Saltar al contenido

Centro de Diseño Industrial – Guía de inicio, Emprendimiento y Tips

Iniciar un Centro de Diseño Industrial 

Un Centro de Diseño Industrial es una escuela que se dedica a enseñar cómo producir y mejorar la producción a nivel industrial, es decir en serie, de diversos bienes de consumo y de capital, tanto sea en su forma, como en su función. Éste tiene como objetivo el formar profesionales en el área, los cuáles podrán ser contratados en fábricas o en las oficinas de reconocidas marcas que optan por innovarse día a día a través de un diseño moderno, funcional y, no menos importante, estético.

Todos los negocios de educación, conocelos todo aquí.

Conoce los mejore negocios de educación

Perfil del Empresario de un Centro de Diseño Industrial

El perfil de la persona que se encuentre a la cabeza de un Centro de Diseño Industrial es el de aquella persona que haya egresado de la misma carrera y que posea amplia experiencia en el diseño de al menos uno de los bienes a los que esta disciplina se enfoque. Todas sus vivencias en el área serán puestas al servicio del personal docente que a su cargo se encuentre y del alumnado que ha confiado su formación profesional en dicha institución.

A su vez, en cuánto a sus características personales, será una persona que encuentre fácil negociar y resolver conflictos, sabiendo ponerse en los pies de cada una de las personas que, en calidad docente o de alumno, pertenezcan al centro y hayan depositado su confianza en el mismo.

Qué se Enseña en un Centro de Diseño Industrial

Un Centro de Diseño Industrial se dedica a enseñar una carrera de vanguardia que está enfocada al sector de la moda, automotriz, juguetería, mobiliario, productos en madera, cerámica, maquinaria y equipos, industria aeronáutica, productos en vidrio, productos en plástico, joyería, calzado, artes gráficas, interiorismo, espacios inteligentes y productos de transformación.

En todas esas áreas, la carrera se enfoca a diseñar y re-diseñar productos, siempre con la mira puesta en mejorar las cualidades de los mismos, poniendo el énfasis en la forma y función del mismo, siendo el usuario del destinatario de la prioridad en su diseño. A su vez, también pertenece al Centro de Diseño Industrial la formación en la longevidad del producto, así como también la optimización de los recursos materiales empleados en el proceso de fabricación del mismo.

Ergonomía, funcionalidad y comodidad son los tres pilares en los que se basa la producción que los usuarios modernos exigen, por lo tanto las marcas están en plena demanda de profesionales capaces y capacitados para diseñarlos.

Centro de Diseño Industrial

Requisitos para Formar un Centro de Diseño Industrial

Habilitaciones y Permisos: necesitas dar de alta tu empresa y especificar que la misma tendrá actividades de educación, por lo que también necesitarás la habilitación del Ministerio de Educación.

Lugar: será necesario que el Centro de Diseño Industrial cuente con un local físico con salones espaciosos en los cuáles dictar las clases. El mismo deberá estar equipado con el mobiliario y los elementos tecnológicos que un aula moderna requiere.

Docentes: la escuela tendrá que contar con un personal docente del más alto nivel, el cuál estará encargado de impartir las clases, calificar y decidir la aprobación de cada una de las asignaturas.

Ventajas de tener un Centro de Diseño Industrial

El diseño industrial es un campo sumamente demandado por las empresas productoras, en especial las que incluyen en sus operaciones la manufacturación de un producto específico, como un case de computadora o incluso automóviles, lo que hace de este negocio una excelente idea de emprendimiento, presentando buenos márgenes de ganancia de acuerdo a la captación de clientes.

En este negocio se respira la creatividad por lo que puede ser una actividad divertida, mejorando fácilmente la calidad del trabajo y la búsqueda de la perfección mediante los conocimientos técnicos adquiridos en la universidad, además es un tipo de trabajo no requiere amplia actividad física en el sentido de cargar o construir.

Consejos para empezar un Centro de Diseño Industrial

Se recomienda valerse de plataformas interactivas de servicio en la internet para emprender su negocio si no cuenta con suficientes fondos para adquirir la plataforma física, la experiencia puede ser diferente y menos exitosa que teniendo el espacio creativo pero es una buena manera de empezar en el negocio del diseño industrial, además si se está comenzando completamente se recomienda buscar un puesto de trabajo de diseñador en otra empresa ya organizada de manera que se pueda adquirir experiencia y capital para montar su propio negocio. 

Al contar con el espacio tratar de adquirir las herramientas más vitales de diseño desde dispositivos informáticos hasta elementos manuales de diseño, de manera que se tenga un campo amplio para pensar y usar la creatividad del bosquejo para el producto del cliente o el proceso creativo total que implica el proceso de creación del diseño.  

Casos de éxito de Centro de Diseño Industrial

Prototipo 0 es  un caso resaltante de éxito, una empresa de diseño industrial relativamente reciente, fundada en el 2015 por un grupo comprometido de ingenieros y diseñadores, con la finalidad de aplicar políticas de excelencia y acompañamiento a sus clientes de manera que puedan triunfar en el mercado.

Esta empresa cuenta con una asistencia personalizada para el cliente, de manera que en sus años de servicio han logrado desarrollar 27 productos exitosamente, con 180 máquinas actualmente en funcionamiento, 11 proyectos activos y en proceso de culminación exitosa con 16 diferentes servicios de industrialización.

Problemas que se pueden presentar en Centro de Diseño Industrial

El diseño industrial es complicado y requiere estudios amplios para poder prestar un servicio de primera que además representa un nivel de competencia considerable, por lo que se debe ingresar a la universidad antes de considerar montar este negocio.

Puede existir competencia presente debido a alto nivel de egresados profesionales, dificultando al principio la captación de suficientes clientes, de manera que se debe tener presente un estudio de la zona antes de adquirir un local comercial dedicado al diseño industrial.