Saltar al contenido

Requisitos para hacer Negocios en China – Contratos y más

¿Qué requisitos hay para negocio en China?

China es uno de los países con mayor nivel de población en el mundo, además es una potencia mundial económica, lo que representa un campo amplio para hacer negocios, donde está presente casi todos los modelos de rubros e industrias de productos.

Si se desea realizar negocios con capital extranjero en China se deberá tomar la figura legal adecuada, de manera que el gobierno chino pueda asistir al empresario de la forma correcta sin presentar problema alguno y contraindicaciones.

Conoce aquí los negocios más rentables en china.

Sobre los negocios rentables

Las normas que regulan la actividad económica extranjera en China pueden ser más estrictas que las normas que rigen la actividad económica local, el empresario extranjero deberá adoptar la figura correcta para delimitar la actividad económica, de manera que, las figuras disponibles son las siguientes:

La figura de la empresa de propiedad íntegramente extranjera 

Este tipo de sociedad contiene una responsabilidad limitada que, pertenece enteramente a inversores extranjeros, la responsabilidad estará limitada al capital invertido, este es el modelo más común en empresas de carácter netamente extranjero exentas de asociación con locales chinos.

Otra figura es la de capital social proporcional 

Este modelo de empresa cuenta con capital chino y extranjero invertido por igual, generalmente presentes en empresas que solicitan ayuda financiera o préstamos dentro de la jurisdicción china.

La sociedad de carácter cooperativo 

Se componen de una sociedad de responsabilidad limitada, generalmente están en una figura de cooperación contractual, donde no existe gran responsabilidad jurídica, este tipo de cooperación sin establecer una personalidad jurídica está generalmente presente en los contratos de explotación de recursos naturales en la región china.

La sociedad por acciones de capital extranjero 

Tiene responsabilidad limitada a las acciones adquiridas por capital de inversión, se trata de responsabilidades separadas por cada uno de los accionistas, puestos sobre la mesa de negociación.

El modelo de grupo de empresas 

Esta figura se presta para empresas que tengan antigüedad dentro del país, este tipo de figura se establece para hacer actividades en función de tesorería común o coordinación de servicios mediante convenios cerrados entre las mismas empresas asociadas al círculo.

El modelo de empresa de asociación de capital extranjero 

Este modelo se rige por las mismas normas que se rigen las empresas locales, sin embargo, contienen responsabilidad limitada a los parámetros de la figura, dependiendo sea la naturaleza de sus actividades comerciales.

Estas asociaciones de capital extranjero pueden ser susceptibles de tener más contratiempos al negociar con el país, dependiendo de sus contratos establecidos y la naturaleza de las negociaciones.

A su vez existen muchas figuras presentes, todo dependerá de la naturaleza de la empresa que se quiera establecer en territorio chino, a su vez existen figuras como empresas de capital riesgo, universidades conjuntas que buscan adquirir capital extranjero y local para estimular la capacitación profesional. 

Las figuras de oficinas de representación y filiales existen para establecer un contacto directo de la empresa extranjera con el consumidor, igualmente, la figura de entidades de participación variable como servicio técnico o asesoría existen dependiendo de la naturaleza de la oficina técnica, entre otros aspectos. 

Hay muchas maneras en que el negocio puede estar presente en China. Seguidamente se presentan algunos aspectos que se deben conocer para hacer negocios en China. 

  • Ser preciso con el alcance y la definición del negocio. Es decir definir con claridad el tipo de negocio que se abrirá. 
  • Colocar  cuidadosamente el negocio en el lugar correcto en China. Seleccionando el espacio adecuado y preciso para su apertura. 
  • Conocer el capital mínimo registrado para que la empresa opere en China. Se necesita saber el monto de capital esperado para la apertura de la empresa. 
  • Conocer las responsabilidades como empleador en China. Es absolutamente necesario conocer claramente las leyes chinas relacionadas con el empleo. 
  • Estar atento y hacer una revisión exhaustiva de los antecedentes de los socios chinos. Se debe conocer la procedencia y la trayectoria de los socios Chinos. 
  • Crear un sistema de gestión de empleados sencillo y comprensible en China. Se debe saber que las leyes que rigen los negocios y la contratación de empleados de China. 
  • Conocer los requisitos básicos para poner un negocio en China. Existen leyes específicas y requisitos que deben seguirse para la colocación del negocio. 
  • Asegurar y proteger la propiedad intelectual de la empresa. Se necesitan seguros y protecciones específicas a la propiedad intelectual de la empresa. 
  • Conocer la cultura en China. Esto es esencial, comenzando por tener personal bilingüe que sea capaz de hacer la actividades más importantes de la empresa en el país. 

Qué requisitos hay para negocio en China

Financiación en China

Muchas empresas europeas, y especialmente las PYMES, ofrecen productos y servicios muy solicitados en China. Las principales razones que impiden a estas empresas capitalizar esta demanda invirtiendo en el país son la falta de información sobre el mercado chino, los desafíos reglamentarios y legales y las insuficientes opciones de financiación.

Las dificultades para encontrar financiación para los proyectos son especialmente pronunciadas para las empresas que desean entrar en el mercado chino, ya que la participación extranjera en los mercados financieros de China es escasa y muchas instituciones financieras establecidas enfatizan en los riesgos que conlleva y, por lo tanto, se muestran desconfiadas para invertir.

Algunas posibles opciones de financiamiento que los expertos proponen son:

Opciones de financiación interna a través de capital social o préstamos de accionistas, y fuentes externas como préstamos, garantías o capital privado.

A pesar de que la guerra comercial ha frenado el flujo de mercancías entre los EE.UU. y China, el gobierno chino está tratando de abrir puertas en otros espacios, extendiendo invitaciones a más bancos extranjeros, proveedores de seguros y otras compañías de servicios financieros para que se establezcan en el país.

Igualmente, China ha facilitado a los extranjeros la compra de sus acciones y bonos, algo que muchos administradores de fondos aconsejan realizar en este momento que los denominados compiladores de índices están incluyendo los activos chinos en los indicadores.

Los reguladores financieros de Beijing dicen que el impulso de la liberalización va a continuar y por lo tanto, la aceptación está aumentando, no obstante  la situación sigue siendo difícil para la inversión en ese país, aun cuando China permite la plena propiedad extranjera de las aseguradoras de vida, futuros y compañías de fondos de inversión  en etapas.

China se comprometió a no tardar más de 90 días en decidir sobre las solicitudes de los proveedores de servicios de pago electrónico, incluso para operaciones de propiedad totalmente extranjera. Los organismos reguladores abrieron el camino para la plena absorción de los bancos locales por extranjeros en 2019, un año después de que se redujeran los topes de propiedad.

Las empresas extranjeras pueden ahora ser también los principales suscriptores de todo tipo de bonos y pueden controlar las empresas de gestión de patrimonio, los administradores de fondos de pensiones y los corredores de bolsa.

La Conexión de Acciones de Shanghai-Londres se inició oficialmente en el 2019, permitiendo a las empresas que cotizan en una bolsa negociar acciones en la otra, no obstante, seis meses después sólo hay una empresa que ha aprovechado esta apertura.

Existen aun en el país, muchas barreras ocultas, entre ellas el desafío de romper un mercado dominado por rivales controlados por el gobierno que tienen relaciones de bastante tiempo con los clientes. El largo y a menudo opaco proceso de solicitud también puede ser un factor disuasorio. Un caso emblemático es el de Visa y Mastercard, por ejemplo, que han estado esperando desde 2015 por la aprobación de su solicitud,  y aún no han podido consolidar la inversión en el país.

¿Cuáles son los tipos de contrato que hay en China?

Existen varios contratos que se pueden llevar a cabo desde el país, tales como el contrato de buena fe  en la negociación. El principio de buena fe está reconocido y plasmado en la Ley de Contratos de la República Popular China. Por ello, en esta  ley se dispone expresamente que las partes deben seguir los principios de equidad y buena fe al celebrar y ejecutar los contratos.

En particular, una de las partes no podrá bajo el enmascarado de la formación de un contrato, llevar a cabo negociaciones con la otra parte,  con la intención maliciosa de causar una pérdida. Igualmente, una de las partes no podrá ocultar hechos importantes ni hará declaraciones falsas al negociar y celebrar contratos, y las partes mantendrán la confidencialidad de la información recibida durante la negociación y no utilizarán la información comercial con fines ilegales o impropios.

Todo empresario extranjero que celebre un contrato con una empresa china debe considerar una cuestión fundamental, y es cómo se hará cumplir el contrato. Para poder llevar a cabo una demanda con éxito contra una empresa china, normalmente se requiere lo siguiente:

En primer lugar, debe haber un contrato escrito entre las partes, ejecutado por ambas partes de acuerdo con los requisitos de la ley china. Tradicionalmente, ha sido común en China hacer negocios sin un contrato. Gran parte de la fabricación de OEM en China se hace sobre la base de una orden de compra, sin contrato subyacente.

Mucho del trabajo de servicio hecho por extranjeros para clientes chinos se basa en un intercambio de correos electrónicos. En los días en que China no tenía leyes ni tribunales, este enfoque informal tenía algún sentido porque no había alternativa.

El contrato debe ser ejecutable en China y debe cumplir con los siguientes estándares básicos:

El contrato se rige por la ley china 

En virtud de la legislación china, es permisible disponer que el contrato se rija por la legislación extranjera. Sin embargo, el hecho de prever una ley extranjera no garantiza el fracaso en un tribunal chino. Esto se debe a que la ley extranjera no es asumida por el tribunal chino.

Los tribunales chinos exigen a la parte que demuestre todos los elementos pertinentes del derecho extranjero. Esto es un desastre por varias razones. En primer lugar, probar la ley extranjera es costoso. En segundo lugar, probar la ley extranjera conduce a la demora. Tercero, los acusados hábiles disputan la aplicación de la ley extranjera, haciendo que cualquier caso suyo e incluso cualquier juicio que se reciba sea incierto.

El idioma que rige el contrato debe ser el chino

En virtud de la legislación china, es permisible disponer que el idioma rector del contrato sea un idioma extranjero como el inglés. Sin embargo, hacerlo casi siempre conduce a un desastre. Los tribunales chinos sólo trabajan con documentos en chino. Esto significa que el contrato debe ser traducido al chino y la misma,  no es hecha por las partes sino por un traductor nombrado por el tribunal.

Otro aspecto que se relaciona con los contratos en China, es que, los chinos tienen la reputación de “no cumplir el contrato” o de cambiar los términos contractuales después de haber sido acordados. Igualmente, los chinos tienden a pensar (y sentir) que un contrato simplemente establece la base de la relación comercial.

Por lo tanto, no se centran tanto en establecer y regular todos los detalles del contrato como lo haría un occidental. Así, los chinos piensan que si hay un acuerdo sobre los términos y principios fundamentales, esto será base suficiente para llegar a un consenso sobre otros asuntos específicos.