto al segundo se trata de tener un tamaño y una variedad similar a ellos, pero con la diferencia de que las personas se servirán ellas mismas las mercaderías que necesiten, ya que no habrá mostrador, sino góndolas.

Ven a conocer los mejores negocios de local aquí

Consideraciones a la Hora de Montar un Mini-Mercado

Los aspectos principales cuando se va a Montar un Mini-Mercado son el lugar, la variedad, los precios y la estética del lugar, ya que esta última nos hará lucir de una forma especial y diferente, ante lo cual resultaremos los elegidos por parte de los consumidores.

Lugar: a diferencia del supermercado y, aún más, del hipermercado, un mini-mercado no puede estar ubicado en sitios alejados de las grandes concentraciones de población, ya que es con estas que trabajará de forma mayoritaria. Por lo tanto, las zonas céntricas, próximas a grandes concentraciones de oficinas, cerca de lugares de estudio y de organismos estatales, serán las elegidas para Montar un Mini-Mercado.

Variedad: la variedad, tanto a nivel de tipos de productos, como también de marcas de una misma clase de producto, es fundamental. ¿Cómo lograrlo en un sitio pequeño? Optimizando el espacio de forma vertical. Con ese mismo propósito es que fueron creadas las estanterías para este tipo de comercios, por lo que debes tomar medidas y solicitarlas de acuerdo a tus necesidades. A su vez, procura abastecerte con las marcas más conocidas, así como también contar con un rincón de exclusividades, las cuales pueden ser importadas, o también alguna marca nacional que no sea muy popularmente conocida. Te recomendamos esto porque te dará exclusividad ante la competencia y los clientes.

Mini-Mercado

Precios: si bien se sabe que igualar a un supermercado puede resultar un gran desafío, es importante hacer todo lo posible por ofrecer precios competitivos, ya que esta es la principal ventaja de esta clase de mercados, los cuales sacrifican la atención personalizada por un servicio rápido y por precios convenientes. Por ende, asesórate con tus proveedores para beneficiarte de promociones y descuentos por grandes compras.

Estética: resulta muy importante contar con un vistoso cartel, letras que se distingan a lo lejos y un logo que nos identifique. Sin embargo, esto no serviría de nada si es que no logramos crear una estética e higiene que hagan que las personas se sientan a gusto comprando en nuestro local. Así es que debemos tomar en cuenta el material y el color de los pisos, así como también un excelente estado de las paredes y un color que “invite a comprar”.

Requisitos para Montar un Mini-Mercado

Al Montar un Mini-Mercado debemos solicitar los permisos legales y del Ministerio de Salud, abrir la empresa legalmente con un nombre y asignarle un nombre fantasía también, contratar personal y ponernos en contacto con los proveedores de esta clase de negocios.

Ventajas de tener este negocio 

Un mini market ofrece la ventaja de que se pueden ofertar productos diversos en un espacio pequeño y puede dar buenas ganancias y prestigio al inversor si se trabaja con la atención al cliente y se tienen los productos a disposición cuando el cliente los necesita. 

Otra ventaja es que si se tienen las marcas que el cliente busca se aumenta en poco tiempo la captación de clientes que vendrán continuamente a buscar sus productos. También las exclusividades, que pueden ser importadas, o también alguna marca nacional o artesanal de algún producto puede ser el detonante para el aumento de las ventas. También se pueden ofrecer productos importados de algun lugar exóticos que la gente esté interesada en probar. 

Problemas que se pueden presentar en un Mini-Mercado

Montar un Mini-Mercado puede ser un reto si no se consigue el  punto intermedio entre un supermercado y un almacén. Con respecto al primero, se trata de hacer lo mismo que  hace un supermercado relacionado con los servicios, la distribución de los alimentos, los precios y la caducidad de los productos.  Mientras que, con el almacén se debe tener un tamaño y una variedad similar a estos centros, pero los clientes se sirven ellos mismos las mercaderías que necesiten. 

Otro problema con el  mini-mercado es que no puede estar ubicado en sitios alejados de las grandes concentraciones de población, ya que se  trabaja con una clientela que precisamente se encuentra en lugares concentrados y muy dinámicos, donde la gente lleva productos a casa al salir del trabajo y un minimarket cercas les resuelve y es cómodo por el tiempo que se ahorran en la vía a casa.   

Casos de éxito

Una empresa de éxito es Mist-Markets, que tienen productos de Europa del Este, que tienen algo cultural, aprendido que añorar por ejemplo, algun plato específico que se haya probado en algún viaje y se quiera volver a tener la experiencia. 

Se pueden disfrutar de productos lejanos, incluso perecederos, a disposición del público, con ofertas heterogéneas, diversidad gastronómica y atractivos para alguien con curiosidad.

Otro minimarket famoso y de éxito es el Oasis, siendo una empresa que desarrolla su actividad en el sector del comercio minorista, de alimentación, bebidas, droguería, prensa, tabaco, revistas,  video, dvd, entre otros.