Saltar al contenido

Fábrica de Conserva de Tomate – Iniciar, Mantenerse y Emprender

Iniciar con una Fábrica de conserva de Tomate

La conserva de tomate se ha vuelto muy popular por sus diversos usos culinarios y por el dinero que permite ahorrar al brindar la posibilidad de elaborar bases y acompañamientos para comidas mucho más baratas de lo que costaría comprarlas ya hechas. 

Sencillez y sabor se unen para que así, abrir una Fábrica de Conserva de Tomate sea un negocio rentable y conveniente. Es por ello que quien inicie un  negocio como este no solo debe sentir las ganas de emprender sino pasión por su actividad. 

Aquí te contamos todo lo que necesitas saber para iniciar. 

Una gran lista de negocios de producción que puedes ver aquí

Primeros pasos de una fábrica de conserva de tomate

Asígnale un nombre a tu Fábrica de Conserva de Tomate y diseña el logo por el que quieres ser conocido, procura que el mismo represente la calidad, el sabor y la naturalidad del los tomates con los que elaborarás tu producto, ya que bien sabemos que una imagen dice más que mil palabras. El logo deberá figurar en el envase, de modo que conéctate con la imprenta que elijas para encargarles el trabajo.

Realiza un estudio de mercado que te permita reunir clientes potenciales, conocer los precios del producto en el mercado, identificar tu público objetivo, conocer también a tu competencia y evaluar las condiciones generales del sector. De acuerdo a ello, realiza un plan de negocios en el que describas la actividad de tu negocio, explica de forma detallada el funcionamiento para conocer tus necesidades. 

Así podrás cotizar el valor aproximado de tu capital de inversión inicial. 

¿Cómo funciona una fábrica de conserva de tomate?

Esta idea de negocio propone emprender en el sector de los alimentos, uno de los más rentables del mercado, dado que nunca para de estar en movimiento y esto lo convierte en un espacio propicio para un amante de la gastronomía que busca un lugar donde pueda emprender un proyecto propio. 

Particularmente, con esta actividad nos enfocamos en la elaboración de tomate en conserva o también conocido como conserva de tomate, una modalidad que implica un proceso aplicado al tomate, donde se lo pueda mantener conservado. Este proceso continúa siendo una práctica casera que le permite al alimento poder conservar la mayor parte de sus propiedades y nutrientes. 

Requisitos para emprender una fábrica de conserva de tomate

Iniciar una Fábrica de Conserva de Tomate necesita de ciertos requerimientos básicos que debemos tener presentes durante su proceso de planeamiento, entre los cuáles destacamos los más importantes. 

¿Dónde instalar la fábrica? Debes montar tu infraestructura en un establecimiento fabril. Puedes mandar construir la fábrica de cero, o adquirir otra fábrica que esté a la venta y acondicionarla de acuerdo a tus necesidades. Además, necesitas equiparla con la maquinaria que se requiere para conservar, triturar, procesar y envasar el producto final que una Fábrica de Conserva de Tomate produce.

Fábrica de Conserva de Tomate

Documentos y permisos 

Adquiere las licencias de funcionamiento en las oficinas del Estado, quienes se encargarán de indicarte todo lo que necesitas para instalar la fábrica, en lo que a documentación respecta. Por otro lado, la sección de bromatología del Ministerio de Salud, te exigirá que tramites otros permisos ante ellos que garanticen las condiciones de higiene y salubridad del lugar.

Durante el funcionamiento de tu fábrica, deberás regirte por las normas de Seguridad e Higiene de tu país, las cuales versan acerca de la temperatura de manejo de los alimentos, de conservar la cadena de frío y de asegurarse de la higiene personal de los operarios que estén en contacto con los procesos de recepción, fabricación y elaboración del producto. Las mismas se te serán entregadas cuando trámites los permisos para tu Fábrica de Conserva de Tomate.

¿Necesito contratar personal?

Si bien en la etapa inicial no tendrás grandes cantidades de pedido e incluso se recomienda tener poco e ir creciendo en función del movimiento que tengas, necesitarás cubrir varias áreas de tu negocio, como lo son el área admnistrativa-contable, ventas, Marketing y producción. 

Asegúrate de contratar a los mejores de cada área y asegúrate un óptimo funcionamiento de la empresa.

Consejos para montar una fábrica de conserva de tomate y ganar dinero 

Necesitarás dos grandes proveedores y otros más pequeños para el área de oficina. Los más importantes son los de tomates, materia prima de tu producto. En este caso puedes contactarte con granjas productoras y conseguir un buen precio y una entrega diaria. Si lo deseas, puedes también producir la conserva en base a tomates orgánicos y destacar esta elección como uno de los puntos fuertes de tu producto.

Por otro lado, necesitarás un proveedor para tus envases; si son de lata, las latas; mientras que si son de cartón, necesitarás de cartones para armar las cajas.

Puntos débiles: la preparación de la conserva de tomate es un proceso que lleva tiempo, necesitas tener conocimiento en el área para poder realizar una elaboración adecuada y así mismo, ofrecer un producto de calidad al mercado. Los clientes pueden demorar en aparecer, pues es un producto nuevo y tomará tiempo que se animen a probarlo para generarte grandes ganancias. Ofrece muestras para el lanzamiento de tu negocio, de este modo podrás acercarte al público. 

Puntos a favor: iniciar un negocio propio es más gratificante y ciertamente, más desafiante cuando se trata de crear un producto que venderemos, pero que también elaboraremos en nuestra misma fábrica. Aunque si bien es un reto importante, tenemos la posibilidad de acercarnos a la demanda del público, sus preferencias y esto es clave para crear un producto de calidad que vaya de acuerdo a sus necesidades. 

Puedes emprender desde la zona que desees, incluso puedes iniciar con poco capital dedicándote a probar y practicar para crear un producto único que enamore el paladar de tus clientes. 

Inicia tu negocio hoy mismo y empieza a crecer en el mercado de los alimentos, uno de los más rentables y que no tendrá fin.