Qué es el TIR y VAN – inversión en una empresa

Definición del TIR y VAN

La tasa interna de retorno o tasa interna de rentabilidad (TIR) de una inversión en una empresa, es  la tasa de interés por la que el valor actual neto o valor presente neto (VAN o VPN) es igual a cero. Igualmente, el valor VAN o VPN se calcula con el flujo de caja o cash flow anual. Por lo que, todas estas cantidades de flujos negativos y positivos son estimadas y llevadas al momento presente de la empresa.

Palabras clave: Tasa Interna de Retorno (TIR), Valor Actual Neto (VAN), flujo de caja.

La Tasa Interna de Retorno (TIR) se define como un indicador de la rentabilidad de un proyecto, que se interpreta como que, a mayor TIR, mayor rentabilidad. Por ello, este indicador permite la toma de decisiones acerca de la aceptación o rechazo de un proyecto de inversión.

La interpretación de la TIR se lleva a cabo comparándola con una tasa mínima o tasa de corte, que se llama coste de oportunidad de la inversión (con la inversión sin riesgo, el coste de oportunidad utilizado para la comparación de la TIR, es la tasa de rentabilidad libre de riesgo,  ejemplo, el interés para una cuenta de ahorro o depósito a plazo). Por lo tanto, si la tasa de rendimiento del proyecto -expresada por la TIR- es mayor que la tasa de corte, se acepta la inversión. Pero,  en caso contrario, se rechaza.

El Valor Actual Neto (VAN) de una inversión o proyecto de inversión se define como la medida de la rentabilidad absoluta neta que aporta el proyecto. Es decir, mide en el inicio del mismo, el aumento de valor que da a los propietarios en términos absolutos, cuando se descuenta la inversión inicial que se realizó  para ejecutarlo.

¿Cómo se creó, la TIR y VAN?

El Valor Actual Neto (VAN) y el índice de Tasa Interna de Retorno (TIR) son herramientas útiles que permiten a los inversores y las empresas tomar decisiones sobre cómo asignar el dinero para el mejor rendimiento.

El Valor actual neto (VAN) dice si una corriente de flujos de efectivo, vale la pena, se basa en una tasa de descuento o la tasa de retorno necesaria para justificar una inversión.

El índice de rentabilidad contribuye a que sea posible comparar directamente el VAN de un proyecto con el VAN de otro para encontrar el proyecto que ofrece la mejor Tasa Interna de Retorno (TIR).

El concepto de Valor Actual Neto (VAN)  parte de la premisa de estimar realmente un valor práctico es decir, que el valor del índice VAN en su existencia  ‘simple’ y dinámica parte de: 1. Los flujos de efectivo (por ejemplo, de costos y beneficios) cuya aparición, son el resultado del proyecto de inversión y sus niveles de predicción.  2. El costo del capital, es decir, el tipo de costo, cuya dinámica determina el valor del VAN, entra en la fórmula del valor actual neto como tasa de interés promedio (ejemplo: tasa de interés para depósitos bancarios).

¿Cómo se calculan  la TIR y VAN?

Estos índices tienen cálculos específicos que se realizan o bien con formulas en las que se entran diferentes parámetros o bien usando programas como la hoja de cálculo excel.

La fórmula de cálculo de la TIR -el tipo de descuento que hace 0 al VAN- es la siguiente:

Donde VFt es el Flujo de Caja en el periodo t.

En este sentido, la  TIR es un indicador muy útil en la  toma de decisiones de inversión porque permite analizar la posibilidad de diferentes opciones de inversión.

Para el cálculo del VAN, se usa la herramienta online del sitio vantir.com, que con un  simulador se pueden comparar hasta 3 proyectos de inversión alternativos de manera simultánea  para escoger el mejor. Se puede acceder a este sitio con el enlace: http://www.vantir.com/

Ejemplo del cálculo  de la TIR y VAN

Cálculo del valor actual neto (VAN) de un puesto de limonada

Suponga que tiene la oportunidad de poner un puesto de limonada por $100. Cree que este puesto de limonada produce $20 en efectivo cada año para los próximos 10 años, o $200 en total. Sin embargo, al ser un inversionista inteligente, sólo desea iniciar el soporte de la limonada si crea valor para usted, si el retorno es superior a su tasa requerida de retorno.

Supongamos que desea ganar el 8% anual sobre su inversión. ¿Se abre el puesto de limonada?

Tal como se describe, es necesario invertir $100 hoy para recibir $20 por año en beneficios desde el puesto de limonada para los próximos 10 años.  Ahora se tiene que calcular el valor actual neto (VAN) del proyecto descontando los flujos de caja al presente. La inversión inicial de $100 no es necesario descontarla porque sucede ahora. Ya está en dólares actuales. Sin embargo, cada subsecuente flujo de efectivo necesita ser descontado para encontrar el valor de los flujos de efectivo en dólares presente.

El descuento dice lo que una cantidad de dinero en efectivo vale hoy en día, dada la tasa requerida de retorno. Por ejemplo, con un flujo de efectivo de $20 se tiene un valor actual de $9,26. Así, si tuviera la oportunidad de comprar a $20 en efectivo de 10 años a partir de ahora, se podría pagar no más de $9,26 para ese flujo de efectivo anual a un 8%  de retorno. Entonces, la inversión es de $9,26.

Una vez que ha calculado un valor presente de cada flujo de efectivo, el siguiente paso es sumar todos los valores presentes. Después de sumar todos los flujos de efectivo de la inversión inicial de $100 el valor actual de 10 años es de $9,26. Llegando a un valor presente neto del proyecto de $34,20.

El VAN es positivo, por lo que debe abrir el puesto de limonada. Generará un retorno que es superior al 8% por año. Si el VAN fuera negativo, el proyecto genera un retorno de menos del 8% por año. Si el VAN fuera cero, entonces el proyecto se espera que produzca a un retorno igual a la tasa de descuento, del 8% por año.