Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /home/negociosrentable/public_html/wp-content/plugins/wp-testing/src/Facade.php on line 52

Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /home/negociosrentable/public_html/wp-content/plugins/wp-testing/src/Facade.php on line 52
7 Consejos para aumentar la productividad de emprender 2022 Saltar al contenido

7 Consejos para aumentar la productividad de emprender

Índice

¿Necesito ser productivo para emprender?

La respuesta es un sí definitivo. Sin embargo, aquí necesitamos tener en cuenta varias cosas, entre ellas que por mucho tiempo se ha cambiado el significado real de la productividad. Erróneamente se ha visto como la capacidad de trabajar horas extras sin descanso, un sacrificio absoluto para conseguir dinero y que se lleva la mayor parte de nuestro tiempo. Así, nos obliga a mantener la mente y el cuerpo concentrados en el trabajo, pero la productividad está lejos de ser esto.

De hecho, sucede que la productividad es todo lo contrario. En este sentido, se trata de aprovechar el tiempo para poder realizar todas las actividades que necesitamos, no solo en el mundo laboral, sino también en nuestra vida, en el menor tiempo posible, de manera que podamos disfrutar de tiempo libre para aprovecharlo en todas las dimensiones que corresponden a nuestra cotidianidad.

Entonces, ¿Qué es la productividad para un emprendedor?

En otras palabras, en el mundo del emprendimiento, ser productivo hace referencia a que todo lo que hagamos, lo cual debe estar dispuesto de manera organizada y planificada, nos permita ir poco a poco al cumplimiento de objetivos. Tenemos así que, una persona productiva organiza su tiempo en función de sus actividades y en su tiempo de trabajo, lleva a cabo una serie de tareas que en pasos más cortos, permiten construir grandes avances para lograr sus metas.

Y ahora, ¿Cómo aumentar mi productividad como emprendedor?

Veamos a continuación cuáles son las claves que te ayudarán a aumentar tu productividad en tu emprendimiento y que verán reflejadas no solo en el inicio, sino en todo el proceso de tu negocio, pues sin duda son aplicables en cualquier momento. Empecemos:

Desayuna muy bien

Mucho se ha dicho que el primer alimento que consumimos en el día es el más importante y los expertos lo confirman. De hecho, el desayuno proporciona el 25% de los alimentos nutricionales del día y facilita el inicio y activación de la concentración y la memoria en el cerebro.

En la productividad, cuerpo y mente cumplen un papel determinante, razón por la que la alimentación, que será nuestro combustible durante el día, sea tan importante. Asegúrate de desayunar bien, en lo posible incluir frutas que te proporcionan los nutrientes necesarios y la energía suficiente para desempeñarte.

Planifica tu día

La organización es parte esencial de un día productivo, por ello, en los primeros momentos del día debe estar presente. Aunque esta planificación puede variar en función de lo que realices en la mañana. Por ejemplo, muchos empresarios de éxito, como te hemos contado en otros apartados, dedican parte de su mañana a la actividad física, la meditación o realizan caminatas. Sin embargo, toda esta información debe estar dentro de la planeación.

Si cuentas con un apartado aparte dedicado a tu emprendimiento, entonces en este espacio deben ir todos los pendientes del día, es decir, las cosas que se deben hacer. Estas actividades deben ir organizadas en orden de prioridad, de manera que podamos resolver las más urgentes en primer lugar.

Revisa correo electrónico y mensajes

Para que los pendientes y mensajes que has recibido a través de estos canales no te estén preocupando durante todo el día, lo mejor es empezar a atender aquellas cosas que pueden ser urgentes y que se te han comunicado a través de correo electrónico o mensajes a tu dispositivo móvil. Si bien pueden aparecer mensajes importantes a lo largo del día, lo mejor será atender aquellos que te esperan antes de iniciar.

Este elemento es clave, dado que puede interferir con los pendientes que tenías dispuestos en tu planificación y de esta manera, logras no posponer tareas que pueden ser de suma importancia.

Sal de tu lugar de trabajo

Cuando estés dedicando tiempo a tu trabajo, lo mejor es que en los tiempos de comidas y meriendas, salgas de este espacio. Estar permanentemente en el lugar donde trabajamos puede resultar agobiante, dado que no separamos nuestros momentos de descanso del trabajo. Aunque claro, puedes tomarte una taza de café o una bebida que te guste durante las horas de labor, te recomendamos que para el almuerzo, por ejemplo, salgas de este entorno e intentes comer en otro. Aún si trabajas en casa, el ambiente cambia con salir de la oficina o el espacio de trabajo.

Este “descanso” tiene también otros beneficios además de permitir que el cuerpo se concentre en la alimentación y es que de hecho, puede ayudarnos a aclarar nuestra mente y en esta línea, distraernos por un momento para luego retomar y concentrarnos mejor.

Organiza bloques de trabajo

Una de las prácticas en el trabajo que más se han mencionado, en especial desde que aumentó la modalidad de trabajo en casa, es la organización de los tiempos de trabajo a partir de bloques atravesados por descansos. Esto es vital, en especial si tenemos en cuenta que no se trata de seguir largas jornadas de trabajo sin parar, sino que las pausas son necesarias para renovar los pensamientos y darnos un descanso.

Organizar tu trabajo por bloques te permitirá concentrarte mucho más entre espacios, ya que luego sabrás que tendrás unos minutos libres para distraerte. Puedes organizar tiempos de trabajo de 45 minutos por 15 minutos de descanso y si es la primera vez que lo haces, puedes iniciar con 30 minutos de trabajo por 5 minutos de descanso.

Reduce las distracciones en el trabajo

Sin duda uno de los grandes obstáculos para ser productivo son las distracciones, las cuales podemos encontrar en distintos aspectos. Están por ejemplo las distracciones generadas por dispositivos como el teléfono móvil, la Tablet, etc., pero también las distracciones generadas en el entorno por compañeros de trabajo, familia y hasta distracciones internas que roban nuestra atención y se centran en nuestros pensamientos.

Es claro que cada uno de estos está presente en nuestra vida, pero la idea es que para que aumentes tu productividad, los reduzcas al mínimo. Alejar el teléfono celular o apagarlo, es una muy buena opción. También puedes usar audífonos para reducir la distracción generada por personas alrededor y comunicar que te encuentras en horario de trabajo para que reduzcan las interrupciones, entre otras.

Realiza una cosa a la vez

Aunque esto va muy de la mano con el punto de organizar las actividades que vamos a desarrollar, también es cierto que a muchos emprendedores les cuesta elegir las tareas más urgentes y suelen dedicar tiempo a realizar varias de manera simultánea, lo que termina por aumentar la distracción y no permitir el avance concreto y de manera completa en una sola actividad.

Es por ello que otro de los secretos de la productividad reside en hacer una cosa a la vez. Lograremos mejores resultados en cualquiera de las actividades que estamos realizando, siempre y cuando dediquemos nuestra atención solo a ella para desarrollarla de manera correcta, lo que implica despejar tareas y hacer una por una, no dejes que se sumen otras actividades como parte de la distracción.

Con estas técnicas seguro que empiezas a ver cómo te rinde mucho más el tiempo durante el día y las tareas que te llevaban medio día, pueden consolidarse en solo un par de horas, así, podrás disfrutar de tu tiempo, hacer otras actividades y aprovechar las 24 horas del día que todos tenemos.