Saltar al contenido

Publicidad Online y Tradicional – Aspectos a tener en cuenta

¿Cuál es la mejor opción de publicidad: online o tradicional?

La publicidad es esencial para el crecimiento de un negocio, ya que permite generar reconocimiento de marca con el tiempo, brindándonos las herramientas que necesitamos para mantener una base de clientes fieles, así como para atraer nuevos clientes de manera constante.

Si alguna vez te has preguntado cuál es la mejor opción de publicidad para tu negocio, si online o tradicional, a continuación compartimos las características de cada opción:

Publicidad tradicional, fuera de línea

La publicidad tradicional abarca una variedad de vías, desde publicidad impresa hasta anuncios de radio y televisión. Puede ser mucho más fácil para una persona con una mentalidad tradicional ver los hechos y las cifras sobre la publicidad tradicional, en lugar de en línea, y también puede ser una herramienta efectiva para mantener bien claros los objetivos del plan de negocios.

Los principales elementos que constituyen la publicidad tradicional son:

Publicidad impresa: es vista como una de las formas más tradicionales para atraer nuevos clientes. Podemos comprar anuncios en periódicos y revistas locales y nacionales, según el presupuesto con el que contemos, y también tenemos la opción de ir directamente a los lectores de publicaciones específicas relacionadas con nuestro nicho.

Eventos y conferencias: si colocas el nombre y la imagen de tu empresa en un evento local o grupo de empresas, puedes estar seguro de que el nombre / marca será vista por colegas de negocios, proveedores locales y clientes potenciales y otras empresas nuevas.

Tarjetas de presentación y folletos: con las tarjetas de presentación, folletos y anuncios impresos, tienes la oportunidad de tener un impacto inmediato con tu empresa de diseño, logotipo y marca.

Publicidad - Online o Tradicional

Publicidad online

La publicidad online ofrece a las empresas nuevas un desafío interesante y una forma de llegar a personas de todo el mundo. En este caso, podemos probar diferentes métodos, rastrear y analizar los resultados y, muy a menudo, encontraremos diversas estrategias novedosas altamente efectivas. Por ejemplo:

Correo directo: una vez que ha recopilado una base de datos de información, tanto con clientes como con clientes potenciales, tienes la oportunidad de enviarles correo electrónico directo. El correo directo te permite dirigirte a las personas con mensajes específicos que se adaptan a ellos, mientras que puedes mantener la imagen de la empresa en su mente de forma regular al proporcionar códigos de descuento y ofertas.

Redes sociales: Por otra parte, la publicidad en redes sociales es la más novedosa y una de las más efectivas, si bien se necesita de un poco de experiencia al respecto para poder sacarle el máximo provecho posible.

Publicidad online vs publicidad offline

Muchos se preguntan si la publicidad online todavía funciona o si la publicidad en línea es la mandamás. Sin embargo, no es necesario que exista una competencia entre los dos. Ambos elementos forman un buen equipo y juntos logran que su sitio sea conocido y exitoso.

Los dos tipos de publicidad no tienen por qué enfrentarse, de hecho, tenemos la oportunidad de trabajar con ambos por igual para garantizar el éxito.

Como hemos visto, la publicidad online se basa en clientes potenciales que tienen acceso a Internet. Sin embargo, hay varias otras formas de llegar a los clientes sin acceso a Internet, por ejemplo a través de la prensa, a través de cartas dirigidas a ellos, a través de un póster, panel, volante, folleto, etc.

Por lo que, para sacarle el máximo provecho a cualquiera de los dos tipos de publicidad, debemos de analizar nuestro plan de negocios y establecer cuál de los dos tipos se adecúan de la mejor forma posible. Un ejemplo de ello es el siguiente: si tenemos un negocio de repostería, podríamos implementar ambas opciones de forma efectiva; si bien, en el caso de una agencia de marketing, incluso podríamos prescindir de la publicidad tradicional y, así, enfocarnos únicamente en los medios de publicidad online.