Instalación de radiadores, calderas y calefacción – Consejos y Ventajas

Iniciar con la instalación de calderas y calefacción

La independencia económica, con el tiempo, es una idea que atrae a una gran cantidad de personas, por no decir que a todos. Sin embargo, no siempre se cuenta con la idea ganadora, pero este sí es el caso. Aquí encontrarás una serie de ideas que probablemente nunca imaginaste ni consideraste, además de resultar atractivas y quien sabe, a lo mejor le atinan a tus pasiones.   

Lo cierto es que los negocios que se encargan de alguna parte de la casa, ya sea la decoración, diferentes instalaciones, el mantenimiento y demás, representan una alta demanda en el mercado desde siempre, pues todos queremos contar con las mejores condiciones en cada uno de nuestros hogares. 

Conoce aquí  los mejores negocios que son de tecnología

Primeros pasos en la instalación de radiadores, calderas y calefacción

Es necesario que en primer lugar, identifiques el enfoque que tendrá tu negocio, pues este sector ofrece la posibilidad de cumplir con variadas labores. Algunos de los aspectos que puedes considerar para tomar la determinación, pueden ser: tu experiencia y conocimiento, el sector donde te encuentras o el personal que consideras contratar. 

Este  es uno de los aspectos más importantes que no puedes dejar pasar, pues propone la posibilidad de conocer y exponer tu negocio a posibles inversores, en caso de que necesites financiación, y tener conocimiento a fondo de tu negocio, pues debes especificar el funcionamiento a nivel general de lo que vas a realizar, las estrategias de marketing que vas a implementar, cálculos sobre las herramientas que necesitarás, el arrendamiento o la compra del lugar, un medio de transporte para facilitar el desplazamiento de los servicios, entre otros.

Uno de los muchos beneficios que te ofrece el desarrollo de un plan de negocios, es determinar o al menos darte una idea del capital que necesitarás y los servicios más rentables para iniciar el negocio.

Funcionamiento de un negocio de instalación de radiadores, calderas y calefacción

La idea de un negocio como este es contactar con los fabricantes más reconocidos de este tipo de equipos, para poder asesorar a nuestros clientes y en esta medida, también aumentar la calidad de nuestro trabajo, dado que de ello dependerá todo el servicio. 

Por otro lado, un servicio dedicado a la instalación de elementos como estos, puede prescindir de un local abierto al público, dado que no se enfocará en vender productos, por lo que no será necesario invertir en un espacio físico y en últimas no habría necesidad de equiparlo. Este negocio se basa en el servicio y por lo tanto, requiere el aumento y la constancia de la publicidad para darse a conocer. 

Instalar radiadores

¿Qué productos ofrecer en mi negocio?

Es necesario que en primer lugar, identifiques el enfoque que tendrá tu negocio, pues este sector ofrece la posibilidad de cumplir con variadas labores. Algunos de los aspectos que puedes considerar para tomar la decisión, pueden ser: experiencia y conocimiento, el sector donde te encuentras o el personal que consideras contratar. 

Otros servicios de este negocio 

Hablamos de actividades que se encuentran dentro de la labor del profesional y que pueden ampliar su oferta de servicios para aumentar las posibilidades de ganancias. Entre ellas encontramos la instalación de gas, la instalación de ducha caliente y agua fría para los sanitarios, de la calefacción a nivel general y calefacción central, los sistemas de riego e incendios, los dispositivos radiadores, mantenimiento de radiadores, reparación de calderas y hasta mantenimiento de equipos de calefacción.

¿Quiénes serán mis clientes?

Determinar el perfil de los clientes te dará una idea para la elección del servicio que vas a prestar. Es necesario reconocer las necesidades de los clientes, por lo que, si llegas a este punto, podrás avanzar al siguiente paso. Además de la variedad de servicios que ofreces, ligado a este aspecto encontramos también, variedad de clientes potenciales que podemos organizar en tres categorías:

Clientes básicos: personas que realizan la solicitud de los servicios para realizar mantenimientos en sus hogares e incluso, pueden llegar a la zona de ubicación de tu negocio si se encuentran cerca.

Clientes potenciales: serán todas aquellas instituciones u organizaciones importantes, como: colegios, universidades, clubes, centros comerciales, y demás, ya que suelen solicitar los servicios de forma más específica, pues además, también suelen solicitar el mantenimiento, reparación e instalación de los mismos, adicional a esto suelen solicitar mantenimiento y revisión de forma regular, lo que fortalece la productividad de tu negocio.

Compañías de construcción: son clientes que pueden solicitar otros servicios básicos de tu negocio e incluso otros más específicos, dado que posiblemente soliciten del servicio para la instalación de radiadores, calefacción y otros equipos.

¿Necesito contratar personal?

Contar con personal cualificado es necesario, ya que este negocio implica una buena cantidad de tareas. Es sumamente importante que las personas que elijas, cuenten con el conocimiento claro y potencial de las áreas en las que se van a desempeñar. Este es un aspecto fundamental, pues la calidad, eficiencia y labor del personal, también podría determinar el éxito de tu propio negocio de fontanería.

Requisitos de inicio: ¿Qué necesito para ofrecer mi servicio de instalación?

Tener conocimiento en las actividades del servicio es clave para iniciar. Esto no quiere decir, que para montar este tipo de negocio necesitas ser un experto, pues lo fundamental, es conocer completamente el desarrollo y el funcionamiento de estas labores para poner en marcha tu propio negocio. Incluso, podrías contratar el personal capacitado para este tipo de tareas.

Recuerda consultar con las entidades correspondientes los permisos necesarios para iniciar tu negocio. Registra tu empresa antes de iniciar. Para conocer los documentos que necesitas tener y los trámites que debes realizar, lo mejor será que te dirijas a la entidad correspondiente en tu ciudad, dado que en muchas zonas los pasos pueden variar.

Necesidades del negocio 

Con el paso del tiempo, las oportunidades crecen y el progreso del negocio irá en constante avance, por lo que no deberás preocuparte por tener la totalidad de las herramientas, sino, contar con lo básico para empezar, ya que la demanda te dirá qué elementos debes adquirir posteriormente en relación con los servicios que te soliciten. 

Sin embargo, comprendiendo la importancia de adquirir la maquinaria y las herramientas básicas que se usarán inicialmente, puedes tener en cuenta lo siguiente: taladros, serruchos, llaves inglesas, sopletes, máquinas que permitan doblar los tubos, niveles de diferentes tamaños, una desbarbadora, artículos de seguridad, como: guantes industriales, máscaras, arneses, cinturones, cuerdas, y en general indumentaria para prevenir accidentes.

negocio de iInstalación de radiadores

Ubicación de mi negocio 

En este tipo de negocios, el dueño tiene la posibilidad de contar con un poco más de libertad en cuanto a la ubicación del lugar. Esto se debe a que no se hace completamente necesario contar con un espacio físico, dado que los servicios se realizan directamente en el lugar del problema. Sin embargo, sí es necesario contar con un área en la que podamos almacenar todos los elementos, como herramientas y maquinaria, además de los insumos y la indumentaria del personal.

Incluso podrías allí, tener un área que funcione como oficina a fin de hacer llegar las peticiones a través de un teléfono, internet e incluso un lugar que puedan visitar los interesados y clientes. Algunos de los puntos que puedes considerar, son zonas industriales, locales comerciales, incluso en zonas de barrios que cuenten con alto tráfico de transeúntes y vehículos, pues realmente este aspecto depende de los servicios que vayas a ofrecer finalmente.

¿Quiénes serán mi competencia?

Conocer la competencia es clave para saber con qué estamos compitiendo e intentar siempre sobresalir en el mercado, siempre en pro de la calidad, precio y eficiencia. Algunas áreas que pueden significar ser competencia para tu negocio, son:

Negocios con servicios similares: básicamente sus servicios se asemejan mucho a los que tú ofreces y además de esto, su zona de ubicación es cercana a la tuya. Para sobresalir y poner un factor de diferenciación, debes investigar muy bien a la competencia, para saber qué estrategia podrías implementar.

Empresas grandes: son empresas ya consolidadas que tienen el capital necesario para realizar grandes inversiones, sin embargo, no debes olvidar, que este tipo de aparentes competencias, tiene una alta probabilidad de que más tarde, puedan ser tus propios clientes, por lo que la línea es sumamente delgada.

¿Cómo promocionar mi negocio?

Debido a que, manejarás durante pocos espacios tu oficina, cuentas con una herramienta sustancial con respecto a los medios tecnológicos a través de internet. Invertir en la creación de una página web es esencial, muchos clientes (de diferentes perfiles), por no decir que todos, tienden a realizar una búsqueda del servicio inicialmente por internet, pues esta herramienta les proporciona las posibilidades de acuerdo a sus necesidades, las cuales responderás con tu presencia en la web. 

Este tipo de espacios también te ofrece la oportunidad de conocer las principales necesidades de los interesados para integrarlas al negocio y ampliar tus servicios. Lleva contigo tarjetas de presentación que puedas entregar a clientes potenciales e incluso volantes e información que dejes en locales de venta de este tipo de artículos. 

Consejos para ofrecer un servicio como este y ganar dinero 

Uno de los aspectos más importantes y que a la vez, se convierte en una necesidad que complementa el producto y el servicio, tiene que ver con las alianzas comerciales que puedes realizar para aumentar tus posibilidades de participación en el mercado. Con esto nos referimos a crear estrategias con negocio que se encarguen de vender y distribuir los equipos a los que prestas el servicio de instalación y mantenimiento. 

Cuidar de la reputación es otro factor que debes cuidar muy bien. Muchos de tus clientes van a proceder de referencias y recomendaciones que realicen clientes a los que ya les has prestado el servicio, por no decir que la mayoría. Entre los pilares de tu negocio debe estar la responsabilidad, la honestidad y una asesoría propia de un servicio de calidad. 

La forma en la que tratas a tus clientes, la información que brindas y tus acciones, dirán más de lo que imaginas. 

Puntos débiles: sabemos que, como cualquier otro negocio, es difícil iniciar, pues existen ya establecimientos y profesionales dedicados a la oferta de este tipo de servicios. Esto implica una participación que está sujeta a un sector con una competencia sólida. Muchos clientes optan por recurrir al servicio que les presta directamente el proveedor de los equipos, sin embargo, estos, en muchos casos, suelen ir una única vez. He aquí una oportunidad para ti. 

Puntos a favor: este tipo de servicios ofrece muchas alternativas para el emprendedor, dado que, principalmente, cuenta con una gran flexibilidad para organizar sus propios tiempos de trabajo, las zonas en las que quiere enfocarse, los tipos de clientes, etc. Además, dado que no venderás los equipos y prestarás el servicio de mantenimiento, puedes ahorrarte una gran cantidad de dinero porque no necesitas comprar productos y mucho menos abrir un local físico, lo que significa una gran suma de dinero. 

Y tú, ¿qué esperas para iniciar? Comienza tu negocio hoy mismo. 

te puede interesar también   Fabricación de productos de limpieza - Emprendimiento y Requisitos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *