Saltar al contenido

Escuela de Gastronomía – Organización, Caracteristicas y Tips

Iniciar una Escuela de Gastronomía 

El buen comer es una filosofía que se ha instalado en nuestra sociedad cada vez más hedonista. De modo que la apertura de restaurantes de una infinidad de estilos, está en auge. ¿Qué necesitan esos restaurantes para funcionar? ¡Cocineros! Por lo tanto, abrir una escuela de Gastronomía es la respuesta que muchos estudiantes esperan y la que puede darte la rentabilidad que tanto has buscado.

Mira aquí todos los negocios que son de educación

Requisitos para montar una escuela de Gastronomía

Los requisitos legales aumentan en el caso de una escuela de Gastronomía, ya que además de la habilitación corriente que cualquier empresa necesita, sumado a la habilitación de bomberos, se le agrega la habilitación de bromatología, quien tiene la potestad de, luego de otorgar el permiso, visitar sin previo aviso a la escuela para controlar que las normas de seguridad e higiene se estén cumpliendo rigurosamente.

Local: no es un tema menor para este tipo de negocio, ya que el mismo no sólo deberá estar habilitado para elaborar alimentos, sino que deberá contar con mesadas de mármol y/o acero, piletas, instalaciones para hornos y, además de un amplio espacio en los salones de práctico, un lugar para el almacenamiento de los ingredientes y por lo menos un salón para las asignaturas teóricas.

Inversión inicial para una escuela de Gastronomía

Este punto no es algo menor, ya que la inversión inicial de una escuela de Gastronomía puede ser muy elevado.

Alquiler: el alquiler y el depósito de garantía del mismo llevará unos miles de dólares.

Equipamiento: hornos convectores, hornos microondas, hornallas, batidoras, procesadoras, licuadoras, míxers, cafeteras.

Insumos: cubiertos, platos, fuentes, cazuelas, bowls, tazas.

Ingredientes: serán parte de la inversión inicial, así como también de los gastos fijos mensuales, ya que habrá que reponerlos: azúcar, harina, sal, manteca, margarina, condimentos, chocolate, miel, melaza, saborizantes, huevos, carnes, frutas secas y frescas, leche fresca y en polvo, gelatina, almidón de maíz, crema de leche, jamón, queso, aceitunas, entre muchos otros que irás viendo a medida que las recetas lo requieran.

Escuela de Gastronomía

Cursos a ofrecer en una escuela de Gastronomía

Existen varios cursos en el área de la Gastronomía, que podrás ofrecer según los objetivos del alumno. Entre ellos: Cocinero Profesional, Diploma en Alta Cocina, Cocina Internacional, Organizador de Eventos, Pastelero, Pastelero Profesional, Sommelier, Barman, entre otros que puedas imaginar o que los propios clientes te puedan solicitar.

Cada curso deberá contar con una serie de asignaturas, entre las que son obligadas: Técnicas Culinarias, Seguridad e Higiene, Francés, Inglés, Marketing Gastronómico, Práctica de Cocina.

Es importante que los cursos sean teórico-prácticos y que los alumnos aprendan tanto la teoría que respalda el cocinar profesional como que también tengan la oportunidad de cocinar y elaborar platos con sus propias manos en cada clase.

Personal de una escuela de Gastronomía

Cada área de tu escuela de Gastronomía tendrá que contar con personal especializado. Por ejemplo, el área de limpieza necesitará limpiadoras muy eficientes y que conozcan las normas de higiene de un establecimiento gastronómico; el área admnistrativa contable tendrá que contar con personas con sólidos conocimientos en el área de las finanzas; mientras que cada docente deberá dominar su asignatura a la perfección.

Ventajas de tener escuela de Gastronomía

La ventaja de tener  una escuela de gastronomía, es que se podrá enseñar a los aspirantes a preparar platillos para demostrar que lo nutritivo no está peleado con el buen sabor. 

Otra ventaja es que se tiene una amplia diversidad de clientes que desean entrar a la escuela de gastronomia, desde los que quieren preparar sus propios alimentos para mantener un peso y figura adecuados, hasta los que se quieren profesionalizar para entrar al campo laboral a trabajar en este campo. 

Esta oportunidad de negocio también ofrece la ventaja de diseñar diferentes cursos enfocados a todo tipo de público. Desde jóvenes con necesidades básicas, de aprender a preparar una sopa, arroz, pasta o ensaladas, hasta quienes estén interesados en descubrir los secretos y técnicas  para elaborar postres sin azúcar para diabéticos, incluso ofertar talleres de cocina regional e internacional.

Consejos para iniciar escuela de Gastronomía

Es muy importante dominar los secretos gastronómicos además de hacerse cargo de la administración y que pueda también dar algunas clases. Esto no significa descuidar la calidad del servicio, así que es trascendente rodearse de profesionales calificados en esta materia.

Para empezar, es preferible contratar al menos dos chefs o especialistas en el arte de la cocina para impartir los cursos. Mientras que el empresario se desempeña en el puesto de director general para hacerse cargo directamente de la operación. Por otro lado, se necesita a una persona encargada de la limpieza de las instalaciones y un ayudante general que apoye en labores administrativas y aporte información  sobre los servicios que se ofrecen.

Problemas que se pueden presentar 

No es lo mismo ser un chef profesional que enseñar y formar a otros para que lo sean. Se requiere además de la formación en el campo, tener pedagogía. El alumno puede superar al maestro o todo lo contrario. No lograr el conocimiento ni la experticia requerida a pesar de los esfuerzos que se hagan para que lo consiga. 

El negocio de la Escuela de Gastronomía, es complejo se requiere tener un plan de estudio previo y que las personas que ingresan a la escuela tengan la garantía de que tendrán luego, la acreditación avalada por los organismos de educación del país y región en el que esté ubicada la escuela.

Casos de éxito 

Le Cordon Bleu Madrid es un programa que permite conocer las técnicas de la alta cocina, entender los procesos culinarios y aprender a relacionarse con los productos a través de los tres certificados que integran el diploma.

Los estudiantes tienen la posibilidad de matricularse en el Diploma de Cocina y cursar de forma sistemática los tres certificados o matricularse certificado a certificado en las convocatorias que se oferten. 

Cada semana se tienen tres días de clase, con una sesión de demostración (3 horas) y una sesión práctica (3 horas), programadas entre las 8:00h y las 21:30h. Obteniendo un certificado por cada uno de los niveles superados y el Diploma de Cocina para reunir  los tres certificados.