Saltar al contenido

¿Qué estilos de liderazgo podemos identificar?

Liderazgo, ejercer influencia sobre las personas

Antes de conocer los estilos del liderazgo, debemos comprender la totalidad del término al que hace referencia el liderazgo. Pues bien, el liderazgo es la capacidad o también la habilidad que tiene una persona para poder ejercer un tipo de influencia sobre otra.

Esto permite al líder, como se conoce, a que induzca, anime, motive o estimule a otras personas para seguir un procedimiento que vaya en pro de metas determinadas para un fin común, con entusiasmo, frenesí, admiración y sobretodo, con voluntad propia.

Aprende todo sobre el mundo del liderazgo aquí.

Aprende sobre liderazgo aquí

Cuando hablamos de liderazgo dentro de una empresa, generalmente este puesto lo asume algún integrante del nivel jerárquico y se dirige, directamente a otros niveles pero ubicados en el inferior. Un ejemplo claro de este método, es el de un dueño de negocio, sobre sus empleados o trabajadores, o de un supervisor sobre sus subalternos.

Esto no quiere decir que el liderazgo no esté presente en otras instancias, pues puede aplicarse a los mismos empleados pertenecientes al nivel jerárquico en el mismo punto, para generar entusiasmo y motivación y de esta forma, mejorar y fortalecer la productividad de sus compañeros de equipo.

Formalidades del liderazgo

En la actualidad se han podido identificar distintos tipos y estilos de liderazgo, y en esta misma medida, tipos de líderes. Es posible esta diferenciación debido a los ambientes en los que se da el liderazgo, el carácter de las personas que toman el cargo de ser líderes, los intereses de agentes superiores y los fines con los que se desarrolle la labor, que, cabe aclarar, deben ser dirigidos a un fin común.

Para poder establecer el estilo y/o tipo de liderazgo, así como también el tipo de líder que se va a hacer presente, es necesario determinar a qué rama pertenece la labor y en qué campo se va a desarrollar, por esta razón se distinguen los dos grupos con los que será posible identificar el ambiente:

-El liderazgo formal: Este tipo de liderazgo, permite que sea establecido o elegido por una organización, compañía, empresa o entidad determinada.

-El liderazgo informal: Surge esta modalidad cuando los fines no son tan serios, por decirlo de algún modo, sino que, se originan por la necesidad de un grupo o conjunto.

¿Cuáles son los tipos de liderazgo?

Como hemos referenciado anteriormente, existen diferentes ocasiones y lugares en los que se puede aplicar el liderazgo, es por esto que es posible identificar diversos estilos cuyo contenido veremos más adelante.

Los estilos de liderazgo que existen en la actualidad, son tres: el liderazgo autoritario, el liderazgo democrático y el liderazgo liberal, en los que haremos énfasis a continuación:

El liderazgo autoritario

Este estilo de liderazgo comprende básicamente un carácter dominante con respecto al líder de este tipo, pues es quien usualmente ejerce la toma de decisiones sin antes contar con la participación de los subalternos, además no tiene la necesidad de justificar y fundamentar dichas determinaciones.

En sí, lo que encierra el liderazgo autoritario es una actitud de dominio, se podría decir que de cierto modo, también impone una dictadura. El líder de este estilo, adopta una actitud restrictiva, llena de exigencia en cuanto a la obediencia y acatamiento de órdenes, además de supervisar de forma contínua a sus trabajadores o empleados.

Aquí todo sobre el liderazgo autocratico para que aprendas bien el concepto en la siguiente descripción.

El liderazgo democrático

Uno de los fines principales del liderazgo democrático, es hacer que el líder responsable, sea un integrante más dentro del equipo o grupo. Aquí las decisiones se toman entre los mismos miembros, pero, están bajo la supervisión, consentimiento y orientación por parte de su líder correspondiente.

Uno de los puntos que caracterizan este estilo es porque el líder tiene la capacidad de escuchar a los integrantes de su equipo, esto, adicionando la amabilidad, amistad y accesibilidad de confianza a la que no es ajeno. También contribuye a la resolución de conflictos personales de los trabajadores, muestra consideración y comprensión, y un profundo interés por sus semejantes, promueve la participación de cada miembro y se puede llegar considerar algo permisivo.

Aquí podrás encontrar más información acerca del liderazgo democrático.

El liderazgo liberal

El estilo del liderazgo liberal, asume una participación mínima por parte del líder, ya que éste, le otorga a sus subalternos, miembros de su equipo, la total libertad en cuanto a las decisiones y determinaciones que supongan un carácter grupal o individual. No obstante, pese a que su participación es limitada y restringida, puede opinar y manifestar algunos puntos los cuáles se deben seguir y la suministración de información que sea solicitada por el grupo.

El líder emprendedor

Este tipo, representa un estilo de forma participativa en cuanto a su equipo, en el que hace uso de las opiniones de sus miembros para la práctica de su liderazgo. No obstante, no delega su poder en la toma de decisiones finales que se relacionan con ellos, pero, consulta y hace partícipes a sus subalternos.

El proactivo

Principalmente este tipo de líderes, promueve y estimula un desarrollo condicionado en los miembros de su equipo.

El audaz

Los líderes audaces, tienen la habilidad de relacionarse y trabajar con varias instituciones y personas. Los agentes que caracterizan a este tipo de líderes, son las capacidades con las que cuentan para ser persuasivos y críticos. Admiran todo con positivismo y tienden a consultar con sus subalternos decisiones y determinaciones.

Carácter dictador

Esta persona se reconoce por forzar sus ideas y opiniones en el grupo en el que trabaja en conjunto. Bajo ningún motivo permite que los miembros de su equipo se hagan responsables, lo que los lleva a ser más dependientes de su líder. No deja que los ideales o molestias del grupo sean manifestadas, así como tampoco su creatividad y el surgimiento de nuevos planes por parte de ellos.

El líder onomatopéyico

Mientras que se hace una reflexión en cuanto a la visión que estimula y desarrollan los trabajadores para dirigirse al fin planteado, también tienen paso una serie de onomatopeyas de carácter verbal para que, de esta forma, se motiva y se fortalezca el entusiasmo dentro del equipo.

El líder paternalista

Este tipo de líder carece de confianza y seguridad respecto a sus empleados o seguidores. Generalmente la toma de decisiones se remiten a él directamente, y es ejecutor de castigos y recompensas hacia sus subalternos. La tarea del líder paternalista, consiste en fomentar más y mejores trabajos de eficiencia en sus trabajadores, como también, motivarlos hacia premios y retribuciones si alcanzan la meta.

Líder transaccional

Dentro del proceso de trabajo, los subalternos ven al líder como digno del puesto, adem´s de concederle un nivel de autoridad frente a ellos. En esta medida, es el líder quien suministra recursos necesarios y acordados acertados para todo el equipo.

Carismático

Este líder, también conocido como líder transformacional, tiene la habilidad de hacer ciertas modificaciones y alteraciones en cuanto a las actitudes, valores y hasta creencias de sus subalternos. La discrepancia se reconoce como un factor característico de este tipo de líder, con lo que, posteriormente, puede cambiarse por una propuesta opcional con la capacidad de provocar en los trabajadores la ilusión y el convencimiento. Adicional a esto, adopta medios innovadores y nada convencionales para la ejecución de las tareas y asumir riesgos, estos pueden ser personales o involucrar a todo el grupo.

El auténtico

Este líder tiene como propósito propio, inicialmente, el de liderarse a sí mismo antes que liderar ante otras personas. El conocimiento, la compasión, la amabilidad y la generosidad son característicos de este tipo de líder. Según él, una vez hecho esto, es posible liderar a un grupo de la forma adecuada y asertiva.

Líder lateral

Para que se lleve a cabo este tipo de liderazgo, es necesario que todos estén a un mismo nivel, es decir en un mismo rango dentro de la organización o grupo determinado. Este es un proceso en el que, como comúnmente trabaja el liderazgo, se busca influir entre los semejantes, la motivación para labores productivas en pro de un beneficio al que ninguno es ajeno.

Longitudinal

Este tipo de líder también se le denomina líder piramidal, y consiste en un proceso en el que el liderazgo se desarrolla en la medida en que las personas están separadas por grados en cuanto a los rangos de jerarquía y de este modo, la influencia por parte del líder se basa en la autoridad o conocimientos propios. Usualmente este tipo de líderes aparecen en el medio político y en grupos milicianos.

Líder servidor

Este tipo de líder, considera como prioridad todo clase de necesidad de carácter social.

El gerencial

Como su nombre indica, su labor es gerenciar los recursos, especialmente los que sean de ciencia humana. Aunque en cuanto a las organizaciones que cuentan con posiciones fuera de las formales de conducción de un equipo, es importante que se identifiquen y estimulen los líderes, con el ánimo de convertirlos en líderes gerenciales para que de esta forma serán promovidos a organismos de la compañía donde sean más visibles.

Transformador

Este líder buscar generar, consolidar e impulsar cambios de carácter social y organizaciones para que enfrentes problemáticas y en general todo tipo de conflictos, facilitando una orientación desde el área colectiva y la imaginación para generar soluciones. Dentro de sus factores más característicos, encontramos: la ética, habilidad de adaptación, la servicialidad, la capacidad de escuchar, la comunicación adecuada, el asumir riesgos y la motivación. Adicional a esto, las ideas son compartidas con su grupo, promueve la integración de cada miembro, democratiza procesos, delega y rota los roles, es cooperativo y diversifica, se hace cargo y asume deberes y derechos.

Estructural

Esta persona es quien genera propuestas para la administración y organización de los proyectos u organizaciones donde trabaja, además de determinar la estructura, los procesos estratégicos y evaluar la respuesta y los resultados. Crean y adecúan las condiciones en cuanto al soporte de lo que vaya a tomarse como un momento histórico.

El líder que se enfoca en las personas

Su enfoque se basa en el modo en el que se relacionan las personas, con mecanismos como los sentimientos y sensaciones, las problemáticas, la fe y la esperanza, la atracción hacia la participación, el estímulo para que manifiesten sus opiniones, ideas y molestias, e incorporarlos en la toma de decisiones. Este líder buscar servir a los miembros y orientar la labor hacia el objetivo en común.

Con orientación política

Este líder busca espacios y condiciones, junto con un tipo de autoridad para organizar, generar alianzas y federaciones. Cuando esto no se da como lo había planteado, puede llegar a usar el trabajo bajo ciertos límites de presión. Si el poder se dirige directamente hacia el líder, este busca acercarse a sus subalternos con el liderazgo carismático, el autocrático y/o el directivo.

El simbólico

Esta persona envía mensajes mediante el uso de símbolos, esto porque carece de fundamentos o explicaciones respecto a los fenómenos o circunstancias. Esto es debido a que, en momentos de incertidumbre y quizá hasta confusión, el ser humano, por naturaleza, busca explicar estas situaciones mediante mitos, ritos, ceremonias, símbolos o elementos que pretender dar algún significado.

El espontáneo

Como su nombre indica, esta persona surge de forma espontánea en situaciones determinadas o como mediador en conflictos asumiendo el rol a cargo de la organización de las acciones que se van a realizar, como la coordinación y desarrollo de instrucciones llevándolas a los fines esperados.

El tradicional

El surgimiento de este líder se da cuando obtiene tal poder por estar en condición de ser perteneciente a un grupo establecido que contenía el poder en tiempo pasado. Es común que esto pase en empresas de tipo familiar y monarquías, en donde el poder, al que nos referimos para denominar al liderazgo, es heredado de un miembro a otro, aun si este último carece de las cualidades que se necesitan para poder liderar con eficiencia.

El religioso

A esta sección pertenecen aquellos que presiden algún cargo o labor eclesiástico con importancia relativa o que promueva y sea integrante de un movimiento religioso. Con esta forma, los líderes religiosos son capaces de inspirar a que otros sigan la religión o la creencia a la que estos sirven. Sin embargo, pueden entrar en esta categoría, personas que no necesariamente pertenezcan a la jerarquía religiosa, propiamente, pues con sus actos y pensamientos, la palabra que imponen sobre sus seguidores y otras actuaciones que entran a una religión son aporte de motivación e impulso para muchos de quienes se muestren interesados.

¿Cuándo y cómo aplicar los estilos de liderazgo?

Es importante que para esta gestión, identifiquemos puntos como: las personas que integran el equipo, los intereses propios de los altos mandos sobre sus trabajadores y los fines a los que va dirigido todo el grupo.

Si se desea aplicar el liderazgo autoritario de forma exclusiva, se debe tener en cuenta que con su uso, se podría lograr mayores sumas de trabajo, pero, se harían visibles las tensiones, el estrés y quizá se reduciría de gran forma la iniciativa por parte de los trabajadores. Adicional a esto, el líder autoritario debe estar supervisando cada labor.

El momento clave para tomar un liderazgo de este estilo, es cuando las labores se tornan rutinarias y hasta repetitivas, cuando los trabajadores presenten actitudes que no van acorde a lo que se ordena, como indisciplina, cuando las funciones no se hacen de forma eficiente o se cometen errores.

Cuando se opta por usar el liderazgo liberal, netamente, ese puede ponerse en contra de algunos resultados referentes a la calidad, puesto que, las labores se desarrollarán al azar, además de esto puede generarse una pérdida de tiempo en cuanto a discusiones que no estén relacionadas directamente con el trabajo o la función en sí.

Se debe aplicar el liderazgo liberal, también, cuando es evidente que el trabajador o miembro del grupo, muestra altos niveles en cuanto a la eficiencia de su trabajo o tarea correspondiente y un gran sentido de responsabilidad y compromiso.

En la medida en que se use solo y exclusivo el liderazgo democrático, se debe tener en cuenta que probablemente, los niveles en cuanto a la producción, no proporcionarán resultados similares a los trabajadores que actúen bajo la presión del liderazgo autoritario, pero, en este sentido, la calidad de la tarea será superior. Un punto a favor para tener en cuenta, es que bajo este mando de liderazgo, la eficiencia, la creatividad, las habilidades de la comunicación, el compromiso, el entusiasmo y la responsabilidad serán evidentes en cada uno de los trabajadores.

Entonces, con esto en cuenta, parece ser que la opción más viable para aplicar en cuanto a los estilos de liderazgo, es el liderazgo democrático. Pero la elección va mucho más allá de solo la percepción que nos puede dar, pues el estilo debe encajar con la situación, como a las personas que van a tomar el cargo de líderes, los trabajos que se vayan a hacer y como último pero no menos importante, el objetivo.

Sin embargo, algunas características de los diferentes estilos de liderazgo pueden manifestarse en cualquier estilo que estemos implementando de forma exclusiva. Esto se debe a que, el líder trabaja en pro de una finalidad beneficiosa para todos, donde quizá se puedan cumplir reglamentos y se incorporen diversas formas de iniciativa para los trabajadores.

Debemos exponer un liderazgo de este tipo, cuando los empleados o integrantes del equipo, desarrollen de forma adecuada sus tareas y debido a esto, el negocio, empresa o labor, se vea bien encaminada además de representar crecimiento.