Cómo montar un Estudio de Pilates

Cómo montar un Estudio de Pilates – ejercicio para todos

El Pilates en considerado el ejercicio del futuro. Sus beneficios son tales que hasta es recomendado para personas que tienen problemas articulares y de osteoporosis. Montar un Estudio de Pilates cubre una necesidad creciente en todas las sociedades: la de moverse para generar salud. Aprende en las próximas líneas cómo Montar un Estudio de Pilates.

Primeros pasos para montar un Estudio de Pilates

Estos son los primeros pasos para montar un Estudio de Pilates:

Consigue un local: es ideal un local amplio, cuadrado o rectangular, sobre una calle tranquila pero en una zona populosa, así tendrás más posibilidades de atraer gente de la zona.

Equipa el local: una vez lo tengas alquilado o comprado, es el momento de equiparlo. Acondiciona los pisos con una moquette o con pisos flotantes, coloca un espejo que cubra toda la parte frontal del salón, compra las máquinas para Pilates Reformer, adquiere bandas elásticas para Pilates, pelotas grandes y chicas, colchonetas, equipo de audio y consigue música para Pilates, la cual es generalmente tranquila, pero también existen variantes del Pilates que requieren músicas con más batidas por minuto.

Capacítate: puedes encontrar un curso de Instructor de Pilates que dure tres meses de duración. Puedes complementarlo y actualizarte con los magníficos tutoriales que están en Internet o que puedes aquirir en formato DVD en tiendas de deporte. De lo contrario, contrata personal capacitado en la disciplina.

QUIZÁS TE INTERESE ...........  Conviértete en DJ de fiestas

Registra tu Estudio de Pilates: acércate a las oficinas del gobierno que se encarguen de otorgar permisos a empresas para funcionar y dan las habilitaciones correspondientes y realiza los trámites correspondientes.

te puede interesar:

Montar un Estudio de Pilates – modalidades de la disciplina

Montar un Estudio de Pilates

El Pilates tiene varias formas de practicarse y lo más recomendable es que en un Estudio específico de la disciplina, se ofrezcan todas ellas, las cuales son:

Pilates clásico: se trabaja con colchoneta y de pie, coordinando la respiración y el momento de esfuerzo. Los ejercicios se basan en la modalidad isométrica.

Pilates con bandas: también se trabaja de a pie y en colchonetas y la dinámica es isométrica, pero la diferencia es que se centra mucho más en el estiramiento que la modalidad anterior.

Pilates con pelotas: se utilizan tanto pelotas chicas, con las cuales la coordinación es la protagonista, como con pelotas grandes, con las que el equilibrio es el cometido de la sesión. En ambos casos se trabaja de pie y con colchonetas.

Aero-Pilates: los movimientos dejan de ser isométricos y se convierten en una dinámica de movimiento constante, con mucho desplazamiento y uso permanente de los brazos. Se utilizan algunos pasos del Ballet y se busca trabajar el área cardiovascular principalmente.

QUIZÁS TE INTERESE ...........  Cómo abrir un estudio de tatuajes - Tienda de tatuajes

Pilates coreografiado: tanto en colchonetas como de pie, se realizan los movimientos del Pilates en frases de ocho tiempos cada una, hasta armar una coreografía.

Montar un Estudio de Pilates – por qué el Pilates es tan requerido

El Pilates es un ejercicio demandado por todas las edades por los beneficios que otorga: fortalece la musculatura, lubrica y fortalece las articulaciones, no es tan agresivo como el Yoga, fortalece el sistema inmunitario y trabaja el área cardiovascular.

Haz una buena campaña de Marketing y verás cómo se llena de gente tu Estudio de Pilates.

Leave a Response