Saltar al contenido

Escuela de Estética – Razones, Requisitos y Ventajas

Aprende a Montar una Escuela de Estética 

En un mundo basado en la belleza, mantenerse atractivo es la consigna diaria de miles de personas más cerca tuyo de lo que imaginas. Para ello, es necesario contar con cada vez más profesionales, capacitados con las últimas tecnologías en el sector, así es que te proponemos Montar una Escuela de Estética y así lanzar al Mercado personas capacitadas y especializadas para embellecer a los potenciales clientes de las clínicas de estética.

Mira aquí los principales negocios de salud

Razones para Montar una Escuela de Estética

Para todo aquel empresario que esté en la búsqueda de un negocio rentable y con altos beneficios, Montar una Escuela de Estética es la solución que ha estado esperando por tanto tiempo. Razones para instalar un emprendimiento de tal envergadura sobran, de modo que te las contamos en detalle a continuación:

Mercado en Alta Demanda: cuando formas a un profesional en determinada área, debes tomar muy en cuenta si dicha disciplina tiene salida laboral. Cuando hablamos de Montar una Escuela de Estética, más que salida laboral, estamos hablando de un sector en alta demanda. La preocupación por la estética, lleva a millones de mujeres, y a cada vez más hombres, a pagar costosos tratamientos para sacar la mejor versión de ellos mismos. Esto lleva a que el Mercado debe nutrirse de profesionales altamente preparados para proveer y aplicar dichos tratamientos con la mayor eficacia posible.

Montar una Escuela de Estética

Jóvenes con Necesidad de Prepararse: los jóvenes que dejan el secundario y se disponen a iniciar una carrera, estudian qué es lo que tiene una buena salida laboral. Como dijimos, la estética es un negocio rentable en todas las sociedades, por ello está lleno de jóvenes que reservan su lugar desde el año anterior para contar con su plaza en un curso que les brindará una doble posibilidad: trabajar para otros ni bien egresen o montar su clínica de estética propia.

Adultos en Plan de Reconversión Laboral: luego de haber tomado en cuenta a los jóvenes que están en plan de formarse laboralmente, analicemos a los adultos que no han tenido éxito o se han aburrido de sus trabajos o profesiones actuales. A su vez, tenemos que considerar a todo aquel adulto que haya sido despedido de su trabajo y, por razones de edad o falta de preparación, le resulte difícil volver a insertarse en el campo laboral. Montar una Escuela de Estética considerando la matriculación de este sector del Mercado, es una decisión muy inteligente que te generará importantes beneficios.

Requisitos para Montar una Escuela de Estética

Habilitaciones y Permisos: registra y gestiona las habilitaciones para que tu centro formativo funcione con todos los requisitos legales. El Ministerio de Salud suele poner sus requisitos por tratarse de una formación estrechamente vinculada con la salud.

Equipamiento: dado que debes procurar que tus egresados sepan aplicar tratamientos de última generación, tales como ultracavitación y efectos de cirugía sin cortes, será necesario que que cuentes con los equipos con los que se aplican dichos tratamientos.

Docentes Capacitados: busca a los mejores esteticistas que puedas conseguir para que den las clases en tu instituto. Esto te dará prestigio y renombre,haciendo que el tuyo, sea un centro buscado por el potencial alumnado de cada temporada.

Ventajas de tener una Escuela de Estética

Una de las ventajas es que se puede brindar una alternativa de formación para la población. También es un sector que llama poderosamente la atención por la demanda y las posibilidades de incorporarse al mercado laboral con ventajas para el titulado. 

También la academia brinda al inversionista las posibilidades de desarrollarse en  este campo, sobre todo porque cada día aparecen nuevas y mejores técnicas que se deben incorporar al plan de estudio para que las personas puedan  aprenderlas y perfeccionarlas.

Consejos para iniciar una Escuela de Estética

Uno de los consejos importantes es valorar la inversión, es decir que se requiere hacer un presupuesto de las secciones que se van a colocar como infraestructura de apoyo al plan de estudios. 

Es muy importante ponderar que, los alumnos necesitan realizar prácticas de lo aprendido sobre personas reales. Por ello, se necesita captar voluntarios que acudan al instituto para oficiar de modelos sobre quienes se aplican los tratamientos, siempre bajo la supervisión de un profesional. Para ello, también se pueden hacer convenios con peluquerías y centros de estética para que los alumnos tengan la oportunidad de concurrir y hacer pasantías en centros de belleza.

Es muy importante para el marketing, crear una página web, porque a través de ella se pueden difundir los cursos, oportunidades y colocar una bolsa de trabajo para captación de personal. Con estas opciones se pueden captar estudiantes, manteniendo también la formación continua y actualización del centro de manera permanente, ofreciendo los últimos avances en técnicas en el sector. 

Casos de éxito de una Escuela de Estética

Una de las academias de prestigio en este sector de los negocios es Vital Center que, es una de las escuelas de estética con más prestigio y años de experiencia. La cual tiene un programa es intensivo, proyectado a la formación de técnicos altamente calificados para demostrar un excelente desempeño laboral, con  enfoque empresarial lo que le permite al egresado participar o también abrir, organizar y dirigir Centros de Estética y Spas.

Problemas que se pueden presentar

Existe en este momento una amplia  tendencia a montar negocios de belleza, la cual se ha incrementado debido al aumento progresivo y acelerado de la demanda de estos servicios. Igual con el aumento de los centros, también se han incrementado los problemas debido a la mala praxis, que se traducen en daños y consecuencias para los clientes.

Abrir una Escuela de Estética puede representar un problema si no se tiene la garantía de experticia y seguridad que se le debe dar al cliente al momento de aplicar los procedimientos invasivos que pueden traducirse en daños irreparables si los egresados no han sido formados y acreditados de manera adecuada.