Saltar al contenido

¿Cómo saber cuándo contratar más personal?

Tu empresa está experimentando un período positivo: en el último año introdujiste nuevos productos o servicios, aumentaste el catálogo y tu cartera de clientes. ¡Enhorabuena!

Sin embargo, lo anterior conlleva nuevas responsabilidades. Ahora, tu equipo tiene que administrar múltiples clientes, servicios y procesos. ¿Cuál es la solución en este caso? ¿Cómo puedes seguir el ritmo? Una solución es, definitivamente, contratar personal . Pero, ¿es realmente el momento adecuado para tu empresa o es mejor esperar?

En este artículo compartimos contigo, según nuestra experiencia, cómo saber cuándo es el momento ideal para contratar más personal:

¿Cuándo contratar personal nuevo?

Hay varias situaciones que permiten al emprendedor comprender si es hora de dedicarse a la contratación de personal: naturalmente, cada empresa tiene sus propias características.

Por ello, para comprender de forma más clara cuándo es el momento ideal, con anticipación, tenemos que definir nuestros objetivos.

Para ello, intenta comprender lo que necesitas y lo que necesita tu empresa: esto te permitirá evaluar si cuentas con todos los recursos necesarios para obtener los resultados predeterminados.

Como habrás notado: darte aquí, ahora e inmediatamente, una solución adecuada sin conocer tu caso específico es casi imposible, sin embargo, abordaremos el tema planteando dos posibles situaciones, a manera de ejemplo, que corresponden, en realidad, a dos situaciones por demás frecuentes:

Debes de contratar más empleados sí:

Tu equipo de trabajo se encuentra sobrecargado de tareas y ya no garantizan la eficiencia que se espera de ellos en términos reales.

Es hora de enfrentar la verdad: tu equipo está estresado por demasiado trabajo, realiza tareas con urgencia, sin planificación. En consecuencia, el servicio ofrecido por tu empresa puede llegar a tener una calidad inferior a la anterior.

Por ejemplo, esto se puede notar porque los empleados (incluso los más puntuales y precisos) comienzan a quemar los plazos, entregar trabajos mediocres y quejarse del tiempo limitado disponible.

El riesgo en este caso es muy alto: sobre todo si estamos acostumbrados a ofrecer a los clientes la máxima puntualidad y calidad de trabajo, pero ahora los estándares han caído y los clientes también lo han notado. Ante este problema, lo mejor es que encuentres personal nuevo lo antes posible y que procedas con una reorganización corporativa.

Personal

Quieres crecer rápido pero te faltan las habilidades adecuadas

Deseas internacionalizar tu negocio, ofrecer servicios innovadores para los clientes, explorar nuevas oportunidades… en una palabra: ¡definitivamente lo que estás buscando es crecer!

Para perseguir estos sueños, por tanto, necesitarás nuevos talentos en la empresa, por lo que cuanto antes te des cuenta de esta necesidad, más rápido podrá ver expandirse tu negocio.

El crecimiento no es fácil de manejar de manera efectiva, especialmente si se ha acelerado en tiempos recientes. Por lo tanto, deberás contratar personal ya capacitado y competente, es decir, ampliar de manera efectiva tu equipo de trabajo.

Sin embargo, debemos de tener en cuenta que contratar a personas que no conocen el trabajo ni el ramo de la empresa podría ser contraproducente porque gastarías más tiempo y energía en la capacitación: y recuerda el dicho: el tiempo es oro.

Algunos buenos consejos extras:

Además, debes de tener en cuenta que cada emprendimiento es diferente; por ello, antes de dar cualquier paso en lo referente a contratar personal nuevo, asegúrate de que:

  • En realidad lo necesitas.
  • Cuentas con proyecciones objetivas sobre el crecimiento de tu empresa a corto y mediano plazo, al menos.
  • Puedes costearlo.
  • Tienes un equipo eficaz de recursos humanos (o bien, si tú harás estas funciones, debes asegurarte de que en realidad puedes hacerlas).
  • Establecer un periodo aproximado que te llevará el proceso de selección y conttratación.