Saltar al contenido

Sociedad en comandita: Definición, funcionamiento, requisitos y más 

¿Qué es una sociedad en comandita?

Este tipo de sociedad, también conocido como sociedad comanditaria, se caracteriza fundamentalmente porque en ella es posible que existan dos tipos de socios. De un lado están los socios colectivos y de otro lado están los socios comanditarios, donde su principal punto de diferencia tiene que ver con el tipo de responsabilidad con el que cuentan. Es así que si dos personas deciden crear empresa juntas, adoptan la facultad jurídica. 

Conoce todas las sociedades de las empresas aquí.

Conoce sobre sociedades

La sociedad comanditaria es un tipo de sociedad personalista y su modo de funcionamiento tiene mucha similitud con la sociedad colectiva. A menudo se usa esta modalidad de sociedad para quienes desean consolidar una empresa con poca cantidad de socios, pero en este sentido, formular un proyecto que apunte a una actividad comercial de manera conjunta, como lo son los bufetes de abogados con pocos integrantes. 

Características de una sociedad en comandita

La sociedad comanditaria debe contar con una razón social o denominación social que en muchos casos suele incluir el nombre o el apellido de uno de los socios o de quienes hacen parte de ella. A este se le debe incorporar la abreviatura correspondiente. Veamos más características de este tipo de sociedad: 

Capital social: esta modalidad no cuenta con un monto de capital mínimo requerido, de manera que puede iniciarse con un valor libre. El capital será dividido en partes de interés y podrán cederse partes de intereses a partir de una escritura pública, proceso que debe ser valorado por todos los socios colectivos. Sin embargo, si se trata de un socio comanditario que quiere ceder parte de ellos, la decisión debe ser aprobada por todos los demás socios comanditarios. 

Socios: como mencionamos, en este tipo de sociedad existen dos tipos de socios, los socios colectivos y los socios comanditarios, quienes son regidos a partir de las normas de la sociedad y los estatutos establecidos en conjunto. En este caso, la sociedad no puede contar con más de 25 socios comanditarios y requiere que al menos estén suscritos dos de ellos. 

Responsabilidad de una empresa con sociedad en comandita: es la responsabilidad, precisamente, la que determina las funciones y las participaciones de los tipos de socios que se encuentran dentro de la sociedad comanditaria. Es así que, los socios colectivos cuentan con una responsabilidad ilimitada, sujetos a la responsabilidad solidaria, mientras que los socios comanditarios cuentan con una responsabilidad de carácter limitado, la cual se establece de acuerdo al aporte que se haya realizado al capital social de la empresa.

Características de una sociedad en comandita

Sociedad comanditaria por acciones: en este caso, el capital social procede a dividirse de acuerdo a las acciones que se encuentren representadas en los títulos y que cuenten con el mismo valor. Es así que, en caso de disolución de la sociedad, la razón de esta puede estar relacionada con las pérdidas, las cuales pueden llegar a reducir el patrimonio de la sociedad, lo que tendría efecto en caso de que se alcance menos del 50% del total del capital social adscrito. 

Organización de la sociedad comanditaria: en primer lugar, su forma de organización se ajusta principalmente a la gestión de los socios colectivos, encargados de la organización de la sociedad o bien de las personas que se asignen para ello. 

Requisitos: se requiere contar con una escritura de constitución, principalmente, la cual incluye datos generales y fundamentales de la empresa, entre ellos encontramos la razón social o denominación social, así como también los datos completos de los socios, el domicilio de la sociedad, nombres de quienes hacen parte del conjunto de gestiones administrativas, la duración estimada de la sociedad, la cantidad de personas integradas a la sociedad, los pactos establecidos para los socios, los gatos particulares y finalmente, el capital que aporta cada uno de los socios. 

Pasos para crear una sociedad en comandita

Ahora bien, para la constitución de la sociedad comanditaria, es necesario contar con una escritura de constitución que incluya con claridad los aspectos mencionados anteriormente. Para ello se recomienda contar con la asesoría de un experto en el tema, bien puede ser un abogado. 

En el caso de la sociedad en comandita simple, la administración será ejecutada por los socios colectivos, mientras que funciones de inspección estarán a cargo de los socios comanditarios. Serán los socios colectivos, también conocidos como socios gestores, quienes apliquen las reglas dentro de las sociedades colectivas y los comanditarios quienes las apliquen en las sociedades limitadas. 

Estatutos de la sociedad: además de la información presente dentro de los documentos para la constitución como la razón social, domicilio de la empresa, entre otros, están los estatutos de sociedad que deben incluir el funcionamiento y la labora de los socios, dado que, en este caso, ellos no pueden participar en la gestión de la sociedad a menos que sean socios colectivos. 

Escritura pública: como mencionamos, debe incluir todos los datos generales de la sociedad como empresa, desde la razón social, hasta el objeto social o actividad a la que se va a dedicar, los nombres de los socios colectivos o gestores, así como los de los socios comanditarios, el capital social inicial, los estatutos y acuerdos creados para su gestión, además de otra serie de datos particulares de acuerdo al tipo de empresa y sus objetivos. 

Ventajas de una sociedad en comandita

Aunque si bien los socios colectivos tienen un mayor factor de riesgo al constituir una sociedad en comandita o sociedad comanditaria, tienen el derecho libre de hacer parte de la organización administrativa de la misma sociedad. En este sentido, pueden participar dentro de la gestión de la empresa y poseen el derecho de recibir información sobre los estados de la sociedad, datos que pueden solicitar en cualquier momento y que de ninguna manera se les negará, incluso pueden participar dentro de las ganancias sociales de la empresa. 

Otro aspecto que se debe destacar de este tipo de sociedad es que no establece un monto específico para poder constituirla, donde los socios son libres de elegir y aportar cuanto consideren para conformar el capital social. Es posible que con esta modalidad, la empresa pueda reunir una mayor cantidad de capital, esto se debe a que facilita el ingreso de capital de los socios comanditarios y ellos no intervienen dentro de la gestión de la empresa. 

Es posible determinar las responsabilidades frente a deudas y obligaciones de la sociedad de acuerdo al tipo de socio en el que se clasifique y no hay un número máximo de socios que deban estar presentes. 

Para empezar con el proceso de constitución de tu empresa, te recomendamos contar con el apoyo de un experto en el área, especialmente si no tienes conocimientos en estos procesos. Así mismo, consulta con las entidades correspondientes para iniciar el proceso y conocer los trámites que debes realizar para empezar con la constitución de la ciudad.