Saltar al contenido

4 Situaciones que debes evitar con tus clientes para no perderlos

No pierdas tus clientes

Uno de los grandes miedos de los emprendedores es perder a sus clientes y sin duda es uno de los temores más grandes en el mercado, sobre todo porque llegar a ellos cada vez cuesta más con un mercado tan competitivo. Sin embargo, muchos descuidan ciertos aspectos que pueden alejar a sus clientes y que no han detectado aún.

Ya sea que tengas un negocio en marcha o estés por lanzarlo al mercado, evitar las situaciones que a continuación te contaremos será vital para que tu negocio tenga un buen rendimiento, pues muchas de estas situaciones están fácilmente a nuestro alcance y solución. No pierdas a tus clientes y presta mucha atención a lo que te vamos a contar.

Lo que debes evitar para no perder clientes

Existen ciertas prácticas que poco a poco pueden alejar a los clientes o bien hacerlo de inmediato y que pueden pasar desapercibidas, en especial cuando no estamos lo suficientemente conectados a ellos, también son prácticas que puedes anticipar para evitar que tus clientes se vayan, de ahí que sea tan importante que las conozcas. Veamos:

Tener una imagen negativa en Internet

Una imagen negativa es igual o peor a no tener presencia en la web, pues evitas que muchos más clientes potenciales conozcan tu negocio, producto o el servicio que ofreces. Esta situación consiste en generar malestar al público, quienes manifiestan su insatisfacción con la empresa por alguna falencia o demora de carga en el sitio web, ausencia en las redes sociales, baja calidad del contenido etc. Este sin duda es un problema grave porque puede generar una reputación negativa entre los demás usuarios, en especial si se reportan los comentarios en redes y canales en Internet.

¿Cómo manejarlo? Aquí podemos tomar varias medidas, entre ellas, ser constante con las publicaciones y contenido que generamos, cuidando siempre de la calidad, ortografía y utilidad de cada uno de ellos. Además, también podemos implementar sistemas de alarma con las cuales podremos anticiparnos a este tipo de situaciones generando respuestas frente a la situación, antes de que construya una mala fama o reputación en la red.

No poder atender una demanda de pedidos muy alta

En especial este tipo de situaciones se puede presentar cuando estamos iniciando con nuestro negocio y consiste en que los pedidos sobresalen de la capacidad de producción o servicio que estamos ofreciendo, lo que genera la incapacidad de responder a la demanda de los clientes. Esta es una situación de riesgo, dado que la audiencia puede cuestionar la capacidad de producción, en especial ante pedidos grandes.

¿Cómo manejarlo? Aquí lo que recomendamos es que, de acuerdo al estudio de mercado que hayas realizado, generes más o menos producción teniendo un rango libre de ventaja para que, en caso de sobrepasar la demanda, puedas responder sin problemas. Por otro lado, si ya tienes tu negocio, entonces se debe ofrecer una respuesta inmediata que comunique a los clientes la fecha en la que recibirán lo que han solicitado.

Incapacidad de solucionar un problema

Esta situación puede venir de varias circunstancias previas, como por ejemplo un problema que haya sucedido con un proveedor o bien con un trabajador. Aquí debemos tener en cuenta que en cualquier caso se puede presentar una situación de conflicto que no necesariamente venga de forma directa de nuestra parte, sino de un tercero.

¿Cómo manejarlo? Pues bien, para evitar este tipo de situaciones, lo mejor es tener almacenados los datos necesarios que nos permitan ponernos en contacto con ellos para intentar solucionar tan pronto como sea posible. Soluciona con calma y mucha paciencia, eso sí, intentando batallas con ello de forma sutil para resolverlo sin afectar aún más la situación.

Perder los datos de los clientes

A lo largo de nuestros apartados hemos mencionado con frecuencia la importancia de conseguir y recopilar los datos de tus clientes, dado que estos se convierten en un elemento indispensable a la hora de lanzar campañas de publicidad, especialmente, donde debemos contactar con ellos. Una pérdida significativa de datos puede frenar o retrasar aún más el rendimiento de nuestro negocio.

¿Cómo manejarlo? Busca herramientas y sistemas que te permitan almacenarlos, pero no olvides tener copias de seguridad de esta información en caso de que se pierdan de alguno de los sitios donde los tenías guardados. También puedes buscar servidores que faciliten la recuperación de datos.

Sin duda las anteriores son situaciones en las que ninguna empresa quisiera estar involucrada