¿Cómo medir los objetivos de una empresa? Definición, estrategias

Definición de la medición de los objetivos de una empresa

Un objetivo de negocio medible es un indicador que se puede describir cuantitativamente. Los objetivos medibles estadísticamente se tabulan y pueden ayudar a una empresa a determinar la eficacia de un enfoque particular, producto o servicio, que se está realizando desde  un número de puntos de vista diferentes. Para que un objetivo pueda ser medible, se deben definir primero los parámetros del objetivo.

Palabras clave: medir los objetivos de una empresa, objetivos de empresa, medición, estrategias

La medición del desempeño se define generalmente como la medición regular de los resultados que genera datos fiables sobre la eficacia y eficiencia de los enfoques, productos o servicios en una empresa.

¿Cómo se miden los objetivos de una empresa?

Existen una serie de criterios que se deben tomar en cuenta para medir los objetivos de una empresa, que se los presentamos a continuación:

-Ganancias de empresa

Si la empresa tiene el  objetivo de generar un cierto volumen de ingresos en un periodo determinado de tiempo, el resultado de este objetivo pueden medirse evaluando informes de ingresos para el período en cuestión. El objetivo de aumentar los ingresos puede ser evaluado desde varios puntos de vista. Puede ser medido en incrementos, con descripciones a través de porcentajes de logro.

-Métodos de Marketing

Las empresas pequeñas utilizan una variedad de métodos y vehículos  de marketing. Por lo que, a menudo se mide qué tan bien cada vehículo se realiza en términos de generación anticipada de los resultados. Por ejemplo, esto puede hacerse siguiendo nuevos contactos de clientes, la realización de encuestas y solicitar a los clientes cómo oyeron sobre el negocio. El número de clientes que vienen de cada fuente de publicidad es una variable mensurable.

-Objetivos estratégicos de operación

Las operaciones de los pequeños negocios que tienen un plan estratégico de operación con objetivos mensurables, pueden evaluar el progreso a través del análisis comparativo. Los indicadores pueden incluir la realización de proyectos, precedentes  internos relacionados con la longevidad, reducido volumen de negocios o terminación de programas de desarrollo profesional. Las métricas del sistema de medición pueden variar con la empresa, presentando las mediciones en cifras absolutas o en porcentajes.

-Mercado compartido

El mercado compartido de los  pequeños negocios se puede medir  con los diferentes objetivos del incremento de cuota de mercado. Se trata de tabular como rentabilizar el mercado en una región geográfica particular y qué porción de ese mercado en la actualidad la empresa ha asegurado. Como cambian las cifras continuamente, la cuota de mercado, que se mide mejor en una base mensual, bimestral, trimestral o anual.

-Clientes nuevos y repetidos

Las pequeñas empresas a menudo miden el éxito por su volumen de clientes nuevos y repetidos. La medición del volumen de clientes ayuda a evaluar sus diferentes enfoques de marketing. Medir la tasa de repetición puede ayudar a una compañía a  determinar sus niveles de satisfacción al cliente con los productos y servicios.

-Las quejas de los clientes

El número de denuncias que recibe  una empresa de clientes y consumidores,  rastreando el tipo y frecuencia de las quejas presentadas por los consumidores permite  identificar áreas de debilidad en el ámbito de servicio al cliente. También puede ser información valiosa para el desarrollo de métodos para mejorar los niveles del servicio general.

-Indicadores de parámetros

Un indicador es un parámetro que le ayuda a medir aspectos en el tiempo. Igualmente, un indicador es un medio de detectar los progresos o falta de estos en los resultados intermedios y  finales a partir de los objetivos formulados.

Es importante recordar que los resultados finales y los objetivos  requieren indicadores.

Los resultados intermedios requieren de indicadores de nivel inferior.

Por lo tanto, un indicador debe ser:

  • Útil para la gestión del proyecto en la empresa
  • Adecuado al resultado
  • Directo,  mide el resultado indicado
  • Relevante e importante para el resultado
  • Reflejar la determinación sobre el grado de influencia del producto o servicio sobre el resultado
  • Sensible al cambio
  • Basado en datos fiables y válidos
  • Operativo, es decir que se pueda comprender por los recopiladores de datos. Qué datos se necesitan y cómo recogerlos.

Los Indicadores pueden ser cuantitativos o cualitativos o un híbrido de los dos.

  • Un indicador cuantitativo utiliza parámetros o porcentajes.
  • Un indicador cualitativo es generalmente una forma rigurosa de evaluación.
  • Un indicador híbrido cuantifica los datos cualitativos, tales como un índice.

Estos indicadores a menudo son complementarios. Es decir, los datos cualitativos pueden ser más útiles en casos donde la medición de resultados es difícil de hacer y son difíciles de capturar cuantitativamente como resultados importantes. Los índices son a menudo útiles maneras de presentar datos cualitativos, son formas de detallar  los números.

Recomendaciones para que tu negocio tenga éxito

La mejor manera de medir los objetivos de una empresa es a través de la creación de indicadores que son datos cuantitativos del resultado de un proceso, servicio o producto, que puede  presentarse en números o porcentajes. La claridad en la elaboración de los objetivos permite la creación con más facilidad de estos indicadores de ejecución y performance.