Saltar al contenido

Taller de carpintería – Fabricación, Ventajas y Características

Iniciar con un taller de carpintería 

Tener un taller propio es la ambición de todo carpintero que desee trabajar por su cuenta; el mismo brinda una total independencia en lo que respecta a horarios, modos de trabajo, estilos de muebles y, por consiguiente, brinda total libertad para la creatividad. Además no podemos negar que sigue siendo uno de los negocios más importantes no solo para el lanzamiento de nuevos muebles, sino también para la reparación y arreglo. 

Si tienes los conocimientos necesarios para iniciar y estás buscando una idea que te permita convertirte en tu propio jefe, entonces esta es la idea para ti. Quédate hasta el final para conocer todo acerca de su funcionamiento, requisitos y más. 

Veamos cómo empezar. 

No te pierdas de los mejores negocios de producción aquí

¿Cómo empezar mi propio taller de carpintería como negocio rentable?

Teniendo en cuenta lo anterior, es momento de empezar a consolidar tu negocio. Empieza realizando un estudio de mercado que te permita identificar posibles competidores cercanos, de forma que puedas conocer, también, los precios que se están manejando en el mercado por los servicios que se realizan en una carpintería, las necesidades básicas de los clientes y su ubicación, modos de funcionamiento y mejores horarios de atención, entre otros aspectos clave. 

Realiza un plan de negocios que te permita fijar el rumbo de tu proyecto. Para ello te recomendamos empezar con cotizaciones de los materiales y máquinas que vas a necesitar, así como también investigar locales o espacios en los que podrías instalarte y sus costos de alquiler o compra, y acondicionamiento. Fíjate que sea un espacio adecuado en el que tengas buena vista al público, esto será vital para el rendimiento de tu carpintería. 

Funcionamiento de un taller de carpintería

Existen dos grandes opciones para montar un taller de carpintería que debes tener en conocer y sobre los cuales puedes elegir para iniciar. El primero de ellos es un taller anexado, que consiste en un taller de carpintería que dentro de la vivienda, ya sea en el sótano o en el garage. En este caso necesitarás aislar la paredes del ruido con materiales que impidan el pasaje de los ruidos molestos a la vivienda propiamente y, no menos importante, tendrás que realizar una salida de ventilación extra, de modo que no se acumule el polvo de aserrín ni los gases propios de la producción inherente a un taller de carpintería.

La segunda opción es un taller independiente y es la más recomendable si está en la medida de tus posibilidades, ya que se encuentra aislado de cualquier otro sitio, por lo que los aislamientos no serán necesarios. Sin embargo, sí requerirá que se le realicen las salidas de ventilación, en caso de no tenerlas y demás espacios para la emisión de productos y procesos que lo requieran. .

En ambas opciones al montar un taller de carpintería, se precisa que el mismo cuente con una puerta el doble de ancho de lo que tiene una puerta normal, lo cual tiene la finalidad de permitir el pasaje de las grandes piezas de muebles fabricadas o muebles por arreglar en el mismo.

taller de carpinteria

Requisitos para abrir un taller de carpintería

Cuando se va a montar un taller de carpintería, se necesita organizar el  armado en lo que respecta a iluminación, electricidad y maquinaria, además de otros requerimientos como los que veremos a continuación: 

Iluminación: al montar un taller de carpintería te facilitará mucho el trabajo y te hará ahorrar un buen dinero el hecho de contar con la mayor cantidad de luz natural posible. Para ello, contar con claraboyas, ventas de eficiencia energética y puertas de garaje son las mejores opciones. En cuanto a la iluminación artificial, puedes colocar lámparas de bajo consumo, que ahorran energía considerablemente. 

Electricidad: probablemente se requiera de una instalación eléctrica nueva, con cables que tengan la resistencia necesaria para un alto consumo, ya que las máquinas de carpintería así lo requieren. Además, cada máquina deberá contar con su propio tomacorriente, por lo que será necesario que instales en la pared todos los que necesites de acuerdo a la cantidad de maquinaria con la que cuentes y la ubicación que les vayas a dar.

Maquinaria: vas a necesitar maquinaria, mobiliario y herramientas necesarias para llevar a cabo los trabajos y la fabricación de muebles: torno, sierra, mesa, entre otros elementos que seguramente vas a necesitar, ya que son parte del equipamiento con el que tendrás que contar para cada uno de los procesos. Queremos hacer una especial mención del colector de polvillo de aserrín, el cual se trata de una tubería anexada a la pared que se encuentra en cada sitio que te trabaja directamente con la madera.

Consejos para abrir un taller de carpintería

Es muy importante que prestes atención a las condiciones de ventilación que si o si debe tener tu local de trabajo. Además de cuidar de su salud con chequeos regulares, también deberás tomar medidas de protección con la indumentaria que uses.

Por otro lado, debes innovar en el sector al que te lanzas. Aunque si bien ofreces todos los servicios de una carpintería, es crucial que agregues un elemento que haga tu negocio diferente a los demás. Una buena forma de hacerlo sería, por ejemplo, permitiendo la personalización de muebles, uso de materiales distintos o estampados únicos, entre otros. La imaginación será clave en este aspecto. 

Puntos débiles: existen diferentes afectaciones y problemas que pueden padecer las personas dedicadas a este tipo de negocio en caso de no tomar las medidas necesarias y correspondientes en cada paso del proceso de arreglo y fabricación de muebles de madera. Entre ellos encontramos la aparición de padecimientos como asma, rinitis, choques con material de producción, irritación de ojos, jaquecas, entre otros.

Asegúrate de que tu negocio cumpla con las condiciones necesarias para evitar cualquiera de estos problemas. 

Puntos a favor: no podemos dejar de lado la rentabilidad que propone un negocio como estos, ya que muchas personas optan cada vez más por la calidad que permite la madera natural y sin duda, el trabajo artesanal que no se puede comparar ni acercar a ninguna máquina. Además, esta idea de negocio te permite convertirte en tu propio jefe en la medida de tus posibilidades, adecuando la idea de negocio a tus condiciones y preferencias. 

Esta es la información que necesitas para montar un taller de carpintería, la cual, con el seguimiento de los pasos anteriores, empezará a crecer muy pronto.

Inicia tu negocio hoy mismo.