Saltar al contenido

Crear una línea de lencería encaje ropa interior sexy picardias

Iniciar con un negocio o fabrica de lencería y ropa interior sexy

Sólo basta con recorrer un centro comercial para darse cuenta que la lencería es un sector del mercado que está en auge, por lo que lo podemos encontrar con frecuencia. Es así que crear una línea de lencería es un negocio que, de forma muy íntima, pero nada discreta, te dará la respuesta económica que has estado esperando por tanto tiempo.

Si tienes ideas innovadoras, siempre has querido iniciar tu propia línea de lencería y convertirte en tu propio jefe, entonces bienvenido (a) a esta guía en la que podrás encontrar los pasos para emprender tu negocio lo más pronto posible. Quédate hasta el final para descubrir cómo puedes iniciar. 

¡Empecemos! 

Conoce aquí todos los negocios relacionados a producción

Funcionamiento de un negocio que lanza una línea de lencería

La idea de este negocio propone empezar una línea de lencería propia, en la que la innovación, la creatividad y la delicadeza, tengan lugar en cada creación de tus conjuntos y en cada prenda que diseñes para luego lanzar al mercado. Se trata de un sector procedente de la confección textil que tiene una gran demanda, dado que no es un artículo exclusivo de una parte del público. 

Ahora bien, en la forma de venta tienes dos opciones. Muchos fabricantes venden directamente la línea de lencería que producen, pero otros prefieren venderla a negocios y almacenes de este tipo de artículos para darla a conocer a su público. La modalidad de venta puedes elegirla de acuerdo a tus condiciones, por ejemplo, si prefieres dedicarte a la elaboración y no a la venta, puedes prescindir de un local, pero si quieres venderla también, entonces conviene buscar un espacio estratégico para ubicar tu negocio. 

¿Por qué abrir un negocio como este?

En la actualidad, podemos decir que las mujeres están más osadas y les gusta usar ropa interior muy sexy e impactante para poder así sorprender a sus parejas. Sin embargo, no es la única razón por la que es un artículo tan comprado en el mercado, pues se ocupan de su “interioridad”, independientemente de si tienen pareja o no.

Además, no menos importante que eso, esto tiene que ver con que mucha ropa de hoy en día, deja entrever parte del sostén, por lo que los mismos deben ser muy atractivos, las preferencias de estilo cambian y se renuevan constantemente según la edad de la mujer. Por ello si ropa interior es parte del contacto consigo misma, y parte de sentirse bien es igual a verse bien. 

Requisitos para lanzar una línea de lencería

Ahora nos vamos a enfocar en los requisitos que debes cumplir y que darán inicio a tu negocio. Para ello será necesario, en primer lugar, contar con un nombre para aplicar a la línea de lencería. Recuerda que este debe ser registrado en el organismo correspondiente, así como debes consultar los permisos y licencias de funcionamiento que necesitas para operar. Averigua en la entidad correspondiente de tu ciudad. 

Por otro lado, aún si no deseas vender tus prendas, debes contar con un taller que puede ser alquilado, comprado o adecuado para instalar allí el área de operación de tu lencería. A esto se suma la compra de las  máquinas de coser, así como otros insumos como: agujas, hilos, tijeras, elásticos, encajes, algodón, lycra de algodón, microfibra, satén, botones, broches, listones, puntillas, tules, aros para los sostenes, ballenas (para los corsets), son los insumos que siempre deberán estar disponibles en el taller.

¿Necesito contratar personal?

En la etapa inicial puede ser que no necesites a nadie y puedas elaborar las prendas sin ayuda, pero a medida que la empresa vaya creciendo y la demanda de mercadería aumente, necesitarás contratar personal para que se encargue de elaborar las prendas.  Este mismo deberá tener conocimientos y/o experiencia en el diseño y confección de prendas íntimas. 

El local será opcional, ya que se puede abrir uno para comercializar la línea o, también se puede obviar esa opción y vender la línea en locales de ropa interior ya existentes o, incluso en lugares como tiendas de ropa y otros afines.

Crear una línea de lencería

¿Cómo empezar mi propia línea de lencería?

Inicia tu negocio con un estudio de mercado que te permita conocer la preferencia de tus clientes, en este sentido, el tipo de prendas que más compran y sus deseos para satisfacer la demanda con una prenda tal y como ellos la esperan. Esta parte será muy importante para empezar a diseñar y elegir el tipo de prendas que vas a confeccionar, entre los que puedes incluir conjuntos, vestidos de baño, pijamas, brassieres, pantys, tangas, ligas, entre otros.                             

Hecho esto, es momento de empezar con la creación de un plan de negocios que te permita reunir más datos para iniciar tu negocio. En él irá una descripción detallada de la forma en la que va a funcionar tu negocio, donde debes incluir el perfil de tus clientes objetivos, quiénes serán tus aliados, de dónde obtendrás la materia prima para la confección, la forma en la que vas a promocionar, entre otros aspectos. Realiza una cotización que te permita calcular el valor de la inversión inicial. 

Elaboración de la línea de lencería 

Ahora bien, es importante que ya tengas conocimientos en la confección, pues si bien puedes contratar personal especializado, es necesario que conozcas de todos los procesos para poder supervisar y llevar por el mejor camino tu negocio. 

Ten en cuenta que la textura de este tipo de prendas no es igual a la de las demás prendas que usamos, puedes probar desde la suavidad del satén, pasando por la comodidad del algodón, hasta la textura rugosa del tul, al crear una línea de lencería, se deben tomar en cuenta y aplicar inteligentemente a todas las texturas. Varía en las propuestas de color, pues tal ha sido su incorporación que es difícil distinguir si lo que está colgando de las perchas es ropa interior o un traje de baño.

¿Cómo promocionar mi negocio?

Lo primero es que cuentes con un sitio web. Si bien no vas a vender tus prendas por allí, es ideal que la uses para promocionar tus productos y vender a almacenes o clientes al por menor que visiten tu negocio, eso sí, no descartes la idea de instalar tu negocio para la venta online, pues esta herramienta permite que puedas vender sin salir de casa y con solo tu taller de funcionamiento. 

También puedes llevar un catálogo de tu línea a almacenes que ofrezcan este tipo de artículos para venderlos, lleva volantes y tarjetas de presentación que les permitan ponerse en contacto contigo cuando lo deseen. 

Consejos para crear una línea de lencería y emprender 

Cuando se planifica crear una línea de lencería, existen ciertos factores que son ineludibles para crear un producto de calidad, entre ellos encontramos el tipo de diseño, el cual debe estar al tanto de las últimas tendencias para incorporarlas en los diseños de nuestra línea. Así como también hay que ponerle un toque propio al crear una línea de lencería, que la hará elegible ante la de la competencia.

Aunque si bien lanzar una línea de lencería puede ser un reto, también se convierte en una oportunidad de creación que proponga prendas especiales, únicas y de las que todas queden enamoradas, pues un artículo novedoso que encante a cada cliente, lo convertirá en un negocio potencial para competir con las actuales marcas del mercado. 

Puntos débiles: de nada sirve replicar las prendas de lencería que ya están en el mercado, de hecho esto, posiblemente no te permita competir con marcas establecidas que ya son reconocidas en el mercado y posiblemente reunas apenas la cantidad invertida. Tu negocio debe ser único y especial, ofrecer una línea de lencería novedosa, que atrape a cada cliente y la invite a probarla, no solo por la originalidad de los diseños, sino también por la comodidad y la calidad de lo que llevan puesto. 

Es sumamente importante que en esta etapa consideres tener mentores que te permitan permanecer en el mercado mientras consigues tus primeros clientes, ya que tendrás que superar el desafío de emprender en un mercado tan dinámico. 

Puntos a favor: todas las mujeres usan ropa interior, así que depende de ti el captar a todos los gustos de las clientas: sexy, atrevidas, recatadas, normales y muy sofisticadas. De modo que los diseños deberán incluir estos factores para poder así traer a la mayor cantidad de clientas a nuestra línea de lencería.

Establece un nombre sencillo, innovador y claro para tu negocio, permite que cada mujer que use tus prendas se sienta identificada con lo que lleva, cómoda y hermosa. Esta será la clave para aumentar tus ventas y hacer de tu negocio, un espacio de rentabilidad creciente. 

Inicia tu negocio hoy mismo.